Nicolás Maduro señaló que las ferias navideñas se instalarán en espacios abiertos, con previa autorización de las alcaldías, y que otros sectores comerciales podrían ser incorporados a la flexibilización. Este miércoles se registraron 614 casos de COVID-19 y cuatro fallecidos.

Caracas. Bajo “estrictos protocolos de bioseguridad” se reabrirán “paulatinamente” los espacios turísticos del país a partir del 1° de diciembre, afirmó Nicolás Maduro este miércoles, quien añadió que su gobierno está evaluando una nueva modalidad de flexibilización para la temporada navideña.

El mandatario señaló que con la medida buscarán “estimular el sector turismo”, aunque no dio más detalles de la decisión ni precisó si a partir de esa fecha se restablecerán los vuelos comerciales en el país.

Precisamente un día antes, la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit) advirtió de un “quiebre inminente” en ese sector luego de ocho meses de inactividad debido a la pandemia por COVID-19. Mientras que el 12 de octubre el INAC prorrogó la suspensión de vuelos comerciales por un mes más.

Según palabras de Maduro, su gobierno está “estudiando” un plan especial que será implementado en noviembre y diciembre para incorporar en la flexibilización de la cuarentena a jugueterías, piñaterías, licorerías, entre otros.

Dijo que el esquema 7+7 se mantendrá, aunque su despacho evalúa una “nueva modalidad” que incorpore sectores económicos y comerciales –formales e informales– durante la temporada navideña.

Respecto a las ferias navideñas –típicas de la época, pero que han mermado debido a la crisis económica– se realizarán con previa autorización de las alcaldías, en sitios abiertos y con un número máximo de personas, según señaló Maduro.

Lee también
“En la búsqueda de la vacuna contra la COVID-19 hay mucho de solución y algo de fantasía”

“Tendencia a la baja”

El gobernante resaltó que las decisiones por las que estudian la nueva modalidad de cuarentena responden a una presunta disminución en la curva de contagios de COVID-19, que en las últimas semanas no ha superado los 800 casos diarios en el ámbito nacional.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez dijo que Distrito Capital y otras entidades han “reducido la incidencia de casos positivos”, aunque expertos aseguran que tal disminución podría deberse a la reducida cantidad de tests que se realizan, situación que ha sido confirmada por la OPS.

Este miércoles fueron confirmados 614 casos de COVID-19 en todo el país. 481 de ellos fueron comunitarios, con Yaracuy (92), Lara (57) y Distrito Capital (53) a la cabeza, mientras que 130 fueron importados.

Los otros contagios comunitarios ocurrieron en Miranda (39), Apure (37), Falcón y Vargas (31), Táchira (30), Guárico (26), Aragua (23), Portuguesa (22), Nueva Esparta (14), Trujillo (10), Mérida (siete), Carabobo y Zulia (tres), Cojedes (dos), Bolívar (uno).

Fallecieron cuatro personas por la enfermedad: una mujer de 67 años (Caracas), dos hombres de 67 y 68 (Aragua) y uno de 75 en Táchira. El total de muertes llegó a 714 y el de casos a 85.005 con 91 % recuperados, según Rodríguez.

Foto principal: Luis Morillo.


Participa en la conversación