Mientras en algunas zonas populares arrecia el amedrentamiento, en otros hay gente que asegura que los dejaron por fuera en la entrega de bolsas de comida por haber caceroleado.

Caracas. Las amenazas de que les quitarían el beneficio de recibir en venta bolsas o cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) a quienes participen en manifestaciones opositoras y a quienes no voten el próximo domingo en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ya han comenzado a materializarse.

Zoraida —prefiere que omitan su apellido— vive en Valle Abajo y hace una semana fue objeto de discriminación por razones políticas, como ella misma lo define.

Según comentó, el lunes pasado en la zona donde vive le comunicaron que el viernes siguiente iban a vender la caja Clap, por lo que debían depositar en la cuenta corriente del Banco de Venezuela de la líder del edificio. Sin embargo, a Zoraida le dijeron que no recibiría el beneficio porque ya no figuraba en listado debido a que había estado caceroleando y participando en actividades de la oposición.

Pese a que algunos vecinos de su edificio se solidarizaron y levantaron su voz, la medida se mantuvo y no recibió la caja que fue entregada el viernes, tal como habían prometido.

En otros puntos de Caracas, habitantes reportan que también han sido objeto de intimidación y temen que estas materialicen luego de las elecciones de la ANC.

Sin votos no hay Clap

En Catia, Ángel Cacique, dirigente comunitario de la zona, denunció en el sector de San Isidro los consejos comunales avisaron que no entregaran las bolsas de los Comités hasta que culminen las elecciones de la Constituyente, lo que generó un retraso adicional al tiempo que ya llevan esperando.

Lee también
Saab pidió detener al esposo de Ortega Díaz y a los fiscales del caso Odebrecht por presunta extorsión

Señaló que los vecinos han sido perseguidos y que incluso durante la jornada de votación convocada por la MUD el pasado domingo 16, las filas de personas fueron fotografiadas. Aseguró que esas imágenes serán usadas para excluir a quienes hayan participado.

Entretanto, en Macarao, Carmen Camacaro, dirigente social de la populosa zona, indicó que fueron informados de que solo las personas que posean carnet de la Patria serán beneficiarias de la entrega de la caja de alimentos, casas y otras misiones del Gobierno.

La líder vecinal destacó que los habitantes de Macarao están bajo el asedio de los grupos que administran los Comités, pues graban a las personas que se encuentren en algún tipo de protesta.

En el sector existe una amenaza constante, ahora te graban desde las aceras de tu casa, es un acoso a la comunidad.

Algunos barriadas y urbanizaciones, ante la cercanía de las elecciones de la ANC, han recibido el beneficio dos semanas seguidas.

En este sentido, Camacaro expresó que esta misma semana hicieron entrega hasta de dos bolsas por familia en las jornadas de cielo abierto, cuando estas ventas tardan hasta más de un mes entre una y otra.

En el 23 de Enero, en la comunidad donde se encuentra el Cuartel de la Montaña 4F, un día después del simulacro de votación convocado por el oficialismo y el CNE, los integrantes del Clap de esa zona decidieron —como “castigo”— no venderle pan regulado a los que no asistieron a esa jornada. El argumento fue falta de compromiso revolucionario.

Además hubo amenazas de que quienes no asistan a la votación de este domingo 30 de julio no se le venderá la bolsa de comida. De hecho, esta semana decidieron no hacer el operativo de venta de la bolsa con el objetivo de depurar el censo de escuálidos y traidores que no asistan a la votacion de la Constituyente.

En la comunidad dicen que “lo del Clap está rudo”, cada vez se intensifican más las amenazas de excluirlos de un programa que se diseñó para abastecer a las familias de productos desaparecidos de los estantes de los mercados, que además llegan con retrasos de hasta 50 días.

Lee también
Tarek William Saab investigará supuesta red de “extorsión y chantaje” en la Fiscalía

Julio Diaz, habitante de 23 de enero, teme que a través de los censos que hicieron en el sector identifiquen a las personas que no voten el próximo domingo. “Con este sistema ellos van a intentar discriminar y decidirán a que personas le entregarán los alimentos”, explicó.

A finales de la tarde de este viernes, en algunas comunidades de la autopista Caracas-La Guaira (Tacagua Vieja) se encontraban entregando “apurados” las bolsas del programa comunal.

Los habitantes del lugar informaron que al recibir los paquetes les decían que el domingo tienen que estar temprano en los centros de votación, cada jefe de cuadra estará con un cuaderno verificando quienes son los que han votado, lleven su carnet de la Patria, el que no vote, será sacado del beneficio de las bolsas.

La irregularidad en las entregas 

En varias comunidades los despachos han sido irregulares. Jesús Maita vive en El Paraíso, pero toda su familia habita en Mamera, y contó que desde hace un mes la bolsa de Clap no llega a este sector.

En Antímano, otro popular sector del oeste de Caracas, tampoco llega el beneficio con la regularidad que prometieron los coordinadores de esos Comités. Nos dijeron que nos las entregaban antes del domingo 30 de julio, pero hasta ahora no la hemos visto, aseguró Luis Martínez, habitante de la zona, quien sostuvo que han llegado a pagar hasta 12.000 bolívares y a veces les entregan las bolsas rotas e incompletas.

Cuando se dieron cuenta de que yo participaba en las actividades en contra del Gobierno, me sacaron de la lista del Clap, aseveró Orlando Ruíz, residente de Carapita, un sector en el que durante mayo de 2016 hubo saqueos en algunos locales de venta de comida.

Lee también
“Para darnos el Clap nos hicieron justificar por escrito por qué no votamos para la Constituyente”

Contó que aquí deben pagar hasta 14.000 bolívares por la bolsa y aparte, los miembros del Consejo Comunal les cobran 1500 bolívares para el transporte. Aquí también deben hacer el depósito en el Banco de Venezuela a nombre de Pdval, entregar el voucher y esperar que les envíen un mensaje de texto para que busquen su bolsa.

A diferencia de otros sectores, en estos tres —Antímano, Carapita y Mamera— no los han amenazado con quitarles la bolsa si no votan el domingo, pero vecinos aseguraron que jóvenes que trabajan en el Plan Chamba Juvenil han ido a tocar la puerta de sus hogares para hacerles una encuesta e invitarlos a que participen en los procesos de carnetización.

Con información de Charlie Barrera, Mabel Sarmiento y Norma Rivas 

Foto referencial



Participa en la conversación