Esposa de Matías Salazar Moure denuncia que fiscalía la sacó de su casa bajo engaño

esposa de Matías Salazar

En una serie de videos que circulan en las redes sociales, Ana María de Salazar niega haber sido víctima de rapto por parte de su esposo y asegura que la fiscalía del Ministerio Público actuó bajo engaño. Solicitará que el caso sea llevado a una fiscalía con competencia nacional.

Maracay. El 7 de febrero, una comisión de funcionarios de la Dirección de Investigaciones de la Policía Municipal de Girardot y de la fiscalía 25 del Ministerio Público del estado Aragua, llevó a cabo el rescate de Ana María de Salazar, esposa de Matías Salazar Moure, señalado e imputado por los delitos de violencia psicológica, amenaza, violencia sexual y esclavitud sexual, previstos en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, luego de que una de sus víctimas lo denunciara por mantenerla encerrada, agredida y violada durante más de 30 años.

El escape de Morella, el 24 de enero, permitió descubrir que otras dos mujeres estaban en las mismas condiciones. Una de ellas, Ana María, de 54 años de edad, esposa de Salazar Moure.

Ese viernes, a Ana María la llevaron al servicio de medicina forense del Cicpc para una revisión médico forense, a solicitud de la Fiscalía 25 del Ministerio Público. Tres días después, a través de videos grabados en la residencia ubicada en el sector Las Mayas, en el Limón, donde vive desde hace 32 años con la madre de Matías, Ana María desmiente que haya sido víctima de un secuestro.

Quiero decir que fui prácticamente sacada por la Fiscalía bajo engaño y en contra de mi voluntad. Le dije a la fiscal que eso no era cierto, que no había sido agredida por mi esposo ni drogada, que tenía libre acceso a la casa, que tengo llaves, saludo a los vecinos y hago mis obligaciones, dice Ana María en un tercer y más reciente video que circula desde el fin de semana.

La esposa de Matías Salazar Moure, quien siempre se muestra con los brazos o manos cruzadas y con voz temblorosa, insiste en señalar que los funcionarios del Ministerio Público se la llevaron de su casa bajo engaño. Aduce que la fiscal 25, junto con la psicóloga, le decía que no estaba bien, que sus gestos no eran normales.

Pero la fiscal me dice que yo me había comprometido a decir que era infeliz. Yo Soy feliz con mi esposo, no tengo ningún problema, tengo una vida normal con él y con su familia. Quiero que se haga justicia, porque yo voy a decir esto, porque este procedimiento que se hizo no es conveniente y quiero que se desmienta esto que hemos pasado, tan bochornoso.

Ana María, quien ya ha salido en otros dos videos grabados desde la casa donde vive desde que tenía 18 años de edad, asegura que nunca ha estado amordazada, drogada o raptada. Reitera que si quisiera, puede entrar y salir de la casa.

«Yo tengo las llaves de la casa», dice, «y yo puedo salir de la casa si yo quiero. Lo que pasa es que no soy de las personas que salen a la calle. Yo soy así, me gusta estar en casa pendiente de mis obligaciones de todos los días».

Ante lo que considera un engaño, Ana María anuncia que tanto ella como la familia de su esposo solicitarán que el caso sea llevado por una fiscalía nacional para que de una vez, “se derrumbe todo eso que se ha levantado en contra de mi esposo y de esta familia”.

La esposa de Salazar Moure aduce que han sido acorralados con falsas versiones y rumores.

«Somos una familia unida en Dios primero», aclara, «y siempre hablamos de su palabra y más en estos momentos. Aquí nos conocen como una familia respetada y que tenemos principios, una familia cristiana y que escucha la palabra de Dios».


Participa en la conversación