Hasta la tarde de este viernes no habían encontrado a tres hermanos que, según los que participan en el rescate, fallecieron: tienen más de 48 horas sepultados en tierra.

Ciudad Guayana. Todo hace presumir a los que participan en la búsqueda de los hermanos Lender Miguel González Yánez, de 25 años; Jesús Enrique González Yánez, de 21, y Roberto Antonio González Yánez, de 18 años, que al igual que Duque Cañizales, de 27; murieron.

Todos ellos estaban el pasado miércoles, junto con una veintena de personas, trabajando en la mina La Increíble, en El Callao, al sur de Bolívar. Excavaban en la exploración de oro cuando un alud de tierra se les vino encima. Los hermanos y Cañizales quedaron enterrados. Solo encontraron el cadáver de este último.

Desde entonces, la búsqueda no ha cesado. Primero, con los compañeros de los mineros. Luego, desde el pasado jueves, con una comisión de la Policía del Estado Bolívar, según señalan los comunicados de ese cuerpo de seguridad regional.

Lee también
Masacre de Tumeremo destapó guerra por el oro

La mina tiene 50 metros de profundidad. Cuando sacaron a Duque Cañizales lo trasladaron a un hospital, pero llegó sin signos vitales.

El padre de los tres hermanos fue quien ventiló la situación. Él, quien también trabaja en la mina, ha estado en la búsqueda de los desaparecidos.

El sur de Bolívar ha sido noticia este año no solo por este tipo de hechos, sino también por matanzas, como la que ocurrió en Tumeremo a principios de marzo; por el brote de paludismo o por la reaparición de la difteria.

Foto: Cortesía PEB



Participa en la conversación