Gestión de Willy Casanova se despidió y dejó a Maracaibo inundada de basura

Willy Casanova

A pocas horas de finalizados los comicios del 21-N, la gestión encabezada por el ahora exalcalde de Maracaibo, Willy Casanova, suspendió sin motivo aparente la recolección de basura en la ciudad, ocasionando un caos. En las principales avenidas y corredores viales de la capital zuliana, se observan montañas de desechos hasta de dos metros de alto. El nuevo alcalde de Maracaibo, Rafael Ramírez, inició un plan de emergencia para levantar más de 20 mil toneladas de basura de la ciudad.

Maracaibo. Desde el pasado lunes 22 de noviembre, a solo horas de finalizado los comicios del 21-N, la ciudad de Maracaibo quedó totalmente desasistida por el Instituto Municipal de Aseo Urbano. El ahora exalcalde de la ciudad, Willy Casanova, paralizó sin motivo aparente, la recolección de desechos provocando que la capital zuliana se desbordara en basura.

Según las organizaciones ambientalistas, Maracaibo tiene aproximadamente 20 mil toneladas de basura acumuladas en plazas, avenidas principales, corredores viales y barrios. La ciudad genera 3865 toneladas de basura al día, lo que corresponde al 10% de lo que produce el país que se calcula en 30 mil toneladas diarias.

A Willy Casanova se le olvidó lo que supuestamente quería a Maracaibo porque mira como nos dejó», dijo Leonardo Urdaneta, vecino de la circunvalación dos, mientras señalaba dos contenedores malolientes repletos de basura.

Las organizaciones La Papelera Tiene Hambre, El Zulia Recicla y Ciclovías Maracaibo, indicaron que la recolección de desechos sólidos se paralizó desde los pasados comicios electorales. Por lo que levantaron una alerta sobre la quema de basura en algunos sectores de la ciudad para mitigar el olor del material descompuesto y el volumen del mismo, que alcanza hasta dos metros de alto.

«No solventar esta situación es un problema que afecta directamente el ambiente. Exigimos un entorno sano y seguro para todos. Esto ocasiona afectación del ecosistema y la biodiversidad del suelo, pérdida de la permeabilidad del suelo, contaminación de los cuerpos de agua y afecciones de las vías respiratorias por la quema de desechos sobre todo a la población más vulnerable como personas de la tercera edad y niños», reza un comunicado conjunto de las referidas organizaciones.

Muebles, neveras, ropa, animales muertos y hasta partes de vehículos son parte de los desechos que se mantienen en vertederos improvisados en la ciudad.

Esto afecta no solo a los comerciantes, porque desde que tengo esa montaña de basura ahí nadie viene a comer en mi local, sino a todos. Hay gente que no solo revuelve la basura haciendo el desastre más grande, sino que si te ven mal parado te atracan, y cuando ya no hay más nada le prenden fuego, esto no puede seguir pasando», dijo Dora Vera, comerciante del sector Amparo.

Maracaibo sin moscas

El nuevo alcalde de Maracaibo, Rafael Ramírez, puso en marcha durante el pasado fin de semana un plan de emergencia para resolver la acumulación de basura, incluso reveló que tiene un plan a largo plazo para convertir los desechos sólidos en ganancias.

Queremos que la basura de Maracaibo se vuelva una inversión, un proyecto de reciclaje, un proyecto a largo plazo que permita no solo que la ciudad consiga ingresos, sino que cada uno de los individuos de esta ciudad también los tenga, dijo Ramírez.

El reto es grande. Con la ayuda de 300 recolectores manuales, 80 camiones y maquinaria pesada como compactadoras, volteos y minimatics, comenzó el plan «Maracaibo sin moscas». La nueva gestión de la alcaldía, que solo tiene tres días al mando, debe recolectar a diario 3800 toneladas, para que el servicio sea eficiente y limpiar la ciudad.

Nos dejaron una ciudad inundada de basura, pero nuestra posición está enfocada en brindar soluciones», dijo Ramírez mientras supervisaba la recolección en el centro de Maracaibo.

Sin embargo, aseguró que son más los aliados que tiene para mejorar las condiciones ambientales de la ciudad. «Tenemos flota propia y un personal motivado, porque no solo pensamos en la recolección, también establecimos alianzas».

Después de seis años, la alcaldía de Maracaibo espera informar en los próximos días sobre un cronograma de recolección de desechos, para que las comunidades sepan cuándo pasará el camión recolector y encaminar la ciudad hacia lo que han denominado como «la basura educada».

«Sabemos que podemos trabajar en lograr la conciencia en cada una de las comunidades, pero eso solo se logra cuando nuestra gente sepa cómo será el proceso de recolección. También pedimos la colaboración, que no se saque de bolsita en bolsita, sino en una bolsa negra que tenga más capacidad, para así evitar que la rieguen, que haya conciencia colectiva. A todos nos gustaría ver nuestra ciudad limpia, necesitamos que nos ayuden para que esa recolección sea mucho menos complicada de lo que hoy es», Sostuvo Ramírez.


Participa en la conversación