Herido de bala en Altamira: La GNB no tenía intención de disolver la protesta al dispararnos

El estudiante de 28 años recibió un tiro en el pie y fue operado tras presentar fractura. Dijo que cuando efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana accionaron sus armas de fuego no estaban lanzando lacrimógenas ni hacían uso de la ballena.

Caracas. “Sentí un golpe muy duro en el pie, durísimo, como si me hubiesen pegado con una lacrimógena. Pensé que era un perdigón, nunca me imaginé que me habían dado un tiro”.

El estudiante de los últimos semestres de Sociología en la Universidad Central de Venezuela (UCV) —quien por seguridad pidió no revelar su nombre— recibió un impacto de bala mientras se encontraba en la manifestación opositora a la altura del distribuidor Altamira, este lunes 19 de junio.

Llegó tarde a la marcha, que ya era reprimida por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Cuando arribó a Chacao vio que había mucha gente por la parte de atrás del Centro Comercial Sambil tratando de resguardarse de las lacrimógenas y perdigones, también de la ballena.

La marcha del pasado lunes, la GNB reprimió a los manifestantes que pretendían llegar al CNE

Llegaron muchísimos guardias en moto, aproximadamente 50, y dispararon. Cuando vi que tenía un hueco en el zapato comencé a alejarme dándoles la espalda. Al llegar a una esquinita me desplomé y ya todos me estaban pasando por encima, ahí me di cuenta de que estaban huyendo de las balas, contó el joven de 28 años, desde la cama de un centro asistencial.

En una moto lo llevaron hasta la plaza Francia, en Altamira, donde lo socorrió una paramédico de la Cruz Roja y le dijo que era una herida por perdigonazo. Lo limpió, vendó y le dijo que se fuera a su casa, y que si se hinchaba su pie acudiera a un hospital. Estaba sangrando profusamente.

Lee también
Padre de Fabián Urbina: Mi hijo fue vilmente asesinado por un GNB que por cobardía le disparó

Inocente de que había sido abaleado, llamó a su novia para avisarle que estaba herido. Le pidió que le diera la noticia a sus padres y avisó a dónde acudiría.

“La Policía Nacional Bolivariana llegó lanzando lacrimógenas en la plaza y los paramédicos de la Cruz Roja tuvieron que irse. Yo no podía caminar y un poco más adelante le pedí a un mototaxista que me llevara hasta Salud Chacao”, explicó.

Al llegar al ambulatorio —donde atendieron a cuatro heridos de bala de acuerdo con el balance del alcalde de la entidad, Ramón Muchacho— le indicaron que la herida era por una bala. Lo estabilizaron, le colocaron una férula y de inmediato fue llevado a una clínica.

Era optimista hasta que me hirieron. No había intensión de disuadir, de dispersar la protesta disparándonos. Fue intencional para causar miedo en el resto de los jóvenes. La GNB tiene una guerra en contra de quienes manifiestan sin armas, dijo.

Fue operado este martes 20 de junio, por la fractura en su pie. Afortunadamente tiene movilidad en los dedos y sensibilidad, lo cual es un buen augurio para su recuperación, según indicó.

El estudiante, quien también trabaja en una empresa de investigación de mercado, no volvería a marchar después de ser herido por una bala. Antes de acudir a la manifestación estuvo en casa de su novia, quien por miedo se oponía a que asistiera, pero igual fue.

Entre Salud Chacao y Salud Baruta atendieron al menos a 119 lesionados

Este lunes 19 de junio, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una marcha hasta el Consejo Nacional Electoral (CNE), sin embargo, no llegó a su destino porque la GNB lo impidió.

La Guardia efectuó varios disparos contra quienes se encontraban en la autopista Francisco Fajardo, a la altura del distribuidor Altamira, y se registraron al menos siete heridos de bala. Fabián Urbina, de 17 años, recibió un tiro en el pecho y murió en la Clínica El Ávila. Entre Salud Chacao y Salud Baruta atendieron alrededor de 119 lesionados.

El ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, sostuvo que el hecho irregular en el cual se apreció —mediante videos— a efectivos de la GNB disparando en contra de los manifestantes es investigado. Pidió que los dos uniformados sean puestos a orden de su unidad para determinar su responsabilidad.

El defensor del Pueblo, Tarek William Saab, también solicitó que los responsables sean puestos a la orden del ente competente.

Vladimir Padrino López, ministro de Defensa, declaró el pasado 6 de junio que “no quiero ver a un guardia más cometiendo una atrocidad en la calle”. Posterior a sus declaraciones, se documentaron robos por parte de los uniformados y violaciones a los Derechos Humanos cuando efectuaban una detención.

Fotos: Luis Miguel Cáceres y Francisco Bruzco


Participa en la conversación