El Sindicato Único de Transporte de Carabobo aseguró que están en desacuerdo con el pasaje electrónico, porque deben costear el pago de la máquina que se ubica en 400 dólares. Otra razón para el rechazo de la implementación de este nuevo sistema es que de cada pasaje les descontarán 8 %.

Valencia. Luego de que Nicolás Maduro anunciara el pasado 12 de enero, durante la presentación de su Memoria y Cuenta, que está adelantando trabajos para que el cobro del pasaje del transporte público en el país sea digital, a través de las herramientas VeTicket y VePOS, transportistas del estado Carabobo dicen no al cobro digital, pues implica un gasto adicional y además aseguran que no resolverá los problemas del sector.

Marleny Campos, secretaria de finanzas del sindicato Único de Transporte del Estado Carabobo, sostuvo que las máquinas que serían instaladas en cada unidad colectiva tienen un costo que ronda los 400 dólares, además, una vez instalado el aparato les descontarán 8 % sobre el costo del pasaje: deberán dejar 3 % a la empresa digital y 5 % a la banca.

No estamos de acuerdo con el pasaje digital, ya que eso va generar muchos más gastos a los transportistas. El precio de la (máquina) es en dólares, y realmente no se va usar y no va a funcionar, porque cuando se implementó en el pasaje estudiantil no funcionó, y la realidad económica del país está más crítica”, dijo Campos.

En relación con el 8 % que se les va a descontar de cada pago por pasaje, manifestó que esta acción solo generará más empobrecimiento de los transportistas. Tampoco cuentan con los recursos para adquirir la máquina digital para recibir el pago. Ante ello, pidió al Ejecutivo de Nicolás Maduro que apruebe el anclaje del pasaje en dólares, pues a su parecer, el sector transporte es el más golpeado porque no tienen tasado su servicio en divisas.

Otra solicitud que hizo la transportista es que se resuelva el problema de escasez de combustible. En la entidad solo fue asignada una estación de servicio para surtir a los transportistas, ubicada en las inmediaciones del Terminal de Pasajeros Valencia.

“Un carro que echa gasolina cada dos semanas, cómo va a hacer ese conductor para pagar esa maquinita, lo que nosotros queremos es que el Gobierno nos resuelva el problema del combustible porque no es posible que nosotros tengamos una sola estación para surtir y tengamos que hacer cola durante la madrugada para abastecernos. Nosotros desde ya le decimos no al pasaje digital, no queremos esas maquinitas ni tarjeta, queremos que el pasaje se cancele en efectivo”, recalcó Maleny Campos.

Algunos usuarios de transporte público se quejan porque al cancelar en divisas, el vuelto que reciben ni siquiera llega al costo que tiene estipulado el Banco Central de Venezuela. Tampoco respetan las medidas de bioseguridad, pues cargan repleta de personas las unidades colectivas.

Solangel Pérez aseguró que ha pagado su pasaje, que cuesta 100.000 bolívares, con un dólar, y solo le dan de vuelto 900.000 bolívares.

“Yo no entiendo esto, cuando un dólar cuesta más de 1.600.000 bolívares, porqué me dan menos. Si uno se queja, entonces te maltratan, por todos lados sale perdiendo el usuario, porque las camionetas son escasas y debemos montarnos sin respetar el distanciamiento por el COVID-19”.

Lee también
Escasez de buses y paradas abarrotadas se notan cada vez más en La Guaira

Participa en la conversación