La final entre inquilinos del Estadio Universitario se jugará a casa llena

Estadio Universitario

La serie decisiva entre Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas despierta una gran expectativa en la capital por la gran rivalidad entre las dos novenas que hacen vida en el parque de Los Chaguaramos.

Caracas. La final de la temporada 2022-2023 del beisbol venezolano entre Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas despierta tal expectativa que es de esperar que agote la boletería del Estadio Universitario.

La rivalidad entre varguenses y capitalinos, la numerosa asistencia en los choques entre ambos y la competitividad de las dos divisas hacen pensar que el parque de Los Chaguaramos se quedará pequeño para la serie al ganador de cuatro encuentros que arranca este lunes y, de llegar al máximo de siete choques, concluirá el martes 31.

De hecho, a primera hora de la tarde de este 23 de enero, la cola para comprar las pocas entradas que quedaban en taquilla era bastante larga y había mucho movimiento de público en la plaza de Los Estadios de la UCV, si bien el presidente de Leones, Juan Carlos Escobar, aseguró más temprano que todavía había boletos disponibles en las ventanillas del Universitario y vía online.

Como es habitual en estos eventos masivos, los revendedores intentan sacar provecho de la situación y se les ve merodeando en los alrededores del parque de Los Chaguaramos. Según varios reportes, las sillas amarillas que cuestan 9,71 dólares se ofrecen en 20; por las anaranjadas que valen 11 piden hasta 40 dólares y las verdes, las más económicas de la tribuna principal con un costo oficial de 4,85, están en dos por 25 dólares, aunque se prevé que estos precios suban conforme se acerque la voz de play ball y se agote la venta oficial.

El viernes, en el último clásico entre Navegantes y Leones, se vendió todo el papel y los precios oscilaron fuera de la taquilla entre 20 dólares (gradas) y 70-100 verdes (sillas anaranjadas).

Al más reciente compromiso entre Caracas y La Guaira en el round robin semifinal asistieron 15.592 espectadores y el promedio en los enfrentamientos entre los dos finalistas se situó en 11.549 personas.

A romper la sequía

La rivalidad entre escualos y melenudos se aviva en la final con la posibilidad de romper la sequía de títulos de las dos escuadras. La espera de Tiburones por la octava corona ha sido eterna con 35 temporadas en blanco y 36 años sin celebrar, mientras que Leones va por 12 campañas sin alzar el trofeo 21 de su historial.

Caracas y La Guaira se han enfrentado en cinco finales y Tiburones tiene ventaja 3-2 al imponerse en 1964-1965, 1982-1983 y 1985-1986. Los selváticos salieron airosos en 1966-1967 y 1986-1987.

La serie particular de la 2022-2023 favoreció a los Leones 5-3 y en el round robin hubo dos victorias por bando. Los de la capital tomaron como refuerzo al abridor Mario Sánchez y La Guaira también sumó un brazo al adicionar al magallanero Erick Leal.

Lea también:

Leones del Caracas buscará reforzar el pitcheo de cara a la serie final


Participa en la conversación