Buscan al dirigente de Voluntad Popular en las casas de sus familiares cercanos, luego de que el ministro Reverol confirmara la existencia de una orden de detención en su contra.

Maracaibo. La búsqueda de Lester Toledo, dirigente zuliano de Voluntad Popular (VP), por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se volvió intransigente. Yenny Chacín, su esposa, contabiliza cuatro allanamientos a viviendas de la familia del líder opositor por acción del organismo de seguridad.

Luego de que Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia, confirmara la orden de detención en contra de Toledo, el procedimiento del Sebin se agudizó. En horas de la tarde del miércoles 31 de agosto, Chacín denunció a través de su cuenta en Twitter que los agentes que custodiaban —desde la requisa del pasado domingo— el edificio donde reside, volvieron a ingresar al inmueble sin autorización y sin permitir la presencia de los vigilantes.

“Quede claro que salí de allí con mi hija y cualquier cosa que se aparezca en la casa es porque ellos quieren meter la prueba que no tienen. Quieren culpar a @LesterToledo de un delito que no ha cometido y como no tienen la prueba la quieren sembrar como hicieron con Yon”, expresó la pareja de Toledo.

Otros funcionarios permanecían apostados en la casa de los padres de Chacín, lugar en el que esta se resguardaba junto con su hija. Cerca de las 4 de la tarde, allanaron esa vivienda para su investigación. Posteriormente, se trasladaron al domicilio de una prima de la cónyuge del dirigente para vigilar sus adyacencias.

El foco se fijó después en la residencia de los padres de Toledo, ubicada en el sector San Miguel dos horas más tarde. Allí se suscitó el cuarto allanamiento y tampoco mostraron ningún tipo de orden que autorizara el procedimiento.

Lee también
Lester Toledo asistirá a Toma de Caracas a pesar de su persecución

La dirección regional de VP rechazó las declaraciones del mayor general Reverol. “Las declaraciones del Ministro de Interior, Justicia y Paz, en las que acusa al diputado del Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ), Lester Toledo, de asociación para delinquir y financiamiento al terrorismo carecen de argumentos, pruebas y sentido”, reza un comunicado emitido por su oficina.

Responsabilizan al presidente Nicolás Maduro y a Francisco Arias Cárdenas, gobernador del estado Zulia, por la integridad física de Toledo, su familia y los demás representantes del partido en la región.

Describen como “una olla contra el partido progresista” el conjunto de acciones que se han llevado a cabo esta semana, como la detención de los líderes Yon Goicochea; el traslado de Daniel Ceballos; Alexander “El Gato” Tirado y Raúl Baduel a cárceles del país; así como de la orden de aprehensión contra Warner Jiménez y el allanamiento de la casa de Delson Guarate.

Foto referencial


Participa en la conversación