Ante las sospechas, quienes laboran en el Hospital Central de Maracay deben costear los gastos para determinar si son positivos al coronavirus, por lo que la intergremial de salud de Aragua exhorta a las autoridades a dotar del tratamiento al personal contagiado con COVID-19 en la entidad. El Colegio de Profesionales de la Enfermería de Vargas exige tanto al gobierno nacional como regional pronta dotación de equipos de bioseguridad.

Maracay. Vulnerables. Así se encuentran médicos y enfermeras del Hospital Central de Maracay (HCM) quienes, además de no contar con los equipos de bioseguridad indispensables para evitar cualquier contagio, carecen de exámenes de laboratorio, rayos X y tratamiento médico en caso de resultar positivos de COVID-19.

Los que han dado positivo al diagnóstico de coronavirus deben costear los gastos que acarrea el tratamiento para combatir la enfermedad. Varios de los afectados han guardado el aislamiento en sus hogares y solo quienes presentan un cuadro clínico más comprometido son referidos a los centros centinelas de la entidad.

Irama Lira, representante de las enfermeras de Aragua ante la intergremial de salud de la región, además de la denuncia, exhorta a las autoridades de Corposalud y del principal centro asistencial del estado, para que garanticen al personal no solo del Hospital Central de Maracay, sino de los demás hospitales, ambulatorios, CDI y centros centinelas, los exámenes de laboratorio, radiografías y el tratamiento aplicable para COVID-19.

“Para nosotros no existen los rayos X, ni laboratorio dentro del Hospital Central de Maracay. El médico ocupacional les ordena a las colegas la realización de estos exámenes cada siete días y uno se pregunta, ¿cómo y con qué dinero?, si para nadie es un secreto que nuestros salarios apenas llegan a 2 dólares al mes, mientras una placa de rayos X está por el orden de los 5 millones de bolívares”, refiere la dirigente.

Calvario medicinal

El personal que ha resultado contagiado y que guarda aislamiento en sus hogares debe acudir cada siete días al HCM para una evaluación por parte del médico ocupacional. Tras esa evaluación, se determinará si el paciente requiere nuevos exámenes clínicos y rayos X para extender o no el reposo correspondiente.

Es un estrés ir a renovar el reposo. Esperé todo el día para que la epidemióloga me diga que estoy apta, cuando he presentado diarrea y vómito, además de bronquitis. ¿Qué más síntomas necesitan para validar un reposo? Una disnea, una taquicardia, un infarto que evidencie que uno está mal?”, se pregunta una de las afectadas.

Lira sostiene que un buen número de sus colegas no posee vehículo y deben ir en transporte público hasta el hospital para una revaloración médica, exponiéndose a mayores complicaciones y, por supuesto, a quienes estén cerca de ellas.

La gremialista no detalla cifras de la cantidad de enfermeras contagiadas porque, asegura, esas estadísticas las guarda con recelo Corposalud, pero sostiene que el número de enfermeras del HCM diagnosticadas con coronavirus es considerable.

Sin embargo, una fuente interna del Hospital Central de Maracay refiere de manera extraoficial, que más de 20 enfermeras han presentado sintomatología y se les ha confirmado COVID-19 solo por diagnóstico radiológico.

“En el Hospital Central de Maracay tampoco hay pruebas para el resto del personal”, asegura la fuente, quien pide la reserva de su identidad por razones de seguridad.

Peticiones de emergencia

La indefensión en la que laboran médicos y enfermeras es generalizada en todo el país y ante las denuncias que la intergremial ha recibido sobre situaciones similares en otros centros de salud a escala nacional, esta organización elevó el pasado 7 de octubre, un nuevo pliego de peticiones ante el ministro de salud del gobierno de Nicolás Maduro, Carlos Alvarado.

En el documento, que consta de 13 peticiones, la intergremial exige en el punto 7 garantías de atención médica, medicinas y hospitalización para los trabajadores dependientes del ministerio.

“Solicitamos la creación de una sala de atención médica para el personal sanitario contagiado por el virus SARS Cov2, donde se garanticen todos los insumos y materiales médico-quirúrgicos, exámenes de laboratorio clínico, medicamentos, rayos X, tomografías, camas de terapia intensiva, entre otros”, refiere el documento.

A la par de la necesidad de atención médica e insumos, Lira insiste en que urge la dolarización de los salarios del personal de salud tal y como lo han solicitado en otras oportunidades.

“El salario más alto es de 1,5 millones de bolívares al mes. ¿Cómo se paga transporte, comida, servicios y además un tratamiento millonario para tratarse el COVID-19?”, sentencia Lira.

Los médicos y enfermeras del estado Aragua insisten en la desprotección con la que afrontan la pandemia, exponiendo además a sus compañeros de trabajo y a sus familias. Reiteran que siguen sin recibir la dotación de los equipos de bioseguridad por parte de las autoridades sanitarias. Apenas cuentan con los que la Cruz Roja u organizaciones civiles les han donado.

De acuerdo con el más reciente reporte de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, en Aragua han fallecido por COVID-19, un total de ocho médicos y tres enfermeras. Sin embargo, el Colegio de Enfermeras en la región contabiliza el fallecimiento por coronavirus de cuatro de sus agremiadas, entre el 19 de agosto al 14 de septiembre.

Enfermeras de hospital en La Guaira exigen dotación

El gremio de enfermeras en el Litoral Central exigió al gobierno nacional y regional una pronta dotación de equipos de bioseguridad para proteger la vida de sus profesionales en el hospital del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales en La Guaira, quienes a diario atienden a pacientes con COVID-19.

Lee también
#EnClaves Las actividades flexibilizadas con mayor y menor riesgo de contagio de COVID-19

La presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería de Vargas, Maryori Díaz, lamentó que la falta de equipos e insumos en este centro de salud perjudique a los trabajadores que necesitan mayor provisión de mascarillas, guantes y batas para resguardarse de la pandemia.

Explicó que para atender a los pacientes deberían contar con batas manga larga, mascarillas N95, protectores faciales y oculares, guantes, gorros, cubrepiés, soluciones desinfectantes, agua, jabón y gel alcoholado, para evitar el contagio.

Tenemos a muchas enfermeras, médicos y otros trabajadores de la salud que han tenido que irse a sus casas por sospecha de COVID en los hospitales centinelas y principalmente el hospital de La Guaira”, alertó.

El Estado Mayor de Salud del Litoral Central considera también como “centinelas” a los hospitales Periférico de Pariata en Maiquetía, Naval de Catia La Mar y de Campaña en el Puerto de La Guaira, así como el ambulatorio de Guaracarumbo (parroquia Urimare), y el Centro de Aislamiento y Cuarentena en la Ciudad Vacacional de Los Caracas.

Este martes 13 de octubre, se registraron 20 casos más en la entidad federal y con ello, el total se elevó a 4604. Este es el sexto estado del país con más enfermos de COVID-19, detrás del Distrito Capital, Miranda, Zulia, Apure y Táchira.


Participa en la conversación