Pese al relato de los vecinos, quienes indicaron que la extracción ilegal de combustible en la zona de Naricual se hace de manera constante, autoridades de la petrolera estatal atribuyeron este miércoles a un acto de lo que ellos califican como la extrema derecha, la explosión ocurrida la noche del martes en la zona rural de Barcelona. Hasta pasadas las 12 del mediodía de este miércoles, solo se había confirmado un herido tras el evento. Horas después, falleció Unidad de Terapia Intensiva del hospital Luis Razetti de Barcelona.

Barcelona. «Todo fue como una película de terror.  No entendíamos qué estaba pasando. Mucha gente corrió arriesgando sus vidas, por pasar a buscar a sus familiares». Así resume uno de los habitantes de la población de Naricual, zona rural de Barcelona, la explosión ocurrida la noche de este martes, 11 de enero. El incidente se registró en el Poliducto de Oriente de Pdvsa, el cual distribuye combustible a todo el oriente del país.

Pasadas las 7:00 pm de la noche del martes, una fuerte explosión, seguida de una llamarada, que según los efectivos bomberiles se elevó sobre los 40 metros, apreciándose desde diversos puntos del área urbana anzoatiguense, generó el caos en las barriadas de La Pica, Pica del Neverí y Valles del Neverí. El hecho provocó el desalojo ipso facto de sus habitantes en previsión de un incidente mayor.

Residentes de la localidad aseguraron que el incidente coronó una serie de eventos que ellos previamente habían denunciado, sin mayor atención de las autoridades. El aviso previo ocurrió en noviembre pasado, cuando un hecho de menor magnitud generó angustia en los vecinos.

Eso es un tema viejo, pero no le han buscado solución. Ya esto había pasado, pero no fue de gran magnitud. Ahí van muchachos y adultos a buscar gasolina. Mayormente lo hacen de noche porque menos gente pasa por el sitio, prácticamente es una actividad normal», sostuvo Sigfredo, habitante de la localidad.

Poliducto de Oriente
Efectivos bomberiles estuvieron desde la noche del martes hasta la mañana de este miércoles en la zona para controlar las llamas / Foto: Cortesía @samiraponteve
Derrames a granel

El relato de los vecinos contrasta con el comunicado emitido este miércoles por la Comisión Presidencial Alí Rodríguez Araque, de Petróleos de Venezuela (PDVSA), en el cual indican que la explosión en el Poliducto de Oriente, ocurrió por acciones de lo que ellos califican como extrema derecha. El martes, el gobernador de Anzoátegui Luis José Marcano, atribuyó la causa de la misma a presuntos actos de contrabando de combustible.

«Esta acción criminal forma parte de la guerra permanente dirigida por grupos pertenecientes a la extrema derecha venezolana que, amparados por el imperialismo norteamericano, buscan atentar y boicotear los importantes avances que el Gobierno Bolivariano ha conseguido dentro del nuevo sistema de producción, distribución y comercialización de combustibles en todo el país», reza parte del comunicado.

Los derrames de combustibles en el Poliducto de Oriente no son nuevos en la zona. Durante la crecida del río Neverí en agosto pasado, vecinos de Naricual denunciaron que el agua del afluente se mezcló con un derrame de crudo y afectó a varias viviendas. En octubre de 2021, 85% de la capital anzoatiguense estuvo sin servicio de agua por una semana. Esta suspensión se justificó por la presencia de hidrocarburos en el caudal del Neverí.

En aquella oportunidad, el entonces gobernador Antonio Barreto Sira, denunció que la suspensión del servicio de agua se produjo tras un derrame de Nafta en la zona de Barbacoa y acusó a Pdvsa de negligencia, al no realizar el mantenimiento respectivo de las tuberías que atraviesan la zona rural capitalina.

Aquí en la zona son frecuentes los derrames de crudo y eso del contrabando de gasolina. Por lo menos en la comunidad de Los Caicos, han ocurrido hechos similares al de anoche (martes) pero no han causado heridos. La gente se rebusca con eso del contrabando de gasolina porque no tiene trabajo», señaló un vecino de la Pica del Neverí.

Personal de Pdvsa, que prefirió no identificarse, contó a Crónica.Uno que ya le venían realizando un seguimiento a una situación similar en el tramo del Poliducto de Oriente ubicado en la ciudad de El Tigre, en donde grupos de contrabandistas han incrementado el perforamiento de las tuberías para extraer combustible.

«Así como rompen las tuberías para hacer tomas de agua clandestinas, lo mismo está ocurriendo con las tuberías de combustible. Personal de Pdvsa y de diversos organismos de seguridad del estado fuimos a El Tigre a realizar las supervisiones correspondientes, también detectamos una situación similar en el sector Los Potocos de Barcelona», indicaron.

Lesiones mortales

Durante la madrugada de este miércoles, una nueva explosión en el Poliducto de Oriente generó angustia en la comunidad. Sin embargo, efectivos bomberiles presentes en el lugar, refirieron que la misma ocurrió por la acumulación de combustible y pudieron controlarla.

En horas de la tarde de este miércoles, autoridades del hospital Luis Razetti informaron que Eduardo Urrieta de 28 años, hasta el momento el único herido reportado de manera oficial tras la explosión, falleció en horas de la tarde luego de haber ingresado a la Unidad de Terapia Intensiva del principal centro asistencial anzoatiguense. Urrieta sufrió quemaduras en 70% de su cuerpo.

El servicio de agua se encuentra suspendido en la zona norte anzoatiguense. Esta decisión se implentó en previsión de que parte del combustible derramado haya llegado al cauce del río Neverí.


Participa en la conversación