Lila Vera: “Escuelas pueden ser sitios seguros si se toman medidas para control del contagio”

sistema educativo - escuelas

En el foro-chat ¿Qué hay que hacer para volver a las escuelas de forma segura?, la doctora Lila Vega habló del protocolo que debe cumplirse para el retorno de forma presencial a las aulas de clases.

Caracas. En algunos lugares del país como Caracas, La Guaira y Miranda se inició, de forma tímida, la vacunación del personal que labora en las escuelas. En el acto central del plan de vacunación a los maestros, el ministro de Educación, Aristóbulo Isturiz, dijo que “hasta ahora se tenía previsto el inicio de clases presenciales, después de Semana Santa, pero esta medida puede ser sometida a revisión tomando en cuenta la llegada de esta nueva cepa del virus”.

Desde marzo del año pasado, cuando se detectaron los primeros casos de COVID-19, las clases presenciales fueron suspendidas, y a partir de septiembre de 2020, de manera recurrente, se ha hablado de la necesidad de volver a las aulas y se han puesto fechas tentativas que han sido posteriormente aplazadas.

La pregunta que surge es si será suficiente para iniciar clases de forma segura el plan de vacunar a los maestros contra el coronavirus, tomando en cuenta que al país han llegado solamente 600.000 vacunas (para maestros, personal de salud, diputados y otros) y la nómina del Ministerio de Educación es de 1.100.000 de personas, según reveló Isturiz. 

La médico pediatra Lila Vega, miembro de la Red de Madres, Padres y Representantes y promotora de salud sexual y reproductiva adolescente, conversó con los seguidores de Crónica.Uno, en el foro-chat ¿Qué hay que hacer para volver a las escuelas de forma segura? Allí habló del protocolo que debe cumplirse para que el retorno de forma presencial a las aulas de clases no se convierta en foco de contagio de COVID-19.

Lo primero que hay que determinar es si debemos volver. Y luego de un año entendemos mejor la enfermedad, sabemos de qué se trata y especialmente sabemos cómo se contagia y cuáles son las medidas para evitar el contagio. Sabemos que las escuelas son importantes para nuestros niños, hay una cantidad de aprendizajes vitales para ellos que no están ocurriendo en este momento y que solo ocurren en el ambiente que ofrecen las escuelas, dijo la especialista en salud.

Vera señala que el reto de tener las escuelas abiertas ha sido superado por muchas parte del mundo. “Países de África tienen sus escuelas abiertas, en la región ha sido más difícil, pero países como Colombia ya comenzaron a abrir sus escuelas, así como Argentina, Estados Unidos y Canadá”. 

En este sentido, indicó que la experiencia de naciones como Canadá, que abrió sus centro educativos con mucho éxito, demuestra que las escuelas son el sitio más seguro para nuestros niños y maestros. “En las escuelas la tasa de transmisión es menor que en la comunidad. Si se toman las medidas podemos convertir nuestras escuelas en un sitio verdaderamente seguro”, dijo.

Para volver a las aulas de forma segura es importante saber cómo se transmite la enfermedad y cuáles son las medidas para evitar su propagación.

Hay que tumbar los mitos

Cómo es la transmisión del virus 

El 30 % de las personas que se contagia con el virus de la COVID-19 nunca desarrollan los síntomas propios de la enfermedad, explica la doctora Vera, quien agrega que mientras más joven es la persona, más frecuentemente es asintomática.

El problema de la gente que se contagia y no tiene síntomas es que cree que está sano y no lo está, y es capaz de contagiar a otras personas, explica.

La especialista destaca por qué es importante conocer qué es la enfermedad y cómo se transmite porque esto conlleva a tomar medidas importantes, como el uso del tapabocas. “Como yo no sé si estoy asintomática o presintomático y tengo virus suficientes para contagiar a otros, debo usar tapabocas”.

 Por qué las cincos medidas básicas

Para volver al aula de manera segura tienen que repetirse las mismas cinco medidas de prevención que se ponen en práctica en la vida diaria desde hace un año.

Estas medidas son: uso universal de forma correcta y obligatoria del tapabocas, lavarse las manos, distancia física de dos metros, un programa de limpieza de superficies y un mecanismo para hacer seguimiento e identificación de contactos. 

“La escuela es prioritaria y no es el motor de la transmisión. Cuando hay mucha transmisión del virus en una comunidad, primero se cierran los locales comerciales y de último la escuela, y cuando se controla la transmisión lo primero que debe abrirse son las escuelas”.

En relación con el uso del tapabocas, destaca que sirve para proteger al otro, por lo que es un requisito fundamental, debe ser de tela, tener tres capas y cubrir bien la boca y la nariz, además de ajustarse bien a la cara. 

Lee también
Gremios de la salud, partidos políticos y ONG exigirán “vacunas para todos” este sábado ante el PNUD

En cuanto a la distancia física, la doctora Vera está consciente de que en una escuela es más complicado de cumplir, debido a que es poco probable que los colegios tengan espacio dentro de las aulas para garantizar que en un solo salón, 25 o 30 niños puedan mantener distancias de 2 metros, por lo que cree que lo más conveniente es que no todos los alumnos asistan el mismo día y que las secciones se dividan en grupos más pequeños.

escuelas

Las actividades de la escuela deben planificarse de tal manera que no se mezclen los grupos ni las diferentes secciones, indica.

La otra medida fundamental, el lavado de manos, es un reto importante para la mayoría de las escuelas del país. “Hay maneras sencillas, como la colocación de bidones o tanques de agua, con manillas a las entradas de los establecimientos educativos que permiten el lavado de manos”.

“La escuela tiene que hacer esfuerzos para hacer acopio de agua y que pueda garantizarse el lavado de manos. Otro recurso efectivo es el frotado de alcohol para mantener las manos limpias”, indica.

En relación con la limpieza de las superficies explica que, según sea la dinámica de la escuela, hay superficies que son más importantes que otras. En el caso de los preescolares o maternales, el piso es una superficie importante, pero si es un liceo, el piso no será lo fundamental en limpiarse.

La quinta medida tiene que ver con la identificación de los casos y seguimiento de contactos. “Lo primero es que todos los miembros de la comunidad escolar (alumnos, personal administrativo y maestros) deben abstenerse de asistir en caso de tener cualquier sintomatología sospechosa de COVID-19”.

Si alguien tiene un síntoma, enseguida debe activarse el seguimiento de quienes estuvieron durante más de 10 minutos y a menos de un metro sin tapabocas con esa persona. Debe activarse el protocolo y enviarlo a cuarentena en su hogar por lo menos 10-14 días. Igual sucede con quien tenga síntomas. 

Lee también
Denuncian irregularidades en jornadas de vacunación contra la COVID-19

En la ronda de preguntas, la doctora aclaró algunas de las dudas de los docentes y representantes. 

“El proceso de vacunación apenas comienza y los niños no están priorizados. Es necesario esperar a que todos estén vacunados para iniciar la apertura de colegios”, preguntó Carmen Martínez, quien se identificó como docente.

La especialista señaló que las vacunas no están aún probadas en niños y que los países que han abierto sus escuelas han puesto como requisito esperar a que los docentes estén inoculados.

A la consulta de Rosa Ignoto acerca de cómo abrir las escuelas si no hay agua, la doctora señala que lamentablemente la falta de agua es un problema con el que deben lidiar la mayoría de los venezolanos y “efectivamente sin agua no podemos reabrir las escuelas”, dijo. En ese sentido, reiteró la propuesta de que en los establecimientos educativos pueden instalarse bidones o tanques de agua.

Otro tema al que se refirieron los participantes durante la ronda de preguntas fue acerca de la importancia de la participación de padres, representantes y la comunidad educativa en general, para garantizar que funcionen los sistemas de información, así como las medidas de prevención. 

Lea también

El retorno a la escuela no será igual (I)

Cómo reabrir las escuelas en el contexto del COVID-19 según la Unesco (II)


Participa en la conversación