El CNE aprobó la solicitud de la MUD para que se active la fase del 20% y ratificó que esta etapa se realizará a finales de octubre.

Caracas. El Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó la solicitud hecha por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para que se active la fase del 20 %, en la que la oposición debe lograr el apoyo de 3.913.403 electores a la consulta.

“Las rectoras y el rector decidieron también remitir a la Junta Nacional Electoral los lineamientos para la organización de la recolección y la elaboración del cronograma de actividades respectivo, en el que se fije que la recepción de manifestaciones de voluntad se realizará en la última semana de octubre próximo, tal como se informó al país el pasado 09 de agosto”, indicó el organismo a través de una nota de prensa.

Con esta decisión, el Poder Electoral considera que los opositores cumplieron con los requisitos necesarios para solicitar la consulta. Sin embargo, ratifica que la nueva fase se hará a finales de octubre, lo que dificulta que el referendo se realice este año tomando en cuenta la interpretación de los lapsos que efectúa el ente comicial.

En la comunicación del CNE se indica que se avalaron algunos criterios técnicos para el despliegue de las máquinas captahuellas, que serán usadas en la segunda fase de la activación de la consulta. Se usará como referencia el corte del Registro Electoral (RE) del 30 de abril de este año, que alcanza a 19.567. 013, para la fase del 20 %. Solo las personas inscritas en el RE antes de la fecha mencionada pueden participar en esta etapa.

Lee también
Comunidades, profesores y universitarios activan la calle para Toma del 1S

“La Junta Nacional Electoral tendrá hasta el 13 de septiembre para elaborar el cronograma, así como las propuestas de centros de recepción que serían activados. Durante las próximas tres semanas, los técnicos de la Junta Nacional Electoral cumplirán una serie de tareas, incluidas en los lineamientos emanados del CNE”, agregó el árbitro.

El integrante de la comisión de la MUD encargada del revocatorio, Juan Carlos Caldera, apuntó que se concedió la autorización para que las manifestaciones de voluntad sean recogidas por tres días y no en uno, como lo había solicitado el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). También se permitirá realizar las auditorías normales a estos equipos, así como la colocación de testigos de ambos bloques durante la recolección de las huellas.

A diferencia de la fase del 1 %, los electores que deseen apoyar el revocatorio ya no tienen que colocar su firma para la segunda fase. Solamente deberán colocar sus impresiones digitales en las máquinas captahuellas, que verificarán la identidad del elector de inmediato. La MUD hizo hincapié en que el órgano comicial tiene que desplegar las 40 mil máquinas que se utilizan en las elecciones de carácter nacional.

Foto: Cheché Díaz


Participa en la conversación