El tipo de cambio varió durante el año. Sin embargo, a partir de noviembre el dólar, tanto en el mercado oficial como en el paralelo, experimentó un alza más acelerada. Del 2 de enero al 2 de diciembre el dólar oficial aumentó 1974,36 %. En ese mismo periodo la divisa en el mercado paralelo subió 1482,27 %.

Caracas. En 2020 se mantuvo en Venezuela la dolarización transaccional. Un proceso de facto que comenzó a mediados de 2018 con la despenalización de la ley de ilícitos cambiarios y que se masificó en 2019. Los expertos aseguran que en economías hiperinflacionarias este es un mecanismo espontáneo al que recurre la población, debido no solo al deterioro de la moneda de curso legal, sino también a lo engorroso que se vuelven las transacciones. 

En octubre de 2019 un estudio de Ecoanalítica sobre dolarización reveló que 53,8 % de las operaciones que se hicieron en el país fueron con una moneda distinta al bolívar. Las mediciones posteriores, de febrero y julio de 2020, mostraron que la proporción se ubicaba alrededor de 60 %, una cifra que se mantuvo en ambos estudios. El economista Asdrúbal Oliveros explicó, en un foro realizado en noviembre por la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela, que las transacciones en divisas alcanzaron un tope este año. 

El tipo de cambio varió durante el año. Sin embargo, a partir de noviembre el dólar tanto en el mercado oficial como paralelo experimentó un alza más acelerada. Del 2 de enero al 2 de diciembre el dólar oficial aumentó 1974,36 %. En ese mismo periodo la divisa en el mercado paralelo subió 1482,27 %.

El aumento acelerado del dólar hizo que el 25 de noviembre la ministra de Economía y Finanzas, Delcy Rodríguez, anunciara que las transacciones en divisas dentro de una entidad financiera pagarían un impuesto superior al de las grandes transacciones en bolívares. Los límites para las transferencias electrónicas y tarjetas de débito en bolívares también fueron ampliados.

Por dos años consecutivos el dólar en el mercado oficial subió más que en el paralelo. En 2019 el dólar que cotiza el Banco Central de Venezuela aumentó 4098,41 %, mientras que en el mercado negro el alza fue de 1539,82 % ese año.

Las autoridades continúan permitiendo la circulación de divisas. No obstante, este año aplicaron controles a productos bancarios en monedas extranjeras. Banesco, por ejemplo, suspendió temporalmente su cuenta verde y los cajeros de AKB Fintech, que entrarían al mercado en noviembre para dispensar dólares en efectivo, fueron echados para atrás; según informó la compañía en un comunicado se debió a “la confusión que generó en el país” la entrada del producto. 

La dolarización llegó a las bombas

A partir de junio de 2020 las estaciones de servicio comenzaron oficialmente a recibir pagos en divisas, luego de que el gobierno de Nicolás Maduro aumentara el precio de la gasolina a $0,50 en estaciones “premium” o dolarizadas. Otro litro de venta subsidiada quedó en 5000 bolívares. En el año la escasez de combustible empeoró en todo el país motivado a la baja producción y las sanciones que pesan sobre la industria.

El 26 de noviembre el dólar llegó al millón de bolívares y desde entonces se mantiene en ese promedio, tanto en el mercado oficial como en el paralelo. Hasta ahora el uso de monedas distintas al bolívar sigue siendo común en la calle para el pago de bienes y servicios. Los precios de la carne o cualquier alimento están marcados en dólares en los abastos y supermercados. Las facturas también ya reflejan el signo de la moneda que se impuso ante el bolívar. 

Foto principal: Luis Morillo/Crónica.Uno

Lee también
Falta de dólares y bolívares hace que los comerciantes pierdan clientes y los obliga a comprar el “sencillo”

Participa en la conversación