Las clases continuarán a distancia, virtuales y con las asesorías pedagógicas en la semana de flexibilización, informó Alicia Boscán, presidenta de la Asociación Venezolana de la Educación Católica.

Caracas. El 11 de enero se iniciará el segundo momento del año escolar 2020-2021. Los estudiantes, después del receso por Navidad y Año Nuevo, continuarán con clases a distancia, virtuales y las asesorías pedagógicas en la semana de flexibilización, informó Alicia Boscán, presidenta de la Asociación Venezolana de la Educación Católica (AVEC), organización que cuenta con 1090 centros educativos afiliados.

El 13 de marzo de 2019 las clases presenciales se suspendieron en el país por la COVID-19. Hasta el 4 de enero, el país registra 114.407 casos confirmados y 1038 fallecidos. Siete meses después, los planteles comenzaron a abrir sus puertas para recibir a los estudiantes en pequeños grupos en un plan que Nicolás Maduro llamó “asesorías pedagógicas”.

“Aún no se habla de clases presenciales. Por ahora, el segundo momento escolar será a distancia”, aseguró Boscán. Informó que este lunes la viceministra de Educación, Ronsángela Orozco, inició con las asociaciones de educación privada (Cavep, Andiep y AVEC) una fase de consulta para generar nuevas propuestas y continuar el segundo lapso. Según la Unesco, en Venezuela hay 8.989.863 estudiantes afectados por el cierre de escuelas y universidades.

“Una de las preocupaciones es que no se puede llegar a todos los estudiantes por la conectividad, hay que ingeniarse con otros métodos. No sabemos tampoco si los métodos están siendo los mejores, si los muchachos están aprendiendo”, opinó Boscán. El 21 de abril Nicolás Maduro afirmó que solo 44 % de los estudiantes tenía acceso a los contenidos educativos por internet.

Lee también
Ministerio de Educación evalúa preparar el retorno parcial al aula

No solo preocupa lo académico. Boscán piensa en los niños que tenían asegurado un plato de comida en la escuela y no lo tienen. También le preocupan los docentes que no van a regresar al aula por dedicarse a otras actividades; los salarios de los maestros no superan los 10 dólares al mes. “Otra preocupación es el aumento de abuso psicológico y sexual por estar en casa encerrado; la escuela era un ambiente seguro y de orientación que no podemos tener ahora”, agregó.

Foto referencial: Luis Morillo


Participa en la conversación