Neomar Lander, de 17 años, recibió un impacto de bomba lacrimógena en el pecho, según el diputado José Manuel Olivares. Sin embargo, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, dijo que manipulaba un mortero artesanal que le explotó.

Caracas. La tarde de este miércoles 7 de junio murió Neomar Alejandro Lander Armas, de 17 años, quien recibió un impacto de objeto contundente en el pecho, mientras se encontraba en una manifestación opositora en Chacao.

El Ministerio Público confirmó lo sucedido e informó que fue comisionado el fiscal 98 del Área Metropolitana de Caracas para dirigir las investigaciones de su muerte.

Sin embargo, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, anunció a través de su cuenta en la red social Twitter, que Neomar falleció producto de la explosión de un arma de fabricación artesanal que manipulaba —que describió como “mortero”.

La versión del diputado a la Asamblea Nacional, José Manuel Olivares, es que el adolescente murió por el impacto de una bomba lacrimógena en el pecho.

El ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, pidió a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que respeten los Derechos Humanos, en declaraciones ofrecidas el pasado martes 6 de junio.

No quiero ver un GNB más cometiendo una atrocidad en la calle, el que se aparte de la línea de Estado, de la preeminencia de los Derechos Humanos, del respeto a los DDHH, y que se comporte no como un profesional, debe asumir su responsabilidad”, ordenó Padrino en aquella oportunidad.

Lee también
Parque Central ahora solo es un ícono olvidado de Caracas
El adolescente cayó en este lugar y fue socorrido por manifestantes

Mauro Arellano, tío de la víctima, reveló que su sobrino asistía a todas las manifestaciones, que había salido del bachillerato y estaba haciendo un curso de bartender. También dijo que subía de Guarenas a protestar, con el único fin de tener un futuro mejor, reseñó El Pitazo.

La Mesa de la Unidad Democrática convocó este miércoles una marcha hasta el Consejo Nacional Electoral, pero no pudo llegar a su destino porque fue dispersada por funcionarios de la GNB y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

De acuerdo con las cifras oficiales de Fiscalía, 66 personas han muerto en el contexto de las manifestaciones en contra del presidente Nicolás Maduro que iniciaron el pasado 1° de abril.

Foto: Francisco Bruzco


Participa en la conversación