“Los niños de Maracaibo se acuestan con un vaso de agua de azúcar en el estómago”

Janine Perozo, directora de Salud Maracaibo alertó sobre el aumento de la malnutrición en el estado luego de que Cáritas Venezuela informó sobre el avance en la desnutrición aguda en el país. Maracaibo. Caritas Venezuela reveló recientemente que en el país aumenta la desnutrición aguda, y en niños menores de cinco años está creciendo peligrosamente. Una …   leer mas

1834 0
1834 0
suplemento nutricional

Janine Perozo, directora de Salud Maracaibo alertó sobre el aumento de la malnutrición en el estado luego de que Cáritas Venezuela informó sobre el avance en la desnutrición aguda en el país.

Maracaibo. Caritas Venezuela reveló recientemente que en el país aumenta la desnutrición aguda, y en niños menores de cinco años está creciendo peligrosamente. Una de las zonas críticas es el estado Zulia.

Janine Perozo, directora de Salud Maracaibo, comentó que las madres en la entidad tienen que ingeniárselas para poder sobrevivir con sus hijos. “En muchos casos vemos como los niños se acuestan solo con un vaso con agua con azúcar en el estómago”.

La especialista recalcó que la alimentación del infante con leche materna está en peligro y no está garantizada.Ahorita la alimentación del infante con leche materna es muy difícil. Es una opción, pero cuando tenemos una madre que también está malnutrida, no es mucho lo que puede darle al bebe.

Caritas informó en su boletín realizado entre octubre y diciembre de 2016 que «la desnutrición aguda marcaba 8,9 puntos, cuando las cifras oficiales eran de tres, y ya con estas cifras la situación es de alerta. El segundo boletín fue de enero y febrero de 2017 y marcaba 10, y el último en marzo y abril es de 11,1».

Poder adquisitivo

Para la directora de Salud Maracaibo, la situación económica a la que se enfrentan las familias venezolanas es alarmante, porque están eliminando por completo de su dieta productos como carne, leche, huevos y granos.

“Productos básicos, como la leche y la carne, que son alimentos fundamentales para la nutrición, han desaparecido de la mesa de la mayoría de los hogares, ya ni siquiera se come granos, que eran son un sustituto para la proteína, por su alto precio”, añadió.

Los más afectados son los niños porque son los que necesitan de más nutrientes, apuntó Perozo. “Ellos son los que requieren mayor cantidad de proteínas y tener los tres grupos básicos de alimentos indispensables para su desarrollo y crecimiento”.

Lee también
Cáritas suma 806 niños con desnutrición y bajos de peso en 31 parroquias

Sustitutos

Los grupos familiares en Maracaibo cambiaron su dieta por completo, muchos hurgan en la basura y comen las sobras. En otros casos ya es común ver infantes agrupados en las salidas de las panaderías, supermercados o restaurantes pidiendo algo de comer.

Tal y como lo reseña Perozo, antes las madres sustituían la leche con agua de arroz o de pasta, en 2017 esa realidad cambió para peor.

“Ahora vemos como niños y adultos buscan entre la basura para ver qué quedó para poder comer. Las cifras cada día van incrementando y no solo de desnutrición, o de bajo peso de las personas, sino sobre las consecuencias que tiene posteriormente este grupo” (sic).

Alertó sobre los riesgos que corre la sociedad por consumir desechos de la basura. Desde diarreas crónicas que desencadenan en septicemia, hasta hepatitis. “La ingesta de las bacterias producidas por la descomposición de alimentos son un riesgo muy grande que corre la sociedad en este momento”.

Perozo indicó que en las jornadas de atención médica en diversos sectores de la ciudad existen más casos de malnutrición que de desnutrición. “Nosotros atendemos los dos grupos, pero hay más malnutridos que desnutridos, es decir, que la mayoría se va encaminado a ser desnutridos, porque no solo es que la persona baje de peso, sino las consecuencias que eso trae”.

La malnutrición impide el correcto desarrollo psicomotor e intelectual de los niños y complicaciones médicas graves para los adultos mayores que podrían generar la muerte.

Sin Rumbo

Janine Perozo lamentó que esta generación no tenga un futuro seguro. Calificó de “preocupante” que los niños y jóvenes tengan “un futuro desconocido” que, a su juicio, podría incrementar la delincuencia y las malas prácticas ante la pobreza en los hogares. “Hay que seguir luchando y trabajando. Desde Salud Maracaibo brindamos ayuda a estos casos, con orientación y alimentos, pero sabemos que eso no va a resolver el problema sino un cambio en las medidas cambiarias ajustadas a la realidad. Que tengamos acceso a la compra de productos alimenticios que permitan una mejor nutrición, control de precio y cero especulación” (sic).

Foto: Mariela Nava

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.