Pico y placa en región capital y reactivación de refinería El Palito buscan aliviar la falta de gasolina

falta de gasolina

Para el 31 de marzo no había inventarios de gasolina en el país, tampoco se contaba con otros derivados de hidrocarburos como alquilados o MTBE (metil-butil-eter), que se utiliza para la fabricación de combustible, según contratistas del sector que declararon a Crónica.Uno.

Caracas. Ni los sectores priorizados, como el de la salud por la pandemia de COVID-19, se salvan de la escasez de combustible que se agudizó en marzo. La poca información oficial sobre las medidas para resolver la crisis generada por la falta de gasolina es otro de los problemas a los que se enfrenta la población venezolana.

Las estaciones de servicio están militarizadas. La Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) es uno de los entes que controla la situación, sin embargo, en sus cuentas oficiales poco o nada se informa acerca de la crisis por combustible.

Foto: Tairy Gamboa

Desde la semana pasada en las bombas de gasolina hay anuncios sobre un nueva medida para mitigar la escasez: el pico y placa. Este viernes circuló un documento de 24 páginas sobre cómo funcionará en la región capital. En las cuentas de Twitter de @Redi_Capital o del comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Remigio Ceballos (@CeballosIchaso), ese cronograma no había sido divulgado hasta este martes 14 de abril.

Para el 31 de marzo no había inventarios de gasolina en el país, tampoco se contaba con otros productos de hidrocarburos como alquilados o MTBE (metil-butil-eter), que se utiliza para la fabricación de combustible, según contratistas del sector que declararon a Crónica.Uno bajo anonimato. La industria solo manejaba 5000 barriles de reformados y en lo que va de abril no han llegado aditivos.

Este martes se conoció que la refinería El Palito fue reactivada, de acuerdo con un trabajo publicado en El Pitazo. Esta tendría capacidad para procesar 80.000 barriles de crudo diarios. No necesariamente esos 80.000 barriles se convierten en gasolina, por lo que no queda claro cuánto combustible generará la planta.

Fuentes allegadas al sector aseguran que la reactivación de El Palito se debe a las piezas que le han quitado al Complejo Refinador de Paraguaná (CRP).

El 11 de abril el mandatario Nicolás Maduro se refirió a la escasez de gasolina. Dijo que garantizarían el combustible a quienes transportan alimentos. No obstante, desde hace semanas los productores advierten que perderán las cosechas debido a que no tienen manera de sacar los alimentos del campo, ni de llevarlos a los grandes centros de consumo.

Foto: Tairy Gamboa

El vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, anunció el 3 de abril un plan especial de abastecimiento de combustible. Sin embargo, a medida que pasan los días las colas empeoran. Las personas madrugan en las estaciones y algunos se van sin poder abastecerse. Una situación habitual en el interior del país.

Hasta septiembre del año pasado se procesaban alrededor de 50.000-60.000 barriles de gasolina, de muy bajo octanaje, no apta para consumo, pero si se mezclaba con algunos aditivos importados podía consumirse en el mercado interno. La producción seguía estando por debajo de la demanda nacional y en diciembre la escasez también mostró su cara.

Sindicalistas como Iván Freites reponsabilizan a Rafael Ramírez —quien estuvo a cargo de la estatal Pdvsa por unos 10 años— de la destrucción de la industria petrolera. «En tu gestión se desmantelaron plantas de gasolina, lubricantes, gas y crudo. Las catalíticas de Cardón y El Palito no arrancan porque las destruiste. Eres el responsable de la explosión y destrucción de Amuay», escribió en la red social Twitter.

Foto: Tairy Gamboa

En 2019 la Asamblea Nacional manejaba un consumo local de 200.000 barriles de gasolina al día. Para entonces el déficit era de unos 100.000 barriles. La Comisión de Energía y Petróleo estima que debido a la pandemia de COVID-19, que ha paralizado las actividades desde que toda la nación entró en cuarentena el 17 de marzo, el consumo diario ronde los 110.000 barriles entre gasolina y diesel.

Venezuela posee cinco refinerías: el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), que agrupa a Cardón y Amuay en el estado Falcón; El Palito en Carabobo; Bajo Grande en Zulia, Puerto la Cruz y San Roque en Anzoátegui. La mayoría de estos complejos han estado parados desde hace más de un año. La opacidad con que la información es manejada no permite saber con exactitud qué plantas quedan operativas y cuál es su producción actual.

Con información de Luisa Maracara.

Lea también

Qué se sabe y qué no sobre el abastecimiento de gasolina en Venezuela


Participa en la conversación