El precio del combo de arepa socialista y jugo subió 475% en cinco meses

El precio del combo de arepa socialista y jugo subió 475% en cinco meses

Los trabajadores de las areperas móviles señalan que los insumos cada vez los consiguen más caros.

Caracas. Mientras las autoridades señalan que en el país la “inflación es inducida”, las empresas estatales hacen ajustes en sus productos por los costos de los insumos.

La inflación impacta en las areperas móviles y el combo de arepa y jugo que en septiembre de 2017 se vendía en 4000 bolívares, ahora en febrero de 2018 asciende a 23.000 bolívares, un aumento de 475 % en cinco meses.

El incremento se debe a que los costos de los insumos se han disparado.

Los trabajadores de la red de areperas móviles de Pdval —que pidieron mantener sus nombres en reserva— señalaron que “aunque conseguimos los productos, cada vez son más caros. Lo que se necesita para los rellenos —queso, cazón y ensalada césar— está muy costoso”.  No quisieron precisar quiénes les garantizan los materiales para operar.

En diversos locales la arepa cuesta mínimo 100.000 bolívares, monto que varía según el establecimiento y el tipo de relleno.

El pobre desempeño de las areperas

  • En 2009, el expresidente Hugo Chávez creó la red de Areperas Socialistas con el fin de que los establecimientos vendieran la arepa sin “especulación”. En varias alocuciones indicó que “el socialismo, a diferencia del capitalismo, no especula sino que le suministra el producto alimenticio de calidad al pueblo”. En aquel momento, el precio estaba entre 5 y 8 bolívares.
  • Para 2011, de acuerdo con la memoria del Ministerio de Alimentación, había 200 areperas entre locales fijos y móviles.
  • Pero con los años, los puntos han ido desapareciendo y hasta 2015 —última memoria disponible— apenas quedaban 30 areperas y eran las móviles, que son los camiones de Pdval. Hoy día solo estas se encuentran operativas, y a media máquina.
Lee también
En marzo el costo de la canasta alimentaria aumentó más en bolívares que en dólares

Foto: Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación