Después de unas fuertes lluvias caídas la tarde de este miércoles 9 de septiembre, habitantes del municipio Mario Briceño Iragorry alertaban sobre las fuertes corrientes de agua que bajaban por la avenida Universidad de El Limón, arrasando todo a su paso. El municipio quedó sin servicio eléctrico e incomunicado, mientras se realizan labores de rescate y evacuación.

Maracay. Este miércoles alrededor de las 2:30 p. m., el río El Limón se salió de su cauce y sus aguas se desbordaron por las principales avenidas y calles del municipio Iragorry, en el estado Aragua.

Las fuertes lluvias caídas la tarde este 9 de septiembre, principalmente en la montaña y en la cabecera de los ríos, causaron el desbordamiento del río Los Capuchinos y de las quebradas Caja de Agua y El Piñal, afluentes del río El Limón.

Aunque las autoridades de emergencia y socorro como Protección Civil y Bomberos de Aragua no han emitido un reporte completo de la situación y los daños, se obtuvo información extraoficial sobre algunos residentes en el sector El Islote que quedaron atrapados y otros fueron arrastrados por el río Los Manguitos, mientras que otras dos personas estarían desaparecidas luego de ser arrastradas por las aguas del río El Limón.

el limón
Foto: Cortesía.

Así lo narran algunos vecinos que grababan la fuerte crecida de las aguas que bajaban por el puente de La Candelaria, otro sector afectado de Mario Briceño Iragorry.

El río el limón se acaba de llevar a un señor ahorita y pasó por aquí por el puente de la Candelaria”, se le escucha decir a uno de los vecinos mientras grababa el desbordamiento del río.

Hasta el momento no hay ningún reporte oficial, al respecto.

Lee también
Reportan 840 casos de COVID-19 y ocho fallecidos este viernes
río limón
La crecida arrastró varios vehículos. Foto: Cortesía.

Enseres, carros, motocicletas y todo cuanto encontraba a su paso fue arrasado por el río Limón, que dejó graves afectaciones y familias con pérdidas totales de sus bienes y residencias. David Guzmán, residente de la calle paralela a la avenida Universidad de El Limón, comenta su experiencia para Crónica.Uno:

Logramos salir de la casa y resguardarnos. Pero fue horrible, se llevó la casa y perdimos todo. Gracias a Dios todos estamos bien”, narra llorando el padre de familia.

Mientras tanto, Corpoelec debió suspender el servicio eléctrico en el municipio para facilitar las labores de rescate y atención que adelantan los funcionarios de Protección Civil, Guardia Nacional, Bomberos y grupos voluntarios de rescate que se han desplegado para atender a los afectados y llevar a cabo una evacuación preventiva.

Cuadrillas de los organismos públicos se encuentran en la zona removiendo los escombros en las principales vías de comunicación para restablecer el acceso al municipio.

Por otra parte, los organismos de rescate trabajan para restituir el paso hacia Ocumare de la Costa, luego de que el puente Las Brujas quedara tapiado por la cantidad de piedras y lodo que cayó de las montañas.

río limón
Las labores de remoción de escombros continúan. Foto: Cortesía.

La angustia y preocupación de familiares de muchos habitantes del municipio es evidente. No tienen ningún tipo de contacto debido a la suspensión del servicio eléctrico y de las comunicaciones telefónicas. Algunos permanecían en viviendas de dos plantas o en edificios para resguardarse.

Mientras tanto, el gobernador Marco Torres, en un contacto por radio y TV, aseguró que: “La situación se encuentra relativamente controlada” y explicó las condiciones meteorológicas que ocasionaron el desbordamiento del río Limón.

Este miércoles 9 de septiembre, los habitantes de El Limón revivieron la misma angustia de hace 33 años y tres días exactamente, cuando el 6 de septiembre de 1987 el río Limón se desbordó debido a  las intensas lluvias caídas en la región en aquel momento.

Lee también
La Candelaria es el sector más afectado por las inundaciones del río El Limón

La tragedia de El Limón, como se le recuerda, ocasionó deslizamientos de tierra que además derrumbaron parte de la carretera de Ocumare de La Costa. Los daños causados aún son incuantificables, pero se calcula que unas 300 personas fallecieron y un número similar desapareció entre las aguas y el lodo.


Participa en la conversación