Los usuarios de la estación de servicio San Remo aseguran que desde el pasado 2 de enero no les han abastecido de combustible sus vehículos, pese a que se recibió una carga de 13.500 litros de gasolina y 22.000 litros de gasoil. Mientras, los conductores están comprando gasolina bachaqueda desde uno, 1,5 y hasta tres dólares.

Cumaná. “Llenar el tanque de gasolina del carro sigue siendo un martirio”, ese fue el lamento de uno de los conductores que esperaba por abastecimiento de combustible en Cariaco, capital del municipio Ribero del estado Sucre, luego de que terminara la cuarentena radical y comenzara el pasado lunes 11 de enero el período de flexibilización del cronograma 7+7 que promueve el gobierno de Nicolás Maduro.

Al interior del territorio sucrense los conductores siguen denunciando irregularidades en el suministro de gasolina en las diferentes estaciones de servicio. Desde Araya, Cumaná, Cumanacoa, Casanay, Carúpano hasta Güiria, son recurrentes las largas colas y “las amanecidas, que se extienden por más de tres días, para lograr un número o un cupo para poder poner, al menos, 20 litros de gasolina”.

En Cariaco denunciaron que desde el pasado 2 de enero no reciben abastecimiento de combustible, pese a que ese día, según habitantes de la zona, llegó a la estación San Remo una gandola con 13.500 litros de gasolina y 23.000 litros de gasoil.

Aseguró un vecino del lugar, que prefirió mantenerse en anonimato por temor a represalias en su contra, que desde el 2 de enero no despachan gasolina porque las autoridades municipales argumentaron que estaban de cuarentena “y ese fin de semana no trabajaron, dejando rezagados a los vehículos con terminales de placas 7 y 8”.

El lunes 4 de enero, tanto el administrador de la bomba San Remo, Julio Monasterio Yin, como los representantes de la alcaldía continuaron con la negativa de surtir gasolina. 

Esta situación caldeó los ánimos de los conductores que, indicaron, presenciaron en horas de la noche el abastecimiento “caleta” de gasolina a carros y camionetas de allegados a la autoridades civiles del municipio, lo cual desencadenó la toma de la estación el martes 5 de enero por parte de los conductores y usuarios, quienes además cerraron la vía nacional a la altura del puente de Cariaco.

Residentes toman el control

Participantes en el acto que omitieron su nombre, revelaron que al tomar la estación San Remo el pasado 5 de enero un grupo de conductores anotó la lectura de los contadores de los dos surtidores de la referida bomba y al verificar este lunes 11 constataron que fueron sustraídos 3166 litros de gasolina de los 13.500 litros que recibió esta estación.

Cariaco
Conductores protestaron este lunes por el desabastecimiento de combustible. Foto: Cortesía

El grupo de usuarios de la estación de servicio San Remo advirtió que a la Alcaldía de Ribero, a cargo de Yaritza Ramírez, “le están dejando 4000 litros de gasolina”.  “Y es una práctica que se repite con las estaciones de las localidades de Saucedo, Muelle de Cariaco y Campiarito; son 16.000 litros de gasolina que le quedan a la alcaldesa para su libre distribución”, indicaron.

Conductores se preguntaron: ¿Qué hace la alcaldía con tanta gasolina? Muchos testimoniaron que solo logran llenar el tanque de sus vehículos los allegados a la alcaldesa, quienes llegan con orden de suministro firmada. Otros dieron fe de que han visto morir a algunos pacientes al no poder ser trasladados en la ambulancia de los bomberos por falta de gasolina: “El suministro de gasolina en Cariaco es un caos”.

Los habitantes de Cariaco han tenido que limitarse en su movilización por falta de combustible hasta para el transporte público y el sector de motorizados. “Si no tienes gasolina no puedes salir, o aprovechas una cola o te quedas en tu casa, no queda de otra”, aseguró uno de los afectados.

Quienes no logran surtir sus vehículos tienen que comprar la gasolina bachaqueda: “Aquí en Cariaco están vendiendo la gasolina desde uno, 1,5 y hasta tres dólares el litro, y nadie dice nada”.

Iniciada la semana de flexibilización este lunes 11 y la retoma del cronograma de abastecimiento de gasolina con terminales de placa, que comienza con los vehículos que terminen en 7 y 8, los pobladores de Cariaco denunciaron que tampoco les abastecieron sus vehículos al volcarse en la Troncal 9 una gandola con combustible a tan solo 200 metros  de la estación San Remo.

Tras realizarse una asamblea en medio de la protesta de este lunes 11, se acordó que para este martes se surtiría a los vehículos rezagados con terminales de placas 7-8 y 9-0. En la negociación con las autoridades militares se solicitó que se atendiera un mínimo de 80 carros y no 50 como venían haciendo, e incluir además el transporte público y motorizados.

Lee también
Banco de peces sorprendió a pescadores de Punta de Araya en el estado Sucre

Participa en la conversación