Suspenden visitas en calabozos para prevenir contagios de COVID-19

en calabozos

En los centros de detención preventiva de Polibaruta y Polichacao sí se mantienen las visitas pero tomando las medidas de prevención. El mandatario Nicolás Maduro confirmó este 15 de marzo siete nuevos casos de coronavirus. La cifra de contagiados aumentó a 17.

Caracas. Desde el sábado 14 de marzo suspendieron las visitas en los centros de detención preventiva de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) ubicados en La Yaguara, El Valle y Boleíta, para prevenir contagios de COVID-19. 

Según Una Ventana a la Libertad, en los calabozos solo recibirán el agua y los alimentos que le lleven familiares a los detenidos.

El presidente Nicolás Maduro dijo la tarde de este domingo 15 de marzo que había siete nuevos casos. Ya suman 17 enfermos en el país desde el viernes 13 de marzo, cuando la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, anunció oficialmente la llegada del virus al país. 

Las celdas de Boleíta son las más hacinadas del Área Metropolitana de Caracas, con más de 1000 detenidos y una capacidad para 300 personas. Los familiares denunciaron a Crónica.Uno que hay gran cantidad de contagiados con tuberculosis, desconocen la cifra exacta y oficialmente no hay información, también hay casos de sarna y enfermedades estomacales.

El viernes 13 de marzo los parientes contaron que en los calabozos no hay agua ni condiciones para mantener una buena higiene. Los presos hacen sus necesidades en bolsas y envases plásticos.  

[irp posts=»170244″ name=»¿Qué sabemos del coronavirus?»]

El informe anual de la ONG indicó que el hacinamiento es uno de los problemas más graves de los calabozos, que genera el rápido contagio de enfermedades y hechos de violencia. Al finalizar 2019 había 19.091 personas en estos centros, diseñados para albergar a detenidos por un lapso de 48 a 72 horas, pero su capacidad era para 6448. Esta investigación la realizaron en 238 calabozos de 15 estados. 

El problema es más profundo de suspender las visitas o no, ya ellos están aislados de por sí y si no llega nadie con el virus, es muy difícil que se contagien. El hacinamiento y las altas cifras de enfermos con tuberculosis empeoran la situación, prácticamente hay una epidemia de tuberculosis en los calabozos, dijo Carlos Nieto Palma, coordinador de una Ventana  a la Libertad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia por el COVID-19, el miércoles 11 de marzo. El brote estalló en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

Los síntomas más comunes son fiebre, cansancio y tos seca. Según la OMS, algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Aproximadamente 80 % se recupera y una de cada seis personas desarrolla una enfermedad grave. 

Maduro anunció que a partir de este lunes 16 de marzo, a las 5:00 a. m., entran en cuarentena los estados Miranda, Distrito Capital, Zulia, Táchira, Cojedes, Vargas y Apure. 

Policías municipales con restricciones 

En el centro de detención de la Policía del municipio Baruta no han suspendido las visitas. El secretario de Seguridad Ciudadana, Manuel Tangir, dijo que este domingo 15 de marzo permitieron el ingreso de los familiares, pero con mascarillas. Los funcionarios también han empleado el uso de tapabocas y guantes. 

Se están tomando otras medidas como el uso del gel antibacterial. Es importante que la comunidad entienda que deben quedarse en sus casas, en el caso que deban salir que lo haga un solo miembro de la familia. Debemos tener conciencia ciudadana y entender que es la mejor forma de evitar el contagio, dijo. 

En Polichacao tampoco suspendieron las vistas, pero igualmente están tomando las medidas preventivas. 

Anzoátegui, Falcón y Aragua 

En el estado Anzoátegui restringieron las visitas en la cárcel de Puente Ayala y en los calabozos policiales, indicó José Camacho, corresponsal de Crónica.Uno. La medida se implementó desde el pasado 14 de marzo.

Mientras que en el estado Aragua suspendieron las visitas en los centros de detención preventiva. Los familiares solo pueden ir a llevar alimentos a los detenidos. Extraoficialmente, se conoció que a los funcionarios del estado les dieron mascarillas para evitar el contagio.

Mientras que en Falcón también fueron suspendidas las visitas. En un reporte de Una Ventana a la Libertad se conoció que tratan de evitar que tanto los detenidos como los policías se contagien de COVID-19.


Participa en la conversación