Del bosque más grande del mundo cultivado por el hombre solo quedan 110.000 hectáreas de las 600.000 que se sembraron. 200.000 se quemaron y otras han sido deforestadas indiscriminadamente. Mavetur (Maderas de Venezuela y Turquía) entre 2018 y 2019 no plantó ni un solo árbol, pese a que así lo establecía el convenio con el cual se creó esta empresa mixta. La destrucción de Uverito también significó, en parte, el cierre de medios impresos en el país. 

Monagas. Ubicado al sur del estado Monagas, Uverito fue considerado uno de los bosques más grandes de Venezuela y del mundo, con al menos 600.000 hectáreas de pino caribe sembradas por el hombre. Uverito se convirtió en uno de los motores forestales más exitosos del país.

En 2019, el fuego arrasó 200.000 hectáreas, otras han sido deforestadas indiscriminadamente y ahora, de este bosque artificial creado a mediados de los años sesenta del siglo XX solo quedan 110.000 hectáreas productivas.

El éxito de este bosque propició en 1969 el apoyo de la Corporación Venezolana de Guayana y del Ministerio de Agricultura, así como la creación de la Compañía Nacional de Reforestación. Y en 1975, para dar continuidad al proyecto, se oficializó una alianza con CVG que determinó la creación de CVG Proforca (Productos Forestales de Oriente). Para 1985 Uverito rompió récord con más de 35.000 hectáreas de pino sembradas anualmente.

uverito
Los trabajadores de Maderas del Orinoco no cuentan con los implementos para apagar los incendios. Foto: Cortesía.

Pero hoy, de acuerdo con lo expresan los trabajadores de Maderas del Orinoco, la empresa ha ido en decadencia con el pasar de los años, situación que se replica en el bosque. Destacaron que alrededor de 44 aserraderos han sido cerrados por falta de inversión y atención. 

Con el mandato del oficialismo empezó el declive, pese a que en 2012 Hugo Chávez transformó a Proforca en Maderas del Orinoco. Otorgó 220 millones de dólares para reforestar el bosque y engrandecer los viveros, de manera que la empresa compitiera en el mercado maderero con las grandes de Brasil y Chile dedicadas a la misma tarea. El objetivo no ha sido cumplido.

En 2013, Chávez aprobó 323 millones de dólares para el desarrollo del Plan Integral Nacional de Maderas del Orinoco, 2013-2030. El objetivo era la ampliación de proyectos de establecimiento de plantaciones forestales, para cubrir una superficie de 2 millones de hectáreas, lo que colocaría a Venezuela como uno de los principales países con grandes extensiones de bosque en América del Sur. Para la fecha de publicación de este trabajo, Uverito cuenta únicamente con 110.000 hectáreas.

El fuego arrasador

Hasta 2018 la cantidad de hectáreas de pino contabilizadas en el bosque de Uverito era de 600.000, pero la situación se hizo más precaria en 2019 cuando se quemaron alrededor de 200.000 hectáreas de plantación de pino, entre ellas 60.000 con edades superiores a los 20 años de sembradas.

A juicio de William López, secretario de prensa y propaganda del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Forestal (Simtraemfor), se puede llamar “muerte por regresión del pino”, que no es más que la muerte de copa a raíz de un pino, debido a la falta de cuidado tras su plantación.

Mayormente los incendios se producen cuando estamos en período crítico (verano). No se pueden controlar, sofocar o apagar por la falta de equipos para combatir incendios forestales, incluso no hay uniformes para los bomberos. En un período crítico puede haber incendios a diario, destacó.

López explicó que en un solo incendio se destruyeron más de 15.000 hectáreas.

Una alianza como guillotina

Para febrero de 2018, bajo el decreto número 3667 y en Gaceta Oficial 41588, se creó la empresa mixta Mavetur (Maderas de Venezuela y Turquía). En el convenio se estableció que Maderas del Orinoco tendría 51 % de las acciones mientras que Glenmore Proje Insaat dispondría de 49 %.

Se estableció que la empresa Mavetur se encargaría de la reforestación de un porcentaje del bosque; sin embargo, durante 2018-2019 no se plantó ni un solo árbol. Por el contrario, los empleados de Maderas del Orinoco denunciaron que Mavetur solo se ha dedicado a la deforestación del bosque para exportar la madera.

“La empresa Mavetur encargada de la explotación de pino, solo promovió la deforestación indiscriminada, y cuando digo indiscriminada hago referencia a que cortan el árbol que sirve y el que no. Antes de cortar un pino debe haber un estudio que permita determinar si los árboles cumplen los parámetros para ser cortados. Eso no lo están haciendo”, comentó López.

Otra denuncia que hicieron tiene que ver con que Mavetur está comercializando la madera sin hacer ningún tipo de inversión.

“Esta empresa (Mavetur) es una máquina de crear pobreza. No ponen nada y se llevan todo. Botan a los trabajadores con un mínimo de prestaciones. No cumplen con los beneficios contractuales y exigen un trabajo al día, explotándonos”, precisa López

En los casi dos años que tiene Mavetur instaurada se ha quemado más de 45 % del bosque, lo cual pone en riesgo la sustentabilidad de Maderas del Orinoco.

De 44 aserraderos solo cuatro trabajan y lo hacen a media máquina por falta de suministros. Algunos de los grandes complejos industriales que se encuentran cerrados son: Anca, Masisa, Pupaca, Trillium, Orinoco Woods Ship y Cimla.

Medios sin papel

Para 2005 en una transmisión del programa Aló Presidente, Hugo Chávez expropió la empresa Venepal y creó Invepal (Industria Venezolana Endógena de Papel), la cual se encargaría de la producción de papel en el país. Destacó que esta empresa abastecería la gran demanda de papel periódico en la nación. 

Uverito formaría parte de este plan presidencial; sin embargo, fuentes internas de Maderas del Orinoco afirmaron que el proyecto nunca se concretó.

Durante el mismo año se estableció otro proyecto estadal en Uverito, este vendría con el nombre de Pulpaca (Empresa de Pulpa y Papel C. A.) que generaría 250 toneladas métricas de papel. “Eso jamás sucedió”, revelaron fuentes internas. Hoy día, Pulpaca tiene alrededor de seis años paralizada.

López informó hace aproximadamente cinco años, 7000 metros cúbicos de pulpa de papel provenientes de Uverito se perdieron en el Puerto de La Guaira.

El bosque de Uverito representaba una esperanza para la prensa escrita nacional, pero estos proyectos no concretados ocasionó la agonía de gran cantidad de medios impresos.

De acuerdo con Espacio Público, en su informe Las Zonas Silenciadas en Venezuela, de fecha 2 de mayo de 2019, a inicios de 2013, cuando Nicolás Maduro recién llegaba al poder, circulaban 113 impresos y para agosto de 2018 solo quedaban 64 en todo el país y los que aún se mantienen en circulación han reducido sus páginas para administrar la materia prima. 40 medios dejaron de circular desde 2013, desde que Nicolás Maduro está en el gobierno.

uverito
52% de la nómina de Maderas del Orinoco ha sido despedida de manera injustificada, Foto: Cortesía.
Maderas del Orinoco incumple derechos laborales

En los últimos días, trabajadores de Maderas del Orinoco han denunciado públicamente la situación en la cual se encuentra la empresa. Destacaron que se han realizado despidos injustificados.

Además incumple con beneficios contraídos con los trabajadores como la falta de transporte y la pérdida de trabajos directos por cierre de los aserraderos. Los trabajadores han alzado su voz para exigir solución a estos problemas.

Son alrededor de 744 los puestos de trabajo que se han perdido por despidos injustificados y cierres de plantas de aserríos, lo que representa 52 % de la nómina que se calcula en 1400 empleados.

Las carencias y despidos colectivos han llevado a los trabajadores a tomar acciones. El pasado 4 de diciembre se trasladaron hasta la Inspectoría del Trabajo en Maturín para exigir una aclaratoria sobre los despidos masivos que califican como injustificados.

Lee también
Detenidos 6 jóvenes por realizar jornadas de desinfección contra la COVID-19 en La Victoria

Participa en la conversación