El problema presupuestario en esa casa de estudios es grave, ya que hay escuelas que no tienen ni para comprar un bombillo. El déficit de profesores supera los mil docentes en toda la universidad

Caracas. «95 % de la UCV está paralizada y no es por un asunto salarial», aseguró el vicepresidente de Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv), Tulio Olmos, quien además comentó que no hay insumos para transporte, ni para el comedor, no hay dinero para comprar bombillos, no hay reactivos para hacer pruebas en los laboratorios, tampoco transporte para las prácticas de campo, faltan repuestos y no hay dinero para trabajos de investigación.

Según Olmos todas las escuelas de la UCV operan con 800 bolívares mensuales. Destacó que ninguna de ellas, por más pequeña que sea, puede sobrevivir con tan poco dinero. «La escuela de Letras, tiene en su matrícula menos de 400 alumnos, es la más pequeña. Si se quema un bombillo, se quedó quemado. Ni hablar de los equipos de computación» dijo, al tiempo que recordó que las becas estudiantiles están en Bs. 2.000.

Conflicto declarado

La Universidad Central de Venezuela (UCV) tenía planteado iniciar sus actividades académicas el 15 de septiembre en algunas facultades y en otras, los primeros días del mes octubre. Pero el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv), Víctor Márquez, argumentó que los profesores decidieron parar porque no había condiciones para dar las clases.

En principio esta decisión la tomaron en 4 de las 11 facultades de la UCV, pero pasó el tiempo y cada decano elaboró un informe para evaluar las condiciones propias, y concluyeron que tampoco estaban dadas las condiciones para el reinicio de las actividades académicas en toda la universidad. Especificaron los problemas económicos en cada una de ellas, detalló.

Lee también
En Sucre más de 20.000 docentes no se incorporarán a las aulas

En la escuela de Bioanálisis, según dijo Márquez, se dañaron los baños de maría y el presupuesto no alcanzó para repararlos y muchos menos para comprar uno nuevo. Igualmente, mencionó la problemática dentro del comedor que está cerrado hace cuatro meses. «Ahí comían tres mil personas en el almuerzo, pero ellos –el Estado- nos dan un presupuesto en el que el costo para darle comida a una persona está en Bs. 200. Sale en ese precio si compras en Mercal y la UCV no compra ahí. El que calculamos nosotros está en Bs. 800. El dinero que nos dieron para seis meses se acaba en dos», sentenció.

Cuento de nunca acabar

Los estudiantes de la UCV manejan la cifra de que el déficit de profesores supera los 1.000 docentes a los que tendrían que incorporarles 1.100 profesores más, ya que en toda la universidad hay aproximadamente 3.200 activos, pero en realidad son 6.500 de los cuales la mitad están jubilados.

Sobre el particular el profesor Olmos, dijo que nada más desde el 2009 al 2014 se fueron de la UCV 1.200 profesores, y dio como ejemplo la escuela de Idiomas Modernos de la Facultad de Humanidades, que solo en el mes de julio renunciaron 15 profesores y esperan la renuncia de nueve más. «Esa escuela funciona con aproximadamente 40 profesores, eso quiere decir que más del 25% se fue en un mes», indicó.

También informó que el programa Samuel Robinson, que le brinda la oportunidad a los bachilleres (que no queden asignados por la OPSU ni por prueba interna) de nivelarse y optar a un cupo en la UCV, este semestre no está operativo ya que renunciaron todos los profesores de Lenguaje.

Lee también
Trabajadores de Supra dicen que buscan comida en la basura porque el sueldo no les alcanza ni para llenar una olla

Sin respuestas

El profesor Víctor Márquez señaló que si el Gobierno no tiene interés en el funcionamiento de la institución puede permanecer cerrada durante mucho tiempo. «Si ellos –el Gobierno- juega al cierre, nosotros tenemos que jugar a la reapertura. Solo que sería para formar más como ciudadanos que como profesionales», aseveró, y dijo que la formación académica pasaría a un segundo plano, ya que no los insumos para educar no existen.

«En la medida que no nos asignen los recursos no hay manera de profesionalizar», sentenció. Márquez aseguró que los profesores «no han decretado un paro, ni las asambleas lo han aprobado, por ahora la UCV no está paralizada, solo tiene un cierre técnico y el responsable es el Gobierno».

Mientras que Olmos, dijo que no se le ve la disposición al Gobierno de negociar, ya que hasta el momento no han obtenido respuesta de parte del Ministro de Educación Universitaria, Manuel Fernández, ni para las autoridades ni para el gremio.

Fotos: Cristian Hernández


Participa en la conversación