Los productores aseguran que esta situación se alertó en el pasado y no hubo respuestas por parte de las autoridades para prevenir un desbordamiento como el ocurrido este 24 de abril. El paso en la zona está restringido y voceros gremiales indicaron que los municipios: Sucre, Francisco Javier Pulgar y Colón, están en estado de emergencia.

Maracaibo. En emergencia. Así se encuentra la zona de el Sur del Lago, en el estado Zulia. Las precipitaciones de las últimas semanas en la Cordillera Andina, han incrementado el cauce de los ríos que desembocan en el Lago de Maracaibo, afectando a los poblados aledaños a estos, como es el caso de los municipios: Sucre, Francisco Javier Pulgar y Colón, siendo este último, uno donde el daño ha sido más crítico tras la crecida del río Chama.

En el caso del municipio Catatumbo, el desbordamiento del río Zulia provocó, el pasado domingo, que el muro de contención cediera 200 metros de largo, en el kilómetro 43 entre los poblados El Guayabo/Encontrados, lo que puso en alerta a la población.

El río Chama, ubicado en el sur del lago de Maracaibo, salió de su cauce tres veces en 2020, afectando 12 mil hectáreas cultivadas de plátano. El 5 de mayo a la altura del sector La Concha, de la parroquia Urribarrí, el río rompió un tramo del dique de contención, por lo que los productores agropecuarios iniciaron un plan de contingencia ante la amenaza de perder sus siembras.

Para el 15 de junio, el levantamiento del dique en el sector La Fortuna, dejó 5000 hectáreas de siembra inundadas. Una semana antes la Alcaldía de Colón informó a través de su página web que: «Una máquina tipo excavador brazo corto se emplea en las labores de recuperación del dique devastado hace dos semanas en una de las márgenes del río Chama, y que provocó la inundación de 600 hectáreas entre los sectores El Corrientudo y El Estero, asentadas en la parroquia Urribarrí del municipio Colón».

El 8 de abril de ese año, el ahora exgobernador del Zulia, Omar Prieto, informó vía Twitter el colapso del dique de contención del río Chama en el sector El Paraíso, municipio Colón, tras las intensas lluvias caídas en la zona.

Zozobra

Casi un año después, el escenario se repite y las aguas avanzan con fuerza, llevándose a su paso escuelas, iglesias y enseres de sus pobladores.

Esto es muy triste, yo no tengo para dónde ir, tengo toda mi vida la tengo aquí, mi siembrita, mi casa y ver todo bajo el agua me parte el corazón. Menos mal que mi casa es de dos pisos y estoy arriba con mis hijos, pero la vecina está en el agua con sus hijos desde hace dos días. A veces me pregunto porque Dios nos ha abandonado así, yo creo que este pueblo no ha sido tan malo para que nos pase esto», dijo una agricultora a una amiga de Maracaibo vía telefónica.

Elgio Pedreañez, concejal del Municipio Colón, dijo en exclusiva para Crónica.Uno que se mantienen en alerta debido a que en este municipio el agua ya alcanza la mitad de las casas.

Las lluvias han afectado drásticamente las cuencas del río Chama y Escalante, dos afluentes que bordean la zona. La afectación más grande que tenemos en este momento es en el sector La Fortuna, que ya tenía más de un año bajo el agua con 420 familias afectadas actualmente y 12 mil hectáreas de plantación, sobre todo de plátano, inundadas», dijo.

El puente que comunica Gato Azul con el sector La Fortuna, que además se quedó sin escuela y sin iglesia, colapsó. A esta zona solo se puede llegar vía marítima debido a que las vías terrestres fueron arrasadas por el caudal. «Quedaron aislados», dijo el concejal.

En el caso de Santa Bárbara y San Carlos del Zulia, la sedimentación del río Escalante ha provocado el aumento de su nivel en las últimas 24 horas.

«Los niveles han ido subiendo paulatinamente por cuanto nos está afectando también el desbordamiento del río Zulia que, aunque no está en nuestro municipio aguas abajo toca al municipio Colón y parte de San Carlos», explicó Pedreañez.

Sur del Lago
Miles de hectareas están bajo el agua en los municipios del Sur del Lago / Foto: Cortesía

Las fallas en las comunicaciones y los cortes eléctricos mantienen a las familias del Sur del Lago incomunicadas. Pedro Gutiérrez, habitante de Maracaibo, tiene a su madre en una de las zonas afectadas y no ha podido establecer contacto con su progenitora.

Llevo tres días que no hablo con ella y estoy desesperado, intenté llegar hasta allá y no pude, no hay paso para Catatumbo. Esto es negligencia porque hace más de 10 años que estamos alertando lo que podía pasar, solo le pido a Dios que mamá esté bien», dijo el hombre que se mudó a Maracaibo para trabajar como ingeniero.

La alcaldía del municipio Colón desplegó un plan de atención con jornadas de vacunación, entrega de bolsas de comida y una lancha, para cruzar a los habitantes de una zona a otra. Por su parte el Consejo Legislativo, hizo una reforma total a la ordenanza de industria y comercio e índoles similares para apoyar a los comerciantes y productores de la zona.

Pedreañez insistió en que la solución sería el dragado del río Chama, pero admitió que el municipio no tiene recursos para un trabajo de tal envergadura.

«Hace 10 años, en las administraciones pasadas, se hizo una cuantiosa inversión para el dragado y mantenimiento, pero todo se perdió porque no se trabajó ni en un kilómetro y hoy estamos sufriendo las consecuencias», criticó.

Cifras

El gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, informó este lunes, que activó un equipo multidisciplinario de ambiente, secretaría de salud, infraestructura, desarrollo social y alimentación, para brindar atención a las familias damnificadas de los municipios Sucre, Colón, Francisco Javier Pulgar y Catatumbo.

Se estima que hasta la fecha hay más de 500 familias afectadas en los diferentes municipios de la región con pérdidas materiales incuantificables.

Pedreañez estima que se necesitan al menos 120 mil dólares para recuperar el muro de contención, pero insiste en que la sedimentación hay que atacarla. «Queremos volver a ser pioneros en producción».

Producción en peligro

Productores del sector ganadero advirtieron que la ruptura del dique en el río Zulia, al sur del Lago de Maracaibo, estado Zulia, ocurrida el 24 de abril, pone en riesgo a las poblaciones cercanas, al personal de las fincas y también a los animales que son usados para la actividad pecuaria. 

Sur del Lago
Los productores habían advertido desde 2015, la ruptura del dique / Foto: Cortesía

«Ya numerosas fincas se encuentran inundadas luego de que el día de hoy (24 de abril) se rompió el dique del río Zulia, en el kilómetro 43 entre la zona del Guayabo y Encontrados. Situación de verdadera calamidad que pone en riesgo real la producción de esa región», escribió en su cuenta de Twitter el presidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne (Invelecar), Carlos Odoardo Albornoz. 

En conversación con Crónica.Uno Albornoz explicó que el muro tiene más de 20 años construido y sirve de contención no solo el río Zulia, que fue el que partió el dique, sino también a los ríos Catatumbo, Chama y el Escalante. «En 2015 advertimos la contingencia que se podía presentar de romperse el dique, pedimos que se hicieran las reparaciones pertinentes para el mantenimiento, pero lamentablemente eso no se ha hecho», apunta.

La situación es crítica. Horas más tarde de haberse roto el dique, los ganaderos advirtieron de una nueva ruptura, esta vez en El Laberinto también en el estado Zulia, específicamente en la zona conocida como El Diluvio, inundando más tierras aledañas. El reporte se hizo a las tres y media de la tarde de este lunes 25 de abril.

Los productores recuerdan que esta situación se alertó en el pasado y no hubo respuestas por parte de las autoridades para prevenir un desbordamiento como el ocurrido. La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) dijo que después de muchos esfuerzos para su mantenimiento, estos no resultaron suficientes y emitió un comunicado la tarde de este lunes 25 de abril en el que señaló que una imposición de permisología especial por parte de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), impide al sector poder avanzar en temas de infraestructura.

«Esto de acuerdo a la explicación hecha en una publicación en la red social Instagram, se traduce en no poder hacer nada en caminos, muros de contención, así como puentes y trabajo de mecanización de la tierra». Para el gremio este requisito se tradujo en un inconveniente, “pues nadie quiere alquilar ni movilizar maquinaria”. 

«No repararon el dique, no permitieron que los productores movilizaran maquinarias, hoy el río Catatumbo sale de su cauce e inunda varios municipios circunvecinos del estado Zulia. Por muchos años los gremios alertaron sobre esta calamidad que ojalá no pase a tragedia», advirtió Albornoz.

Invelecar informó que el río Catatumbo avanzó hasta romper el dique a las zonas adyacentes en el Sur del Lago, lo que podría provocar «una posible emergencia en la región». Comunidades como El Gallinazo ya sufren inundaciones, así como estiman que ya tres municipios estén afectados. 

El dique de contención de los ríos Zulia, Catatumbo, Chama y Escalante tiene una longitud de 200 kilómetros de largo y resguarda unas 600.000 hectáreas tipo I en el Sur del Lago. «33 % de esta calidad de las que existen en Venezuela hoy se rompió», indicó el presidente de Invelecar.

La zona es vital para la actividad ganadera, pues concentra 33 % de las tierras tipo I que tiene el país. Una tierra tipo I significa que reúne las mejores condiciones y ciertas características físicas que las hacen apropiadas para la vegetación permanente y para el desarrollo de actividades pecuarias.

Fedenaga advierte que este hecho traerá consecuencias negativas para la economía del país. «Si perseguimos la soberanía agroalimentaria debemos pensar entre todos y en grande», dijo Armando Chacín, presidente de esa organización, en un comunicado.


Participa en la conversación