Uso de capacidad instalada en el sector industrial sale del estancamiento de 20% y sube a 23%

capacidad instalada

En el primer trimestre de este año la industria operó a 19 % de su capacidad, en el trimestre siguiente llegó a 21 % y, finalmente, en este último trimestre sube a 23 %, el mejor puntaje desde 2019, revela una encuesta de Conindustria.

Caracas. La utilización de la capacidad instalada del sector industrial se había mantenido estancada entre 19 % y 20 % desde el año 2019. La crisis económica provocó que las industrias operaran al mínimo de su capacidad y hoy no igualan ni de cerca a países como Brasil, Colombia o Argentina. Sin embargo, en el tercer trimestre de este año el sector logró superar la barrera en la que estaba desde hace dos años y registra una utilización de la capacidad instalada de 23 %. 

La baja demanda de pedidos, el excesivo cobro de impuestos o la escasez de combustibles son algunas de las razones que impiden que la industria nacional pueda ser más eficiente. Las constantes fallas de los servicios públicos también se suman a la lista. No obstante, la dolarización y la relajación de los controles por parte del gobierno le han dado oxígeno a la economía y ya varios sectores muestran signos de recuperación. La industria de alimentos y de medicinas son dos de las que registran una recuperación más rápida. 

En el cuarto trimestre de 2012 la industria registró una utilización de la capacidad instalada de 60 %, desde entonces mostró una caída sostenida. En el primer trimestre de este año la industria operó a 19 % de su capacidad, en el trimestre siguiente llegó a 21 % y, finalmente, en este último trimestre sube a 23 %, el mejor puntaje desde 2019. Los datos los divulgó este miércoles 17 de noviembre la Confederación de Industriales Venezolanos (Conindustria).

El promedio de utilización de la industria venezolana está lejos de otros países de la región. Brasil, por ejemplo, opera con una capacidad instalada de 82 %, Colombia de 81 % y Argentina de 64 %. A pesar de que América Latina se vio particularmente afectada por la pandemia ninguno de estos países cayó a niveles drásticos.

Entre los sectores que hacen uso de una mayor capacidad instalada está el de alimentos, bebidas y tabaco, que pasó de 24 % en el segundo trimestre a 31 % en el tercero. Químico y farmacéutico pasó de 21 % a 25 % en el mismo período, caucho plástico de 23 % a 26 %, maquinaria y equipos eléctricos de 22 % a 25 % y caucho y plástico de 23 % a 26 %. 

Los sectores que registran un peor desempeño de la utilización de la capacidad instalada en el tercer trimestre son: otras industrias manufactureras (10 %), automotor y autopartes (12 %), producción de metal (14 %), madera y papel (16 %). Sin embargo, en general la mayoría de los sectores muestra una mejora al comparar el tercer trimestre frente al segundo.

“Lo importante es mantener esta capacidad instalada y que genere consecuencias inmediatas, como que esto se vea reflejado en el empleo y en los salarios”, dijo Luigi Pisella, presidente de Conindustria, en un encuentro virtual con los medios. El vocero explicó que la fuente de empleo ha mejorado o en algunos casos se ha mantenido con apenas una recuperación de 2 % de la capacidad instalada.

El sector asegura que es uno de los que mejores remuneraciones ofrece. En lo que va de año registran un aumento salarial de 60 %. Un obrero gana 125 dólares, un profesional $254 y un gerente $524. En la gran empresa es ligeramente superior, mientras que en la pequeña empresa las remuneraciones son más bajas.

La industria aspira a mejorar su desempeño, sin embargo, Luigi Pisella apuntó que para que el crecimiento sea sostenible deben adoptarse políticas públicas que favorezcan la producción nacional y medidas que recuperen el poder adquisitivo de la población.

Los precios petroleros han repuntado esto ayuda a que el Estado genere mayores ingresos, pero el primer problema que tenemos es la inflación y hasta que no se ataquen los problemas van a seguir. No existe una solución mágica, así se apliquen todas las soluciones, nos tomará años salir de esto; pero sí, definitivamente, nuestra meta es ir recuperándonos paulatinamente y que este crecimiento sea sostenido, dijo el presidente de Conindustria.

Pisella señaló que las autoridades han prometido mejorar el despacho de combustibles, en ese sentido, indicó que la oferta de gasolina ha mejorado, mientras que el gasoil sigue con fallas. El sector requiere 30.000 barriles diarios de gasoil, según cálculos de Conindustria. En especial porque 48 % de las empresas indica usar plantas eléctricas a gasoil, gasolina o gas.

En esta última encuesta 39 % de las empresas consultadas opinan que la situación económica se encuentra algo mejor y que esta tendencia se mantendrá por los próximos 12 meses. Las inversiones de las grandes y medianas empresas se mantuvieron, a excepción de la pequeña empresa, donde la mayoría asegura que sus inversiones en el tercer trimestre fueron menores.


Participa en la conversación