Para coronar un rosario de fallas, la delincuencia arremetió a principios de semana contra el sistema que envía agua a varias comunidades de la ciudad de El Tigre. El alcalde Ernesto Raydan aseguró que vándalos desvalijaron el sistema eléctrico de los pozos 2 y 6 del Campo San Remo, con lo cual más de 8000 familias resultaron afectadas. Hidrocaribe y la alcaldía elaboraron un plan de distribución para atender la contingencia.

Barcelona. “Estamos cómo si nos hubiesen caído todas las plagas de Egipto al mismo tiempo”. Así afirman sentirse los habitantes del municipio Simón Rodríguez (El Tigre), debido a las fallas en los servicios públicos, el aumento en el precio de los alimentos y la escasez de gasolina.

La última calamidad que enfrentan quienes residen en El Tigre es el desvalijamiento, a principios de semana, de todos los equipos para el bombeo de agua en los pozos 2 y 6 del Campo San Remo, de los cuales se surten más de 8000 familias en el sur de la ciudad.

Aixa Ramos habita en una de las comunidades ubicadas en el sector Pueblo Nuevo Sur y subraya que en estos momentos el agua es vital para prevenir la COVID-19 (que en la entidad ha dejado hasta la noche de este jueves 25 de septiembre 1317 casos positivos y 17 decesos): “Es impensable que entre nosotros mismos nos estemos castigando”.

No conforme con que teníamos problemas, ahora se suma esto, y sabrá Dios cuándo van a reponer todo lo que se robaron”, lamentó Ramos.

El alcalde de la municipalidad, Ernesto Raydan, calificó el hecho de acto delictivo, e indicó que los facinerosos se llevaron el tablero de control, parte del cableado eléctrico, el sistema de aterramiento, además de bajar los transformadores para sacarles el cobre.

Exigimos a todas las autoridades competentes que realicen una investigación sobre todo a las empresas chatarreras que funcionan en el municipio. Quienes perpetraron este hecho no tomaron en cuenta que le propinaron un duro golpe al municipio solo para obedecer a sus intereses oscuros. Calculamos que los daños superan los dos millardos de bolívares”, señaló.

Para solventar la situación, Raydan sostuvo que junto con la empresa Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) establecieron un plan para llevar agua a los sectores afectados, además de solicitar a la Gobernación de Anzoátegui el apoyo con camiones cisternas.

Lee también
Familiares denuncian violación del debido proceso y DD. HH. a privados de libertad en Anzoátegui

La hidrológica sostuvo que de lunes a jueves se enviará agua a los sectores que ellos denominan Zona Sur, y de viernes a domingo a la llamada Zona Guanipa.

Gas y luz en crisis

Además de la crisis en el servicio de agua, residentes de Guanipa sostienen que los cortes de luz sufridos en los últimos meses ahora ocurren a diario, al punto de que algunos sectores llegan a pasar hasta 72 horas sin el servicio.

Trabajadores de la estatal eléctrica Corpoelec argumentan que no tienen equipos, vehículos y mucho menos personal para atender las múltiples fallas que suceden en el municipio.

Mira, con esto de la pandemia ahora todo mi trabajo se mudó a mi casa y doy gracias a Dios que mis jefes han sido comprensivos y hasta me facilitaron una miniplanta para poder mantener los equipos encendidos y así poder agilizar los pagos del personal y proveedores de la compañía para la que trabajo”, refirió Zenobia Rodríguez, que trabaja para una empresa de alimentos.

En lo que respecta al rubro de los alimentos, los tigrenses rechazaron el incremento excesivo que han registrado los mismos en las últimas semanas. Aseguran que el costo de los productos de la cesta básica ha aumentado hasta 25 %, y no conforme con ello algunas tiendas y supermercados publican precios en dólares que modifican semanalmente.

Y en medio de las quejas por el colapso de los servicios Oscar Flores, quien regenta varios condominios en la ciudad de El Tigre, contó al equipo de Crónica.Uno que recibió una noticia nada agradable por parte de las empresas privadas distribuidoras de gas doméstico, Tigasco y Gas Comunal: la paralización en la distribución del servicio.

Las empresas Tigasco y Gas Comunal informaron que no cuentan con el suficiente combustible para atender la demanda, por lo que no aseguran la distribución del gas a las comunidades. Nos indicaron que según las autoridades de la ODDI han diseñado planes para evitar el bachaqueo de bombonas y para que los puedan surtir de gasoil y así poder reanudar la distribución del gas”, dijo.

Y para cerrar la semana, autoridades informaron que, desde el pasado jueves, el vertedero municipal está colapsado y no van a recoger basura en los sectores debido a que no hay dónde hacer la deposición de desechos.

Lee también
Reportan otros 476 casos de COVID-19 y cuatro fallecidos en las últimas horas

Participa en la conversación