Pese a obstáculos del CNE, el revocatorio aún se podría celebrar antes del 9 de enero

Una treintena de profesores de Derecho Público de distintas universidades venezolanas emitieron este martes un comunicado, en el cual acusan a la presidenta del organismo comicial, Tibisay Lucena, de interpretar las normas a conveniencia del Gobierno.

Caracas. Pese a las demoras en responder las peticiones de la oposición y a que se inventaron procesos no previstos en las normas, como la validación del 1 % de las firmas, el referendo revocatorio presidencial aún podría celebrarse antes de que el presidente Nicolás Maduro cumpla cuatro años en el Palacio de Miraflores, con lo cual de ser derrotado en el país se deberían celebrar elecciones presidenciales anticipadas para escoger a su sucesor.

La afirmación la hicieron una treintena de profesores de Derecho Público de distintas universidades públicas y privadas del país, los cuales este martes difundieron un comunicado donde aseguraron que “a la presente fecha es posible realizar el referendo revocatorio solicitado, de suerte que el mismo ocurra, con las consecuencias deseadas, en el período de noventa (90) días establecido en el artículo 30 de las Normas, el cual debería transcurrir, a más tardar, entre el martes 11 de octubre y el lunes 9 de enero de 2017”.

Sin embargo, reconocieron que esto depende de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no haga “nuevamente dejación de la obligación legal que lo conmina a actuar regido por los principios de independencia orgánica, autonomía funcional, imparcialidad y participación ciudadana y, sobre todo, transparencia y celeridad en todos sus actos y decisiones”.

Las declaraciones de los catedráticos y juristas se producen una semana después de que la presidenta del ente comicial, Tibisay Lucena, se dirigiera al país para anunciar que la segunda fase para la activación de la consulta —en la cual se debe recoger 20 % de las firmas del Registro Electoral— podría celebrarse a finales de octubre. Lucena defendió la actitud de su despacho afirmando que el mismo tiene como enfoque “asegurar el debido equilibrio entre los derechos de los promotores y los de quienes eventualmente se opondrían a dicho referendo, incluido el del funcionario concernido”.

Lea el Comunicado del Grupo de Profesores de Derecho Público.

Lee también
Líderes del 23 de enero, Macarao y Catia rechazan que el revocatorio deba realizarse en 2017

Revisando el cronograma

Tras expresar que ayer 15 de agosto el Poder Electoral debía dar contestación a la solicitud de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para persistir en el revocatorio, los expertos indicaron que esta misma semana se tendrían que recibir respuestas e iniciar así el lapso de 15 días hábiles para que la Junta Nacional Electoral fije los lugares donde se recogerán las firmas.

De cumplirse este plazo, entonces entre el 16 y 19 de septiembre se podrían recabar las rúbricas y luego el organismo contaría con otros 15 días para revisarlas; por último debería pautar la fecha de la consulta entre octubre y principios de enero, apuntaron los especialistas, quienes agregaron: “Debe entenderse que una actuación del CNE en los términos que estamos planteando, no debe apreciarse como una actuación favorecedora de una de las partes del enfrentamiento de intereses en desmedro de la otra, sino como la aceptación de que el ejercicio de un derecho constitucional nunca puede ser obstaculizado para proteger a otro derecho, si ese ejercicio se realiza conforme a la Constitución y la ley”.

Finalmente, reclamaron del pueblo y de la comunidad internacional “estar vigilantes de que, en el procesamiento de las actividades que aún deben cumplirse por parte del Poder Electoral para la promoción y realización del referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, sean realmente cumplidas las normas que rigen ese procedimiento y, en definitiva, para que se respete el derecho a la participación política de los venezolanos que garantiza el ordenamiento constitucional”.

El escrito lo firman, entre otros, el expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Carlos Ayala Corao; los profesores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Humberto Njaim, Enrique Sánchez Falcón; y de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Juan Manuel Rafalli y José Vicente Haro.

Foto: Miguel González


Participa en la conversación