Con los fondos recaudados en esta campaña esperan adquirir 1000 celulares. “Si logramos poner por lo menos cinco teléfonos móviles por escuela, estaremos reduciendo el porcentaje de estudiantes no localizables y ampliando las oportunidades educativas”, se lee en el comunicado de Fe y Alegría.

Caracas. Se cumplen 10 semanas desde que las escuelas comenzaron a dictar clases a distancia para cumplir con la cuarentena por la COVID-19. Las dificultades para llegar a todos los alumnos ha sido una batalla que todavía se lucha. En Fe y Alegría 42 % de los 4581 docentes no tiene acceso a equipos celulares para atender de forma virtual a sus estudiantes.

Si un docente no cuenta con la herramienta mínima de un teléfono inteligentes, es prácticamente imposible que pueda acompañar a sus estudiantes, dice Yamile Martínez, coordinadora Pedagógica Nacional de Ciudadanía de Fe y Alegría.

Al 21 de mayo, en Venezuela suman 882 personas contagiadas de COVID-19 desde el 13 de marzo. Tras los primeros casos registrados, fueron suspendidas las actividades académicas de manera presencial. Por lo que el Ministerio de Educación informó que el año escolar continuaría y finalizaría desde el hogar.

Maestros al Teléfono es la iniciativa de Unidos en la Misión, de la Fundación de los Jesuitas en Venezuela, para apoyar a las 176 escuelas de Fe y Alegría y dotarlas de celulares inteligentes. La idea es recaudar fondos que permitan la compra de 1000 teléfonos que sirvan de recurso pedagógico a los docentes para que se comuniquen con los 102.982 estudiantes de la institución.

Según datos de Fe y Alegría, solo 43 % de los estudiantes ha podido participar de las actividades remotas, mientras que 57 % aún no ha sido localizado. “Si logramos poner por lo menos cinco teléfonos móviles por escuela, estaremos reduciendo el porcentaje de estudiantes no localizables y ampliando las oportunidades educativas”, se lee en el comunicado de la campaña.

Lee también
Gigantesco esfuerzo hacen directivos y docentes por salvaguardar la relación con los estudiantes

Estos equipos facilitarán, según refieren en el texto, que la educación se pueda dar en cualquier momento y lugar: “Convirtiendo a miles de hogares venezolanos en aulas de aprendizaje a través de tecnologías móviles. Con la educación móvil llegaremos a todos los rincones, lo que supone nuevas posibilidades para la enseñanza y el aprendizaje, incluso en comunidades de muy difícil acceso”.

Para donar haz click aquí.


Participa en la conversación