Por solicitud de Miraflores, las autoridades de Rusia enviaron a Caracas una delegación castrense que efectuó mantenimiento a los equipos, adquiridos en la administración de Hugo Chávez. Crónica.Uno tuvo acceso a la información. “Tenemos el apoyo pleno, total, absoluto de Moscú”, presumió Maduro el 22 de agosto sobre sus relaciones con Vladimir Putin.

Caracas. 7 de agosto de 2017. La delegación de militares de Rusia es esperada en la Zona de Defensa Integral 41 Capital, en Caracas. La Comisión Especial de la Federación de Rusia tiene las órdenes de verificar el Sistema de Defensa Antiaéreo Antey 2500, instalado en Venezuela, y proceder al mantenimiento necesario con carácter de urgencia.

El trabajo es solicitado ante el anuncio de Estados Unidos de que no descarta una “salida militar” y debido al temor de Nicolás Maduro a que venga por él, su equipo de gobierno y de figuras claves del oficialismo. La idea surgió de los contactos de alto nivel entre Miraflores y Kremlin entre mayo y julio.

La clave está en el radiograma de la Zodi-41-Capital, de fecha 5 de agosto de 2017. La notificación No. 52-0333-00000-900-2882, firmada por el general Fabio Zavarse Pabón, está dirigida a los comandantes de la Guardia Nacional (Czgnb-43) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), a quienes les exige designar un oficial de operaciones con los rusos y que las directrices se mantengan en total confidencialidad para evitar que pueda colocarse en riesgo la actividad y la seguridad de los militares extranjeros.

Desde entonces hasta que se hagan los Ejercicios Soberanía 2017, los rusos se mantienen en Venezuela en previsión de cualquier problema técnico de los equipos adquiridos.

El Sistema de Defensa Antey 2500 se desplegó, por todo el país, entre el 20 y 25 de agosto, según informes del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofanb).

La sorpresa de las personas fue ver 6 vehículos militares de gran envergadura en la entrada del puente sobre el Lago de Maracaibo, Zulia, el pasado 24 de agosto. Dos de ellos, unos lanzamisiles de largo alcance. El equipo aéreo Pechora M-2 puede derribar aviones de guerra furtivos y misiles de crucero. El Pechora es una versión actualizada y móvil de los sistemas S-125 rusos.

Los objetivos

¿Intimidar a la población o a los norteamericanos? ¿Volar el puente en caso de una eventual invasión, como está contemplado en los manuales de procedimiento del Ministerio de la Defensa, como ha sido expuesto a quienes han asistido a cursos de altos rangos castrenses?

El 14 de marzo de 2015, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, mostró un sistema de defensa aérea portátil 9K38 Igla, un MANPADS de producción rusa, que compró Hugo Chávez 7 años antes.

En total, 5000 misiles, armas tierra-aire MANPADS, similares a los misiles Stinger de Estados Unidos, lo que genera preocupación en la región y en Washington porque, al principio, se ignoraba su paradero o que terminara en manos de la guerrilla colombiana. “Es el mayor acopio de su tipo en América Latina”, alertaron militares estadounidenses en esa oportunidad.

En 2009, Chávez mostró los misiles en un acto, en el cual los soldados marcharon con decenas de MANPADS. “No queremos guerra”, expresó. Un año antes, en noviembre y diciembre de 2008, los rusos y venezolanos intervinieron en maniobras militares entre las naves de la Armada Rusa que arribaron al Mar Caribe y las naves de la Armada venezolana.

De hecho, el 23 de agosto de 2017, el exministro de Defensa, general Henry Rangel Silva —hoy gobernador de Trujillo— se vanaglorió porque Venezuela tenía el “mejor sistema de defensa aéreo del mundo”.

Ahora, como en otrora, el Gobierno pretende enviar un mensaje disuasivo a la administración de Donald Trump, por sus declaraciones y las sanciones contra funcionarios, miembros de la Constituyente presidencial, aunque en el exterior dudan de que se presente un conflicto bélico ya que las naciones de América Latina lo rechazan por las implicaciones sociales, económicas y políticas que tendrían en la región.

Aliados por interés

Al igual que Cuba, el chavismo se alió con los rusos y chinos en un intento por conseguir el apoyo político, económico y por ende militar de las dos potencias que han estado enfrentadas, históricamente, a los Estados Unidos.

Venezuela es hoy el segundo socio comercial de Rusia en América Latina.

El pasado 22 de agosto, Maduro dijo que construye “una fortaleza’ militar junto a Rusia”:

“A tiempo llegaron a Venezuela los mejores sistemas de armas de Rusia. Ya nuestros soldados y profesionales militares manejan los sistemas de armas más modernos que nunca se conocieron aquí y no tiene ningún ejército de América Latina. Son distintos sistemas de misiles, de defensa, tierra a tierra, tierra a aire; distintos sistemas de artillería, de defensa antiaérea, fusiles traídos desde Rusia en el marco de los acuerdos de cooperación militar».

“Tenemos el apoyo pleno, total, absoluto de Moscú y, por ello, Venezuela apoya a Rusia en todos los escenarios internacionales. Vladimir Putin es el principal líder del mundo (…) un líder ecuánime, de paz. En Estados Unidos hay una rusofobia y una ‘Putinfobia’”, afirmó Maduro.

El jueves 17, la Fuerza Armada hizo simulacros militares previos a los ejercicios, ordenados por Maduro, para el 26 y 27. En Miranda se desplegaron 10.000 soldados. Anzoátegui (este) y Zulia, fronterizo con Colombia, 100.000 personas, entre uniformados y civiles.

El Comando Estratégico Operacional de la FANB dijo que participan 200.000 militares en ejercicio cívico militar, más 900.000 “combatientes”, es decir, milicianos y trabajadores.

El 24 de agosto, Maduro ordenó a la FANB reforzar la seguridad militar en la frontera con Colombia ante amenazas de gobiernos extranjeros.

Los datos

  • En 2010, Chávez visitó a Rusia y consiguió un préstamos de 4000 millones de dólares para armas, por orden del presidente Vladimir Putin.
  • Putin recibió por primera vez a Chávez Frías en mayo de 2001, y firmaron varios convenios de cooperación bilateral, un programa de intercambio cultural, educativo, científico y deportivo y emitieron una declaración conjunta. A fin de 2001, vino a Caracas, el Jefe de gobierno de la Federación de Rusia, Mijail Kasiyanov, y se creó la Comisión Intergubernamental de Alto Nivel (CIAN), entre Rusia y Venezuela, la cual bajo la dirección de los vicepresidentes de ambos países.
  • 10 de Julio de 2017. Putin y Maduro hablan sobre la situación política y cómo normalizarla, informó un comunicado de la Presidencia de Rusia, en actualidad.rt.com. Putin reconoció a Maduro «su esfuerzo en mantener la estabilidad y la paz del país, y expresó su rechazo a los esfuerzos políticos, internos y externos, que desconocen el orden constitucional».
  • El 18 de mayo. Maduro y Putín evaluaron la coyuntura en el mercado del petróleo y de un posible viaje del venezolano. «Hablamos de la cooperación militar que va muy bien y va a mejorar, y la cooperación industrial. Ya comienzan a funcionar en Venezuela cinco fábricas de camiones», dijo Maduro.

Fotos Ministerio de la Defensa (Twitter)


Participa en la conversación