La cifra general de fallecidos por COVID-19 en el país es de 1532, según datos del gobierno de Maduro. Las muertes del sector salud representan más del 20 % de esa cifra.

Caracas. Médicos Unidos de Venezuela reportó entre el 19 y el 25 de marzo 24 fallecidos dentro del personal de salud con criterios de COVID-19 en Venezuela. En total, la cifra de decesos dentro del gremio es de 393, según el registro de la organización no gubernamental.

Entre los 24 fallecidos se cuentan 16 médicos cirujanos, un médico internista, cuatro enfermeros, un auxiliar de nutrición y dos odontólogos. La cifra general de fallecidos en el país es de 1532, según los datos que maneja el gobierno de Nicolás Maduro. Las muertes del sector salud representan 25 % de esa cifra. Sin embargo, para Médicos Unidos de Venezuela, el reporte oficial no refleja la totalidad de las muertes por COVID-19 en el país.

El pasado 9 de febrero, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reflejó en su boletín epidemiológico que Venezuela figura con una tasa de letalidad de trabajadores de la salud de 7,21 %, la más alta en 15 países de América.

Lee también
Con opacidad, largas colas y madrugonazo vacunan contra la COVID-19 en el hospital de Los Magallanes de Catia

La entidad más afectada tras la muerte de trabajadores de salud es Zulia, con 80 decesos. Le sigue el Distrito Capital, con 46; Carabobo, con 36 y Bolívar con 27 fallecidos. De igual manera, la especialidad que acumula mayor número de muertes es la de médico cirujano, seguido por las enfermeras.

Los reportes de MUV se basan en criterios clínicos, epidemiológicos, de radiodiagnóstico y de laboratorio al día, pero no necesariamente están incluidos en las cifras que ofrecen los voceros oficiales del gobierno de Nicolás Maduro.

La vacunación del personal de salud comenzó a mediados del mes de febrero con la llegada de 100.000 dosis de la vacuna Sputnik V, de las cuales no se sabe con exactitud cuántas fueron destinadas al gremio, el cual se estima que está integrado por unas 400.000 personas. A comienzos de marzo, Maduro aseguró que 70 % del personal de salud había sido inmunizado con la primera dosis de la vacuna, sin embargo, dirigentes sindicales del sector no consideran que ese porcentaje sea cierto.

Hasta el momento, al país solo han ingresado 700.000 dosis de vacunas; 200.000 de Sputnik V y 500.000 de Sinopham. Lo que alcanzaría para inmunizar a solo 350.000 personas.

La Academia Nacional de Medicina ha advertido de la importancia de vacunar a todo el sector, sobre todo a aquellos que se encuentran en primera línea de batalla contra la COVID-19.

“Debido al tipo de exposición al virus (cantidad, calidad y tiempo) este grupo presenta un alto riesgo de sufrir complicaciones graves. La enfermedad y muerte del personal de salud limita aún más la capacidad de respuesta que posee el sistema asistencial de salud nacional”, expresaron en su boletín del 17 de marzo.

Hospitales en crisis

El estado de los hospitales, la falta de medicamentos e insumos para laborar y los bajos salarios complican aún más la situación del personal de salud en Venezuela. De hecho, el país ocupa el puesto 180, entre un total de 195 países, en el índice de Seguridad Sanitaria Global de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

Lee también
“Si no tienes carnet de la patria no tienes vida”, denunció adulto mayor que no fue vacunado en Carabobo

La ONG Monitor Salud informó que desde hace más de cinco días están advirtiendo las fallas de oxígeno en el Hospital Simón Bolívar, en Los Valles del Tuy y, en efecto, dejó de funcionar el pasado 24 de marzo porque, presuntamente, se congeló. Alertaron que en ese centro de salud hay un aproximado de 110 pacientes con COVID-19.

Mauro Zambrano, vocero de la organización, denunció que en los hospitales del país sigue el déficit de 50 % de tapabocas, solo dan un par de guantes para la guardia y la vacunación va “a paso de morrocoy”.

Igualmente, alertaron la falta de equipos de protección personal en la Maternidad Concepción Palacios, donde fallecieron las trabajadoras María Rodríguez y Tibisay Ramírez.


Participa en la conversación