Calculaban el pasaje en no menos de 0,20 centavos de dólar. Esta semana, sin esperar decisión oficial, de 2000 bolívares el pasaje subió a 4000 para las rutas cortas.

Caracas. Este jueves 16, varios bloques del transporte entre ellos la Norte-Sur y Sur-Este, en asamblea con sus bases acordaron salir a cobrar el pasaje urbano de 5000 bolívares.

Hace ocho días, el Comando Intergremial del sector transporte le propuso al Gobierno y a la opinión pública nacional que el costo del pasaje por servicio de transporte terrestre debía ser anclado al precio de venta del dólar para todas las modalidades de servicio urbano, suburbano e interurbano.

Calculaban no menos de 0,20 centavos de dólar. Esta semana, sin esperar decisión oficial, de 2000 bolívares el pasaje subió a 4000 para las rutas cortas.

Pero será por pocos días. Tras el reciente aumento salarial, los transportistas no se quedarán atrás y sin esperar a que la gente se acostumbre ya están cocinando el segundo aumento en lo que va de año.

Igual que en meses anteriores no hay gacetas ni anuncios del Gobierno.

Cabe recordar que en enero de 2019, la tarifa estaba en 150 bolívares. Ya a mitad de año el billete de 50 soberanos no era aceptado y salió de circulación de manera informal.

En 2019 los incrementos se dieron prácticamente cada semana hasta cerrar el año en 2000 bolívares y 5000 por las vías expresas.

De nuevo los choferes que, dicho sea de paso, ya no usan ni el casco de las líneas, están trabajando en horarios recortados y sostienen que no hay más camionetas para obligar a los pasajeros a usar esas unidades y pagar el costo del momento.

Lee también
Deterioro de bibliotecas públicas de Caracas pone en riesgo el patrimonio cultural del país

Una sola persona que trabaje en el centro de Caracas debe tener por lo menos 20.000 bolívares diarios, en el caso de usar cuatro camionetas. Eso a la semana son 100.000 bolívares, al mes 400.000. De su salario mínimo integral le quedarían 50.000 diarios, lo que equivale a dos canillas de pan.

Lea también:

Metro de Caracas va por la vía rápida al colapso


Participa en la conversación