Directivos de la pelota aspiran tener más claro el panorama sobre la tasa de dólar que deberán pagar y aspiran contar, nuevamente, con divisas preferenciales.

Cristóbal Naranjo/@cristobnaranjo

Caracas. Los anuncios económicos del Gobierno Nacional cambiarán las reglas del juego en las distintas esferas del deporte venezolano. Y si bien año a año el beisbol profesional ha recibido un trato especial por parte de las autoridades, la escasez de divisas genera dudas sobre el funcionamiento y la  viabilidad de mantener inalterable el esquema de la Lvbp en cuanto a la contratación de peloteros importados y otros aspectos que requieren la disponibilidad de la moneda estadounidense.

El miércoles, el presidente Nicolás Maduro anunció la nueva tasa del dólar preferencial, que pasó de 6.30 a 10 bolívares y, al menos en primera instancia, estará disponible para “proteger  las  áreas de salud, alimentación, grandes misiones y maquinarias de producción”. El otro cambio complementario se calculará a 202 bolívares.

En el seno de la Liga se mantienen a la expectativa y esperan tener una idea más clara de la posibilidad de seguir disponiendo de dívisas preferenciales para la realización de la campaña 2016-2017 durante las jornadas de reflexión que se realizarán la próxima semana.  El presidente del despacho de El Recreo, Oscar Prieto Párraga tiene confianza en que la pelota siga gozando del beneficio de verdes baratos para montar la zafra.

“Las medidas apenas las tomaron el miércoles.  Todavía no tenemos claro cómo vamos a funcionar. Para la semana que viene esperamos tener todo más claro”, señaló escuétamente Prieto Párraga, quien considera “imposible” operar con un dólar a más de 200 bolívares.

Lee también
Grandes Ligas toman su turno al bate en el deporte postpandemia

Cautela

El gerente de Cardenales de Lara Carlos Miguel Oropeza también se mostró cauto al opinar sobre el tema.

“Todo lo que se diga en este momento es una especulación. La Liga apenas está haciendo los primeros acercamientos para saber cómo vamos a operar”, señaló el dirigente.

“Cuando tengamos una realidad formal sobre el tema cambiario, sabremos si tenemos que funcionar sin importados o si tenemos que reducir la cuota de extranjeros”,

El gerente de Caribes de Anzoátegui Samuel Moscatel se excusó y no quiso opinar sobre el tema. “Eso lo dejamos en manos de la Lvbp. Hay que esperar las jornadas de reflexión. Apenas falta una semana para que se realicen”, indicó Moscatel.

Las jornadas de reflexión  son reuniones en la sede de la Lvbp donde los equipos y los directivos del circuito debaten temas de importancia y realizan el balance de la última campaña. Este año aparte de las divisas, se discutirá el formato.


Participa en la conversación