Poco avance en negociaciones de las Grandes Ligas genera preocupación

El agente certificado Félix Luzón criticó «la guerra» entre la MLB y el sindicato de peloteros al considerar que hay escenarios que las partes en conflicto no han explorado. El experto alertó sobre las consecuencias devastadoras para el beisbol de una eventual cancelación de la temporada y se mostró pesimista con respecto a la zafra 2020-2021 de la LVBP.

Caracas. El humo blanco para jugar la temporada 2020 de las Grandes Ligas todavía no se vislumbra. A diferencia de otros campeonatos estadounidenses como la NBA y la MLS, el beisbol no ha logrado llegar a acuerdos, económicos principalmente, para fijar la fecha definitiva y el número de encuentros de los que constará una campaña recortada y muy atípica debido a la pandemia del coronavirus.

Si bien el comisionado de la MLB, Rob Manfred, ha dicho que quiere que haya pelota este año, las negociaciones entre las Mayores y el sindicato de jugadores parecen estancadas y no hay ninguna certeza de que la voz de Play Ball se cante en la primera quincena de julio como aprobaron los dueños de equipos el mes pasado.

El limbo en el que permanece la zafra perjudica a muchos peloteros venezolanos, siendo los beisbolistas de ligas menores los más afectados por los numerosos despidos y la casi segura cancelación de los torneos de filiales en todas sus categorías. En el país, incluso la LVBP podría sentir los «coletazos» de una campaña corta y tardía o que, en último caso, no se realice.

El agente certificado de jugadores y cazatalentos venezolano Félix Luzón analizó en entrevista para Crónica.Uno las distintas aristas del tema Grandes Ligas 2020, la situación de los criollos, las consecuencias de una eventual cancelación y, finalmente, las perspectivas para la LVBP.

La dificultad para llegar a un acuerdo entre la MLB y los peloteros

Se está trabajando dentro de un círculo vicioso y repetitivo y ha habido una forma perniciosa de manejar la situación de parte de la MLB, pero también hay que reconocer que ambas partes se pusieron el uniforme de guerra que se usa en los acuerdos laborales y lo trajeron a una mesa de negociaciones que tenía que tener las mismas virtudes que tuvo la que se hizo en marzo, donde se logró el primer acuerdo para la temporada. Esa mesa sirvió de bastión fundamental para el presidente de la Asociación de Peloteros, Tony Clark, quien ha rechazado cualquier cosa que tenga que ver con la reducción salarial y lamentablemente ese es el camino que ha tomado la MLB en las negociaciones.

Consecuencias de una eventual cancelación

Las consecuencias de una eventual cancelación de la temporada serían nefastas. Son consecuencias que van más allá de lo económico. Habría un alto costo de oportunidades al tener que recomponer un sistema de desarrollo e incluso de relaciones interlaborales entre patronos y empleados y patronos y jugadores. Implicaría un resquebrajamiento de todo lo que se ha fundamentado en los últimos 100 años para el beisbol. Esta no sería una cancelación por un tema contractual, sino por una falta evidente de sentido común de ambas partes. Las soluciones, más allá de la parte sanitaria, pasan por el tema financiero que siempre tiene arreglos e incluso hay espacios de arreglos por los que ni siquiera se han paseado los dos bandos.

Los venezolanos más y menos perjudicados

No es que los venezolanos van a ser más perjudicados que otros jugadores. Aquí no se debe hacer una tipificación del que gana menos está peor que el que gana más o viceversa porque cada uno tiene un nivel de compromisos en su vida diaria similar a la cantidad de ingresos que tiene. Un jugador de salario mínimo tendrá preocupaciones diferentes a las que que tiene uno que gane 30 millones de dólares por temporada, pero ambos las tienen. Siempre que se juegue una cantidad de juegos promedio o una mitad de temporada, la campaña va a ser un éxito.

Los criollos de ligas menores

De los venezolanos en ligas menores conozco muchos, sobre todo los que forman parte de mi entorno como agente. Es un caos que se conocerá el año que viene cuando se empiecen a ver las consecuencias de la gran cantidad de jugadores que salieron de los equipos. Están despidiendo a la misma cantidad o más peloteros que en años anteriores y no creo que se realice una temporada de ligas menores porque son muy altos los costos para los niveles de ingresos que ellos tienen. Me preocupan los peloteros de ligas menores. Para salir a flote, me preocupa que no haya ni siquiera ligas de invierno. Tienen que tener mucha fortaleza mental para aceptar esto y presentarse de la mejor manera al Spring Training en ocho meses.

Temas sanitarios y de seguridad

Los términos de seguridad son variables y hay protocolos que deben definirse muy bien. No imagino una temporada de Grandes Ligas con contagios, pero cualquier número de contagios que sobrepase el límite que se fije será suficiente para cancelar la temporada. No creo que la MLB ni el sindicato de peloteros sean proclives a montar una temporada que no tenga los protocolos de seguridad bien estudiados.

Temporada 2020-2021 de la LVBP

Yo no creo que haya temporada de la LVBP si no hay temporada de Grandes Ligas. Además, Venezuela tiene varios asuntos pendientes. Está el tema de la suspensión de la LVBP del Acuerdo Invernal y luego su ingreso parcial, donde no se cuenta a los equipos Aragua y Magallanes, que hasta ahora no se sabe si se ha solucionado lo de la suspensión de la OFAC. Más allá de la política, veo muy díficil la realización de la campaña porque hay un problema de seguridad con la pandemia y ningún pelotero va a poner en riesgo su vida.

Lea también:

Libertad plena para fundador de escuela de béisbol menor en Maracay


Participa en la conversación