El ente rector del balompié mundial envió una comunicación al despacho de Laureano González, donde exige «transparencia» y un proceso «autónomo».

Caracas. Tras la muerte del presidente Jesús Berardinelli, la FIFA quedó encargada de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) a través de una Comisión Normalizadora presidida por Laureano González, pero, paradójicamente, la propia FIFA no parece estar muy a gusto con la gestión del exfederativo en cuanto a la organización del proceso electoral de este año.

Al menos eso es lo que se infiere de la comunicación que envió esta semana el ente rector del balompié mundial al despacho de Sabana Grande, donde exige que no haya injerencia de «terceros» en la organización de las elecciones, que arrancó el 13 de enero de este año.

La FIFA recordó en el escrito que «las federaciones miembro están obligadas a administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia indebida por parte de terceros en sus asuntos internos».

Además, la comunicación advierte que en caso de incumplimiento de esta obligación «el asunto sería referido a las instancias competentes de la FIFA para su consideración y posible sanción, de ser el caso».

«La violación de la obligación antes mencionada también podría conllevar a sanciones, incluso si la injerencia de un tercero no pudiera imputarse a la federación miembro», resaltó el escrito.

FIFA también reiteró que «ningún miembro de la Comisión Normalizadora puede presentarse a los comicios». El comunicado fue firmado por el director regional de Federaciones Miembro, Véron Mosengo-Omba.

Nada nuevo

Las desavenencias, posibles injerencias políticas y presuntas irregularidades en procesos electorales de la FVF no son nada nuevo. De hecho, en las votaciones pasadas, la elección de González fue ampliamente cuestionada por tener en su plancha al para entonces presidente del IND y exministro del Deporte, Pedro Infante.

En 2017, Richard Páez y sus asesores denunciaron múltiples violaciones a la Ley del Deporte y también faltas en diferentes etapas del proceso, lo que llevó al ex seleccionador nacional a retirar su candidatura por considerar que la elección no era limpia.

El comunicador y exfutbolista Tony Carrasco mantuvo su candidatura en ese entonces, pero también denunció diversas violaciones a los estatutos de la FVF, que documentó en su libro Mi camino a la Presidencia. Tanto Páez como Carrasco mantienen sus aspiraciones de sentarse en la silla de Sabana Grande, pero ambos se abstienen de participar bajo las condiciones que promueve la Comisión Normalizadora.

«¿Elecciones o fraude?», se preguntó el mes pasado Carrasco al referirse a la nueva convocatoria de elecciones. «A las puertas del nuevo proceso, el panorama no resulta claro y menos alentador. Las irregularidades, ilegalidades y vacíos enlodan el inicio de las elecciones de las asociaciones regionales adscritas a la FVF», explicó el exportero.

Páez también se ha referido frecuentemente a las nuevas elecciones a través de su cuenta Twitter. «Ya aparecieron las candidaturas a la FVF y sus respectivas campañas repartidoras de balones y promesas de proyectos ilusorios por los estados del país. Deben estar de acuerdo en formar parte del circo electoral, sin exigir un padrón electoral transparente, justo y democrático», escribió Páez el 1° de febrero.

«No a la injerencia política. Este mensaje es para los dirigentes federativos, de asociaciones y de los equipos profesionales. Deben repetirlo, aprenderlo y cumplirlo. El fútbol venezolano debe ser una reserva moral del país y sus integrantes», expresó un día después el director técnico, como anticipando la advertencia que FIFA lanzó a la FVF y a su propia Comisión Normalizadora.

Lea también:

FVF deberá realizar nuevas elecciones tras fallecimiento de Berardinelli


Participa en la conversación