Por lo menos 20 sectores de Maturín iniciaron los 14 días de cuarentena radical sin servicio de agua. La presidenta de la hidrológica Aguas de Monagas informó el pasado jueves, 18 de marzo, que la planta del Bajo Guarapiche paralizaría sus funciones por turbidez del río. Un día después escribió en su cuenta de Twitter que la planta ya estaba operativa, sin embargo, las quejas de los ciudadanos por la falta de agua son constantes.

Maturín. La falta de agua en el municipio Maturín sigue siendo una de las principales quejas de los ciudadanos. El servicio suele ser casi inexistente en algunos sectores, sobre todo en la parte alta y el centro de la ciudad, zonas que dependen directamente del bombeo de la planta potabilizadora del Bajo Guarapiche.

La intermitencia del servicio ha obligado a los maturineses a buscar otras formas de abastecerse de agua. Bien sea comprando botellones, pagando camiones cisternas o caminando kilómetros hacia tomas de agua.

En el centro de Maturín las quejas son constantes y la desinformación está a la orden del día. En oportunidades desconocen que la planta fue paralizada o las razones por las que no se encuentra activa. El pasado jueves 18 de marzo, la presidenta de Aguas de Monagas, Darquis Barreto, informó a través de su cuenta en Twitter que la planta potabilizadora se paralizaría debido a la alta turbidez del río.

maturin

Al siguiente día, Barreto escribió en la red social que ya la planta se encontraba operativa, sin embargo, vecinos de sectores como Negro Primero, El Paraíso, La Floresta, La Manga, avenida Libertador y Juanico reportaron la ausencia del servicio.

Lee también
Julio Rodríguez Berrizbeitia: El diálogo es fundamental y supone que cada uno ceda en su posición

La carencia del recurso hídrico se extendió durante todo el fin de semana, y este lunes aumentó el descontento en la ciudadanía por tratarse del comienzo de los 14 días de cuarentena radical decretada por el gobierno de Nicolás Maduro. En su mayoría aseguran que deben salir de sus hogares para poder abastecerse del servicio.

No tenemos ni una gota de agua; para poder llenar los tambores tenemos que salir obligatoriamente. Nosotros cargamos agua en el CDI de Menca, que esta por aquí cerca. Mandan a uno a encerrarse, pero no le garantizan el agua, por lo más básico”, dice José Tirado, habitante de la parroquia Boquerón.

Son muchos los ciudadanos que deben salir de sus hogares en medio de la pandemia para cargar agua desde tomas cercanas, o que en caso de emergencia recurren a abastos para comprar botellones de agua potable o recargarlos. El precio de un botellón de agua es de alrededor de 1.200.000 bolívares, y recargarlo tiene un costo de 100.000 bolívares.

En cuanto al costo de los camiones cisternas, los vecinos de diferentes comunidades de Maturín sostienen que no cuentan con los recursos para semanalmente pagar camiones cisternas. Los precios varían entre 20 y 30 dólares (Bs. 36.940.000 y Bs. 55.410.000, para el momento de publicación de esta nota), dependiendo del tamaño del tanque.

Es imposible estar pagando hasta 30 dólares, que es lo que me cobran a mí por llenarme mi tanque de 1100 litros. No todos tenemos esa cantidad de dinero, porque nuestro sueldo no es en dólares. A veces que nuestros hijos nos ayudan, pero no se puede estar gastando el dinero así como así. En oportunidades recibimos apoyo de Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, pero eso es una vez por cuaresma”, detalla Gloria Montaño, habitante de la parroquia Altos de los Godos.

Con el comienzo de la semana de cuarentena radical, al menos 20 sectores del municipio Maturín reportaron que no tenían este servicio y cuestionaron la falta de información en relación con la ausencia de agua.

Lee también
Algunos habitantes de La Guaira buscan en el mar el agua que les falta en las tuberías

“75 % de sectores de Monagas sin servicio de agua permanente”
El partido Un Nuevo Tiempo publicó estadísticas recogidas en un monitoreo que han realizado los dirigentes de esta organización política, y señalan que la falta de agua afecta a 75 % de las comunidades en todo el estado Monagas.

Ángel Aristimuño, presidente del partido en la entidad, subrayó que esto representa un problema de salubridad por la pandemia de COVID-19, pues impide que los maturineses puedan cumplir con las medidas de prevención de este virus.

“75 % de los sectores de Monagas no cuenta con el servicio permanente de agua. Estamos frente a una realidad preocupante. En Maturín, a sectores como Alberto Ravell, La Muralla, Antonio José de Sucre y Boquerón no llega agua a ninguna hora, y lavarse las manos es esencial para prevenir la COVID-19. Entonces, ¿cómo el gobierno somete a la población a dos semanas de cuarentena sin agua?”, destacó.


Participa en la conversación