11 países acuerdan aceptar documentos de viaje vencidos a desplazados venezolanos

Representantes de 11 países se comprometieron a seguir garantizando el acceso a la educación, la salud, la justicia y el empleo a los migrantes. Afianzarán campañas contra la xenofobia. Exhortaron a Venezuela a permitir asistencia humanitaria. Entretanto, en Washington alistan detalles para reunión de este miércoles del Consejo Permanente de la OEA para discutir sobre la misma situación.

Caracas. En la segunda y última sesión de la cumbre regional sobre la crisis migratoria generada por el desplazamiento forzado de venezolanos, que tuvo lugar en la Cancillería de Ecuador, los gobiernos de 11 países expusieron propuestas para la atención conjunta e integral de la situación y aprobaron la Declaración de Quito.

El documento, que consta de 18 puntos, contó con la aprobación unánime de las delegaciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay,

Destaca que en el texto no se utilice el término “desplazados forzosos” como lo ha solicitado la Asamblea Nacional de Venezuela, y en su lugar se refiere a “ciudadanos venezolanos en situación de movilidad humana”.

Entre los aspectos acordados por los países de la región destaca la decisión de “acoger los documentos de viaje vencidos como documentos de identidad de los ciudadanos venezolanos para fines migratorios, de acuerdo con la legislación nacional de cada país”. Esto tomando en cuenta las trabas existentes en Venezuela y en los consulados venezolanos en el mundo para la emisión de documentos de identidad y de viaje.

La decisión se alínea con el acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional el pasado mes de mayo en el que exhorta a la comunidad latinoamericana a facilitar el ingreso y permanencia de los migrantes venezolanos.

Lee también
Largas colas, pernoctas, más burocracia: el adiós al pasaporte "exprés"

Además, ratifican el compromiso de proveer el acceso a los servicios de salud, educación, justicia y empleo, de acuerdo a las posibilidades económicas y legislación de cada país.

Respecto al surgimiento de la xenofobia en algunas regiones, los países acordaron luchar de manera coordinada “contra la discriminación, la intolerancia y la xenofobia e implementar iniciativas y esfuerzos estatales, individuales y/o conjuntos, en dicho sentido”.

Llamado a Caracas

En la declaración de Quito, los gobiernos instan a Caracas a agilizar el otorgamiento de documentos de identidad. Foto cortesía @CancilleriaEC

Los países firmantes de la Declaración de Quito también reiteraron su preocupación por el grave deterioro de la situación interna venezolana “que provoca la migración masiva de venezolanos” y por ello hicieron un llamado al gobierno de Caracas a abrir un mecanismo de asistencia humanitaria “que permita descomprimir la crítica situación, brindando atención inmediata en origen a los ciudadanos afectados”.

Igualmente, le instan a mejorar sus mecanismos para el otorgamiento y renovación de documentos de identidad y otros recaudos necesarios para emigrar, como antecedentes penales, cédulas, partidas de nacimiento, pasaportes y la provisión de apostillas, pues afirman que la carencia de estos documentos dificultan la inserción social y laboral de los desplazados.

Asimismo, exhortaron al gobierno de Venezuela para que acepte la cooperación de los gobiernos de la región y de los organismos internacionales para brindar asistencia a los extranjeros residentes en territorio venezolano.

Los gobiernos participantes se comprometieron a realizar una reunión de seguimiento “enfocada en la crítica situación de los flujos migratorios extraordinarios y crecientes de los ciudadanos venezolanos”, durante la segunda semana de noviembre en Quito. La cumbre inició este lunes y pese a haber sido invitado, el gobierno de Venezuela declinó participar.

En el debate

Los asistentes también se pronunciaron contra la xenofobia. Foto Cortesía @CancilleriaEC

En la jornada de este martes, la delegación de Colombia expuso el impacto positivo generado por campañas contra la xenofobia como el proyecto “Somos Panas” y agradeció el apoyo de la oficina de Acnur para Las Américas para su implementación. Este proyecto utiliza Internet y las redes sociales para generar espacios de encuentro y solidaridad con los desplazados venezolanos, así como difundir las historias de vida de quienes llegan a Colombia huyendo de la crisis venezolana.

Lee también
Jorge Rodríguez asegura que agresiones a venezolanos en el exterior son por “matriz de odio”

María Clara Martín, representante de Acnur destacó que “el trabajo conjunto de naciones y organizaciones internacionales es clave para una respuesta coordinada e integral a los venezolanos en otros países de la región”. En tal sentido agradeció la iniciativa de Ecuador por haber organizado el encuentro.

En paralelo a la cita en Quito, la oficina de Acnur Colombia firmó en Medellín una carta de entendimiento con la Alcaldía de esa populosa ciudad para priorizar trabajo en favor de la población desplazada y refugiada venezolana: “La solidaridad en Medellín hacia venezolanos es destacable; muchos de quienes reciben han sido desplazados”, dijo a través de su cuenta Twitter la oficial de prensa de la agencia internacional Rocío Castañeda.

La OEA se reúne

Entretanto, ya está todo listo para la reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos que se celebrará este miércoles 5 de septiembre a las 2:30 p. m. hora de Venezuela en Washington para “considerar la crisis migratoria originada por la situación en la República Bolivariana de Venezuela”.

Esta reunión se realizará a solicitud del secretario general Luis Almagro y por convocatoria de la presidenta del Consejo Permanente, la embajadora de Costa Rica, Rita Hernández.

El orden del día de la reunión contempla una intervención del secretario Almagro; una presentación por parte María Claudia Pulido, secretaria ejecutiva adjunta para el Monitoreo, Promoción y Cooperación Técnica en Derechos Humanos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; una intervención de Marisol Blanchard, jefa de gabinete de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; y una presentación de Andrew Selee, presidente del Instituto de Política Migratoria, para luego abrir las intervenciones a los Estados miembros.

Lee también
ONU oficializa calificación de refugiados a migrantes venezolanos y designa representante especial

Fotos cortesía @CancilleriaEC


Participa en la conversación