Venezolanos reviven en otras tierras la crisis por la que huyeron de su país (I)

La crisis interna que viven países como Chile, Ecuador y Argentina no ha desestimulado la llegada de venezolanos que huyen de su nación en búsqueda de una mejor calidad de vida. Algunos llegan para chocar de frente con xenofobia, explotación laboral o crisis económica. Crónica.Uno convocó a un grupo de periodistas venezolanos para que contaran cómo viven los coterráneos que decidieron emigrar la situación que atraviesan sus países de acogida.

Caracas. Más de 4,5 millones de venezolanos deambulan por el mundo buscando las oportunidades que su país les niega. Hiperinflación, fallas o carencia total de servicios públicos, deterioro de los servicios de salud, depauperación de la calidad de vida y libertades y derechos cada vez más vulnerados son algunas de las características que configuran la Emergencia Humanitaria Compleja que cada día arroja a miles de connacionales fuera del país.

La huida no cesa, cada día 5000 personas deciden dejar atrás la emergencia humanitaria que se vive en Venezuela como consecuencia de la crisis económica y política. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha dicho que se trata del desplazamiento más grande en la historia reciente de América Latina, solo superado por Siria, nación que vive en guerra desde 2011.

Por su parte, la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo que 7 % de los venezolanos ha abandonado el país y las principales razones son escasez de alimentos y medicinas, inseguridad y persecución política.

La región ha sido el principal destino de los venezolanos, que emprenden largos trayectos a pie, en colas –aventones– o buses, en busca de protección y calidad de vida. Colombia es el primer receptor y alberga a 1,4 millones. Le sigue Perú, con 860.000; en Chile hay unos 371.000, y en Ecuador, 330.000. Estos tres países desde junio exigen visa para el ingreso de venezolanos. En Brasil se contabilizan 212.000.

Lee también
Entre mayo y noviembre de 2019 huyeron solos a Brasil 529 niños venezolanos

Sin embargo, las crisis internas de cada uno de esos países afectan el panorama de los migrantes. Muchos venezolanos reviven situaciones que creían haber dejado atrás. En Ecuador, las manifestaciones por medidas económicas puntuales les hicieron evocar las colas –filas– para comprar gas o los llevaron nuevamente a experimentar terror por la violación de derechos humanos durante la represión de las protestas. La crisis argentina, que devolvió al kirchnerismo al poder, reaviva el miedo político o vacía los bolsillos. En Chile, días de protestas por razones que van más allá del incremento del precio de pasaje en Metro han llevado al anuncio de una constituyente, y en Perú la xenofobia y la explotación laboral hacen que algunos coterráneos estén pensando en devolverse o seguir su camino más al sur.

Pese a las crisis que se viven en países de Latinoamérica, la salida de venezolanos no cesa.

En Crónica.Uno convocamos a cinco periodistas venezolanos, que también agarraron sus maletas y se fueron, para que nos contaran de primera mano lo que viven sus coterráneos, o ellos mismos, en medio de crisis que en algunos momentos les recuerdan demasiado las razones por las que se fueron de Caracas, Maracaibo, Barquisimeto o cualquier otra ciudad o pueblo del país.


Participa en la conversación