La aplicación del instrumento legal, firmado por el gobernador Jorge García Carneiro, no frenó el caudal de personas en la búsqueda de alimentos y otros productos prioritarios. Algunos manifestaron desconocimiento de la norma, mientras que otros que sí la conocían buscaron la manera de burlar la vigilancia policial. Asimismo, se mantiene la restricción vial para subir a Caracas.

La Guaira. Entre el desconocimiento y la necesidad de aprovisionarse de alimentos transcurrió el primer día de aplicación del decreto regional que limita a los habitantes del Litoral Central a comprar de bienes y servicios prioritarios, según el terminal de su número de cédula.

Aunque el decreto número 047-2020 del gobernador Jorge García Carneiro no precisa el inicio de su aplicación, la presencia este lunes 3 de agosto de funcionarios policiales en calles y avenidas marcó el estreno de la restricción legal “en aras de prevenir y disminuir el riesgo de expansión del COVID-19.

Aun así, no pocas personas consultadas en las zonas comerciales de Catia La Mar y Maiquetía, respectivamente, manifestaron su desconocimiento en torno a la norma, publicada el pasado 31 de julio en la gaceta estadal N.º 525.

decreto de comprar
En los comercios pequeños no acataron la norma. Foto: Cortesía Mirma Montemayor.

Me extrañaba tanto policía junto, que uno sabe que matraquean a los comerciantes, pero eran muchos y desde muy temprano. Me dijeron que todo es un fulano decreto de la cédula. Pero yo tengo que comprar arroz y aceite. No puedo esperar al jueves, que es cuando me toca”, explicó Francisca Perdomo, jubilada de 65 años de edad, a su paso por la plaza Los Maestros en Maiquetía.

El decreto habilita la compra de productos de primera necesidad de acuerdo con el terminal de la cédula de identidad. Este lunes correspondía a los terminales 0 y 9, el martes a 1 y 8; el miércoles a 2 y 7, el jueves a 3 y 6, y el viernes a 4 y 5.

Lee también
En el Litoral Central siguen desafiando prohibición de bañarse en las playas
El apremio de la necesidad

“A mí me comentaron el asunto esta mañana, yo no tengo celular moderno y mi cédula termina en dos. No voy a aguantarme hasta el miércoles para llevar la leche de mi pequeño. Eso no puede esperar”, comentó María Eugenia Ladera, que caminó dos kilómetros desde el barrio San Antonio de Las Flores en La Guaira hasta el Mercado Municipal de Maiquetía.

No hay autobuses suficientes, debes caminar bastante para comprar lo mínimo y ahora vienen con esto de la cédula. El pueblo no gana una”, dijo Oscarina Hernández, quien también preguntaba por el precio de un kilo de leche maternizada y su terminal de identidad era el 2.

En Catia La Mar, se observó la aplicación de la norma en locales como Farmatodo y automercados de renombre. Sin embargo, en locales más modestos hubo permisividad entre dueños y encargados para facilitar la venta de productos esenciales a quienes no les correspondía.

“Con esta necesidad que vivimos, en la que el dinero se devalúa diariamente, ese decreto perjudica, no ayuda a que la gente esté tranquila para enfrentar la pandemia”, indicó el propietario de una panadería del sector La Atlántida que prefirió reservar su identidad.

Otros comerciantes de Catia La Mar admitieron que cuando el patrullaje policial disminuyó pudieron “hacerse de la vista gorda” para vender productos prioritarios a quienes no presentaban el terminal 0 y 9 de sus cédulas de identidad.

También en calles y avenidas de Macuto, Caraballeda y Naiguatá se reportaron aglomeraciones de personas para la adquisición de alimentos básicos. El mencionado decreto de comprar exceptúa la restricción en la venta de medicamentos.

“Aquí en los negocios no andan con esa vaina de pedir la cédula”, afirmó Olga de Durán, residente de las proximidades del Paseo de Macuto y manifestó, vía WhatsApp, que no hubo mayor recorrido policial en la parroquia.

Restricción vial hacia Caracas

Mientras tanto, en el inicio de la tercera semana consecutiva de cuarentena radical, las autoridades locales volvieron a hacer énfasis en la solicitud del salvoconducto a conductores y pasajeros que se dirigían a Caracas, lo que originó una congestión vehicular hasta después del mediodía.

Lee también
Lo más reciente del 18 de septiembre de 2020

Los que lograban sortear las revisiones de policías y militares, igualmente, debieron someterse a una prueba de temperatura por parte de médicos comunitarios integrales.

decreto de comprar
De nuevo hubo restricciones para circular hacia Caracas. Foto: Mirna Montemayor.

En este sentido, García Carneiro informó que no descuidarán los chequeos de automóviles y buses con personas provenientes de la capital de la República, dado el aumento de casos de COVID-19 en los últimos días, según las estadísticas oficiales del Gobierno.

“Hasta el momento no estamos en crisis, pero seremos exigentes en las alcabalas y también con los que quieran ir a las playas”, advirtió el primer mandatario regional en un audio difundido el fin de semana en redes sociales.


Participa en la conversación