Universitarios simpatizantes del Gobierno manifestaron su apoyo a las decisiones del TSJ y calificaron de presuntos terroristas a los jóvenes opositores privados de libertad.

Oliver Lugo/@Oliver_Futve

Caracas. “La juventud chavista está de acuerdo con la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), no podemos permitir que un grupito de personas que dicen ser la mayoría de del estudiantado, atente contra personas y contra la vía publica, sin contar que 43 personas perdieron la vida en esos hechos” enfatizó Carlos Molina, de 26 años, estudiante de Ingeniería en Telecomunicaciones de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (UNEFA).

El estudiante aseveró que la ley de amnistía es una ‘ley de olvido’. “Esos parlamentarios quieren que el pueblo venezolano no recuerde los sucesos de 2014, donde trancaron calles, incendiaron vías públicas, colocaron guayas de alambres para asesinar, eso el pueblo chavista no lo olvida y no lo olvidaremos. No son estudiantes sino terroristas”, afirmó.

Molina aseguró haberse reunido en el año 2014 con varios compañeros opositores, pero destacó que sus exigencias eran salir a la calle. “La mayoría de mis compañeros de clases, no querían hablar, no querían debatir, estaban enfocados en realizar protestas violentas como lo hicieron en la fiscalía y ese no es el camino», añadió.

Kelvin Vargas, de 28 años, estudia Gestión Ambiental en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), comentó que la Ley de Amnistía no favorece para nada a los estudiantes del país. «Para mí un estudiante es el que día a día va a la universidad a aprender y a nutrirse de conocimientos, una persona que comete delitos como quemar autobuses o destruir vías públicas no puede llamarse estudiante, son delicuentes y criminales y por ende debe hacerse justicia y pagar por los delitos que cometieron».

Lee también
Lo más reciente del 28 de julio de 2020

Por su parte, Yoel Castillo, de 23 años, estudiante de Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR), señaló que la Ley de Amnistía es una norma legal que va en contra de las demás leyes. “Los voceros de la oposición la hacen llamar ‘ley de reconciliación’, cuando es una ley complaciente con la impunidad, además que comprende delitos a futuro, son delitos graves y punibles lo que ampara esa ley”, afirmó.

Castillo mencionó que en caso de existir estudiantes privados de libertad o con procesos legales abiertos, quien debe encargarse de evaluar esos casos es el Poder Judicial “Yo dudo que existan estudiantes presos injustamente, pero en dado caso quien debe encargarse de evaluar esos casos es el poder judicial. Pienso que quien incendia guarderías o comete actos terroristas no debería llamarse estudiante”, concluyó.

Solidaridad académica

Verónica Prieto, de 24 años, estudiante de Biología de la Universidad Simón Bolívar (USB) y simpatizante del Gobierno, manifestó que el tema de los estudiantes detenidos no ha sido fácil. “Mi mejor amiga y varios compañeros de clases participaron en las manifestaciones promovidas por Leopoldo López, pero a mi juicio no todos los jóvenes son culpables de las decisiones de un dirigente político, aseguró.

Según la joven, tanto Gobierno como oposición deben llegar a un acuerdo que beneficie a todos los estudiantes. “Realmente me preocupan mis compañeros que en estos momentos tienen medidas cautelares y más aún en estos tiempo donde el dialogo parece haberse perdido de ambos bando, pero pienso que la Ley de Amnistía no es la solución a este problema”.

Prieto señaló que la Ley de Amnistía no favorece a la mayoría de los venezolanos “El problema con esta ley, es que muchas personas que realmente son culpables de sus delitos, están quedando libres, por ejemplo en el caso de Leopoldo López, responsable directo de las manifestaciones de 2014. En lo personal el tema de los estudiantes detenidos o con procesos legales debe tomarse aparte, en una comisión que no tenga nada que ver con esta ley”, finalizó

Lee también
Lo más reciente del 25 de julio de 2020

Participa en la conversación