En dos días 158.654 electores lograron ratificar su rúbrica. En Caracas los firmantes fueron «bien equipados» para la cola y recibieron apoyo de diputados opositores.

Oliver Lugo / @Oliver_Futve

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó este martes que 158.654 electores han logrado validar sus firmas entre lunes y martes, con lo que entre 6 u 8 estados ya habría superado la exigencia del respaldo del 1% del Registro Electoral de esa entidad ideada por el Consejo Nacional Electoral (CNE). “Cero triunfalismo, cero de estar celebrando si se cumplió la meta o no, no nos conformemos”, advirtió Henrique Capriles.

Freddy Guevara, citado por una nota de prensa de la MUD, aseveró que en los estados Miranda, Cojedes, Vargas, Guárico, Portuguesa, Trujillo, Yaracuy y Apure ya se alcanzó la meta. Sin embargo, informaciones extraoficiales indican que estos reportes no coinciden con la data transmitida por el CNE. Es importante recordar que la MUD debe conseguir valida el 1% en las 24 entidades del país para que la solicitud de la consulta no sea anulada. “En Miraflores deben preguntarse por qué en esos lugares ha venido creciendo el descontento”, indicó Guevara.

La MUD volvió a denunciar irregularidades en el proceso como una “operación morrocoy” y el despliegue de sólo 300 captahuellas, principalmente en sitios distantes y poco poblados, para que ratifiquen sus firmas 1,3 millones de personas. Entre los estados más afectados por esta situación están Carabobo, Nueva Esparta y Anzoátegui. “En el estado Nueva Esparta se cayó el sistema hora y media, se interrumpió 6 veces el proceso. El CNE no repuso las horas, por tanto debería ampliar el margen de tiempo. Queremos que se extienda hasta las 6:00 pm, como mínimo”, señaló Guevara.

Lee también
Julio cierra con Caracas como el epicentro de la pandemia en el país con 3400 casos y 23 fallecidos

Firmantes bien equipados

Desde tempranas horas de la mañana miles de personas se dieron cita en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), de Plaza Venezuela, con el propósito de ratificar su firma a favor del referéndum revocatorio.

Con sillas, banquitos, radios y hasta con comida, algunos disfrutaban la fuerte cola para validar. Nelson Hernández, vecino de Sabana Grande de 33 años de edad, destacó la gran cantidad de gente que ha asistido a validar su firma. “Desde temprano esto esta full, yo pensé que vendría poca gente, pero mira como esta esto. Yo creo que saldré de aquí en 2 o 3 horas máximo, pero no importa, puedo esperar lo que sea”, agregó.

Hernández aseguró que se vino preparado para validar contra viento y marea, “Aquí estoy validando mi firma, me vine bien equipado, mi almuerzo, una silla, mi mp3, mi paraguas, aquí estaré pase lo que pase y espero que todos los venezolanos venga  a validar por el futuro de todos”, expresó.

Nimzay Godoy, una joven estudiante de 22 años residente de La Pastora, indicó que se vino con sus amigas a validar y a disfrutar la cola. “Me vine con varias compañeras de clases a validar las firmas, hablando entre nosotras y escuchando música pasa la cola rápido, invito a todas las personas a que vayan a su punto a validar, esta es una de las ultimas colas que haremos”, aseguró.

Para la estudiante, el Gobierno quiere retardar y borrar la mayor cantidad de firmas posibles, “Maduro eliminó varias firmas, la de mi mamá, mi papá, mis tíos, fueron anuladas sin ninguna razón, pero ni con eso podrá callar a la gran cantidad de gente que quiere un cambio, la juventud desea un cambio y estoy segura de que lo vamos a conseguir. ¡Todos a validar!”, concluyó.

Lee también
El Ávila y la versatilidad de la ciudad son cosas que disfruta Kisbel desde que llegó a Caracas

Adriana Chacón vive en las residencias cercana a la sede del CNE, comentó que desde las 6 am ya se veían personas llegando al galpón para hacer su cola, “Ni yo que vivo prácticamente al lado pude estar entre las primeras, definitivamente la gente quiere un cambio y lo está demostrando. Algunos más pacientes que otros, otros se molestan por la espera, otros echan broma, pero se ve el compromiso de todos en validar”, agregó.

Chacón señaló que el proceso es rápido, pero la cantidad de personas hace que se torne lenta la cola. “El proceso esta fluyendo muy normal, lo que pasa es que hay demasiada gente y por lógica tiende a tardarse un poco, sin contar las personas que no llevan los requisitos exactos, pero en líneas generales es un proceso rápido», destacó.

Validación sin contratiempos

Sonsi Carrasquero, testigo asignadas a la sede de CNE en Plaza Venezuela por parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD),  informó que la jornada hasta el día de hoy se ha desarrollado con total normalidad, “Han sido dos jornadas muy buenas de validación, sin contratiempos, hasta ahora se han desarrollado sin problema alguno, esperamos que siga así en los días que restan”, acotó.

Los diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) estuvieron en los puntos del CNE cercanos a sus circuitos electorales para dar ánimo a quienes esperaban durante horas para ratificar su voluntad. Por Coche estuvieron los diputados Richard Blanco, Jorge Millán, mientras que en Miranda también se pudo observar  Omár Ávila, Miguel Pizarro y Rafael Guzmán.

Madrugonazo en Coche

El primer día se contabilizaron 750 firmas validadas en el punto ubicado en la parroquia Coche, pero durante la segunda jornada se desbordaron los espacios de la antigua jefatura de la zona. Largas colas se hicieron a mitad de mañana. La de la tercera edad estuvo muy concurrida y fue la más lenta, pues los operadores de las máquinas captahuellas dijeron que los abuelitos tenían dificultades para colocar sus huellas.

Lee también
Sala Constitucional del TSJ ignora la ley y designa a Leonardo Morales como nuevo rector del CNE

Sin embargo hubo personas que no estaban en ese rango que señalaron que igual la máquina no les capturaba la huella y debieron repetir el proceso varias veces. “La señora a cargo del sistema me decía pásate el dedo por la frente, otra vez, de nuevo… Y así me tuvo como por cinco minutos, hasta que me dijo listo, pero valió la pena”, contó uno de los vecinos de las veredas de Coche.

A mitad de mañana el diputado José Guerra se acercó a las filas y con apretón de mano saludaba a las personas. Un camión con música y altavoces rodeaba la plaza donde se armaron las colas. La gente aplaudía, bailaba y gritaba que “ésa era la cola más sabrosa”.

Guerra denunció operación morrocoy, pero destacó que eso no iba a intimidar a la población que se sumó en masa a la validación de las firmas.

Incluso a la jefatura llegaron autobuses y camionetas provenientes de Plaza Venezuela. La idea era descongestionar ese centro y evitar que la gente se dispersara o desanimara.

Los que llegaban de otros lados eran recibidos con aplausos por los vecinos de Coche. A la jornada también se incorporó el asambleísta Tomás Guanipa y se subió al camión donde andaba Guerra, también agarró un megáfono y se dirigió a la multitud. A mitad de la tarde ya pasaban mil firmas validadas en este centro habilitado por el CNE.

 Foto: Miguel González


Participa en la conversación