Los líderes comunitarios coincidieron en la importancia de involucrar a los jóvenes en talleres sobre Derechos Humanos y manejo de la información, así como también formar una red metropolitana de liderazgo en la que los representantes puedan mantener contacto entre sí sobre las actividades e ideas de sus sectores. 

Caracas. Al menos 26 líderes comunitarios y sociales de la Gran Caracas sostuvieron este viernes un encuentro en el salón Monseñor Romero de la Parroquia Universitaria UCV en el que evaluaron cómo desarrollaron las actividades dentro de sus sectores durante el año en curso y construyeron una serie de propuestas para conformar la agenda informativa con miras al 2020. 

Los asistentes se dividieron en tres mesas de trabajo para compartir el balance anual de cada comunidad en la solución de conflictos y surgió como punto en común la necesidad de reflejar en los medios de comunicación los hechos positivos que vivieron en sus sectores, tales como jornadas de salud, murales, talleres, recuperación de espacios públicos y organización vecinal ante los conflictos. 

“El 2019 empezó con una agenda política bastante fuerte por la situación de Venezuela, pero no se nos puede olvidar lo social”, apuntó Ángel Cacique, líder de Catia, y aseguró que la crisis social que atraviesa el país es sumamente complicada, por lo que debe ser contrastada con educación y formación ciudadana.

Los líderes concordaron en la importancia de involucrar a los jóvenes en talleres sobre Derechos Humanos y manejo de la información, así como también formar una red metropolitana de liderazgo en la que los representantes puedan mantener contacto entre sí sobre sus ideas y actividades en sus sectores. 

Si no nos organizamos, no logramos nada porque nosotros somos los que tenemos el poder«, dijo Josefina Echenique, miembro de la Acción Social Fe y Alegría.

Cada uno de los grupos comunitarios en las diferentes zonas de la Gran Caracas se formaron por la existencia de vecinos bajo la misma visión de lograr cambios en sus sectores. Para esto, los líderes han recibido formación en diferentes talleres que les permiten ser parte de la solución en momentos críticos y conseguir el “empoderamiento” del ciudadano.

Comunicación sin luz

Tomando en cuenta los dos grandes apagones que sufrió el país durante este año, los líderes comunitarios discutieron vías de comunicación para evitar la desinformación y el aislamiento en momentos que no se pueda contar con luz e internet.

Tenemos una hora y un punto de encuentro donde debemos estar de manera puntual si pasa algo. A partir de ahí, cada responsable de calle le hace llegar la información al resto de los vecinos, expresó Eduard Oscariz, de la parroquia Coche.

La inseguridad ha sido un obstáculo para los vecinos de Filas de Mariche. Ramón Ojeda relató que, durante las fallas eléctricas y situaciones de peligro que ocurren en la noche, los vecinos optan por encerrarse en sus hogares. Sin embargo, no descartó unirse a las ideas que propusieron los otros líderes. 

Pizarras comunitarias, folletos, uso de SMS, recorridos por la ciudad, préstamo de plantas eléctricas y reuniones vecinales son algunas de las medidas que ofrecieron los asistentes al foro para evitar el encierro y la desconexión con los otros en apagones eléctricos. 

En el cierre de la jornada se sumaron las ideas de temas que se desarrollarán en el año 2020 para el tratamiento de informaciones por parte de Crónica.Uno, como el control político y sometimiento a la ciudadanía por medio de la entrega de bonos, cajas Clap y otros beneficios, contenido educativo sobre los derechos humanos, la sensibilidad social y el colapso de los servicios públicos. Además, la ONG Espacio Público llamó a los líderes sociales a unirse en al proyecto Red ECOS para seguir trabajando en defensa del derecho a la libertad de expresión. 

Foto: Tairy Gamboa

Participa en la conversación