Falta de gasolina eleva el pescado a precio de «lomito» en Margarita

pescado

La sardina es el pescado más barato y se vende hasta dos kilos por un dólar mientras que otras especies como pargo y mero superan los 6 dólares, por encima del 5,25 que, se cotizan cortes como el lomito y la punta trasera.

Porlamar. La falta de gasolina como consecuencia de las limitaciones que ha impuesto el gobierno nacional a los pescadores artesanales a través de Pdvsa, ha impactado en los precios del pescado.

El tener que recurrir a la gasolina a precios internacionales, ha obligado a los trabajadores del mar a incrementar sus precios, lo que coloca algunas especies a costos similares a los de la carne de primera.

Las especies más accesibles para los días de asueto religioso son la cabaña 2,5 dólares; la raya a 2; La palometa y dorado a 3 y el filete de merluza a 4 dólares.

Sin embargo, otras especies como pargo y mero superan los 6 dólares, por encima del 5,25 que, en la víspera de Semana Santa, se cotizan cortes como el lomito y la punta trasera.

pescado
Vendores advierten que este año no se venderá mucho el pesacado salao. Foto: Dexcy Guédez.

Raimundo Brito, vendedor en el Mercado Municipal del Pescado, en Porlamar, indicó que las especies que utilizan para salar como cabaña, la lisa, la raya, bagre y chucho, se ubican entre 3 y 4 dólares por kilo.

Este año el pescao salao no va a salir mucho, porque no hay buena producción por falta de gasolina. Mucha gente de afuera se va a quedar con las ganas de llevárselo a tierra firme», dijo Ana Ávila, en uno de los puestos de ese mercado municipal.

Otras especies como la catalana y el corocoro se ubican en 3,5 dólares por kilo, mientras que la sardina puede conseguirse hasta dos kilos por un dólar, aunque si es fileteada sube a un dólar y medio el kilo.

Moluscos y mariscos a precio de oro
Los precios de los moluscos y los mariscos alcanzan precios exagerados tanto en el mercado popular como en las pescaderías de la isla.

Entre las especies que están disponibles en esos sitios están el caracol a 4,5 dólares el kilo, las vieiras a 7,5, el camarón jumbo y el pequeño a 9 dólares.

Los camarones surtidos cuestan 2,5 dólares el kilo y los langostinos no bajan de 13,5 dólares.
El pulpo se cotiza en 10 dólares el kilo, el calamar en 9, la madre perla en 4 y las especies surtidas a 2,5 el kilo.

Los neoespartanos se sienten ajenos a esas especies extraídas de las aguas margariteñas, toda vez que los precios no les permite tener acceso a las mismas.

«Es un sueño para mí poder preparar una paella de mariscos esta Semana Santa. Los trabajadores públicos si acaso podemos comer sardina o cuando más corocoro para freír», dijo Yudith Valderrama.

Pablo Fernández calcula que para preparar una paella de mariscos para su familia de seis integrantes, requiere una inversión de al menos 75 dólares.

«Es posible que hagamos una ‘vaca’ entre todos para comprar los ingredientes y prepararla», apuntó.

Adriana Figueroa prefiere comer pastel de chucho y a eso se aprestaba en el mercado municipal comprando algunos ingredientes.

«Con la quincena que debo cobrar adelantada entre martes o miércoles puedo comprar lo que falta para preparar mi pastel de chucho para el almuerzo del jueves o viernes», indicó.


Participa en la conversación