El equipo de Crónica.Uno salió a Sabana Grande a preguntarles a los ciudadanos qué opinan sobre la COVID-19 en el país. A casi ocho meses de la llegada de la pandemia, hay quienes se sienten más seguros, mientras otros siguen con miedo a contagiarse. Se mantiene el debate sobre acatar o no las semanas de cuarentena radical y las flexibilizadas.

Caracas. A cuatro días de cumplirse ocho meses de la confirmación de los primeros dos casos de COVID-19 en el país, los venezolanos de a pie tienen distintos comentarios sobre la pandemia y los esquemas de flexibilización que se han aplicado en el territorio nacional. Para algunos, el miedo a contagiarse sigue intacto, mientras que otros se sienten más confiados. Pero, en ambos casos, coinciden en el aumento de personas en la calle, reuniones familiares y otras actividades. 

Se han manipulado mucho las cifras y con este contexto puedes ver cómo la gente no está creyendo que hay algo de virus, aseguró Álvaro Ñáñez, vecino de Catia, en una encuesta hecha por el equipo de Crónica.Uno en Sabana Grande. Desde su punto de vista, todavía hay COVID-19 en el país como para seguir siendo cuidadoso, en especial porque en su trabajo, como transportista, ha conocido varios casos positivos. Sin embargo, siente que su miedo a la pandemia ha disminuido en los últimos meses.

Venezuela se mantiene con esquema de flexibilización 7×7, al menos durante noviembre, que para esta semana del 9 corresponde a cuarentena radical. Pero, para Álvaro, las personas ya no le están dando importancia a si la semana es radical o flexibilizada cuando necesitan salir a trabajar, estudiar o divertirse.

Lee también
Lo más reciente del 11 de enero de 2021

El mandatario Nicolás Maduro anunció el domingo 8 de noviembre que, si todo va bien, pudiera tomar la decisión de una flexibilización especial entre el 1° y el 31 de diciembre, y después ya veremos. Ante esta medida, la vecina del municipio Baruta Martha Dorta comentó que es un riesgo que se va a tomar, pero consideró que las personas salen así se les impida, y más porque es diciembre, un mes de mucho movimiento comercial. 

En contraste, Domingo González, vendedor informal, consideró que si las personas toman un poco más de conciencia sobre cómo cuidarse, sería una buena idea flexibilizar para que puedan pasar su diciembre sin presión

Me siento un poco más libre, cuidándome de todas formas y manteniendo el cuidado, pero sí me siento más libre, sostuvo Domingo.

Jhonyber Salazar, un joven de 18 años de edad y habitante de Petare, resaltó que en Venezuela todavía hay casos significativos de COVID-19, más allá de que cuando ve las noticias no consigue información confiable, pero se basa en cómo está la pandemia en otros países del mundo, al escuchar sobre brotes luego de medidas de flexibilización por parte de los gobiernos. 

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales proyectó en un primer informe publicado en abril la posibilidad de llegar a los 1000 casos diarios entre junio y septiembre. Aunque el gobierno de Nicolás Maduro no lo tomó de buena manera, en efecto, se cumplió lo previsto por los expertos. Luego, un segundo informe, basado en cálculos matemáticos, arrojó que calculan un número de casos diarios de entre 7000 y 14.000 infectados para finales de año. 

El conteo diario que ofrece la administración de Maduro muestra un escenario distinto e, incluso, para el domingo 8 de noviembre solo reportaron 185 casos de la COVID-19 en apenas cuatro de sus 24 entidades federales, uno de los números de casos más bajos en lo que va de pandemia. Esto elevó el número total de contagios a 94.884, de los cuales 4302 están activos, 89.755 están recuperados y 826 fallecieron.

Lee también
Los números rojos que dejó la COVID-19 en la educación venezolana 
flexibilizada
Foto: Gleybert Asencio

La poca cantidad de pruebas PCR aplicadas en el país, que según voceros como el diputado José Manuel Olivares no superan los 500 diarias, dificulta tener conocimiento real de la enfermedad. A partir de esa problemática, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en conjunto con la Asamblea Nacional y el Ministerio de Salud, adquirió 340.000 pruebas de antígeno para Venezuela que serán distribuidas en todos los estados. Ya están en el país, pero aún no hay información oficial sobre cuándo comenzarán a tomar las muestras. 

De acuerdo con datos de la OPS en las Américas, desde el comienzo de esta pandemia, más de 20 millones de personas han contraído la COVID-19 en la región y casi 650.000 han muerto. Además, en los últimos siete días, se notificaron casi un millón de nuevas infecciones en las Américas, lo que la convierte en una de las peores semanas que se han registrado en la región.

Si bien el número acumulado de nuevas infecciones es elevado y sigue en aumento, la OPS aplaudió medidas de salud como las aplicadas en Chile, donde las autoridades lograron reducir sus tasas de infección cuatro veces desde julio. Paraguay también ha logrado reducir las tendencias desde septiembre, después de experimentar un pico de infecciones. Y aunque Uruguay ha registrado algunos conglomerados de casos, ha podido evitar la transmisión comunitaria.


Participa en la conversación