El instrumento será trabajado por una comisión multidisciplinaria con participación de los diputados y de abogados. La iniciativa responde al acuerdo aprobado en plenaria el 13 de noviembre, que compromete a la Asamblea Nacional a “construir una transición democrática ordenada e inmediata”. En el debate de este martes se expondrán sus lineamientos. Aún sin definir nuevo jefe de fracción.

Caracas. En la primera sesión plenaria del año 2019, los diputados a la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela darán un “debate sobre la transición política ante la pretendida juramentación inconstitucional de Nicolás Maduro”, prevista para el próximo 10-E.

La discusión, que se enmarca en el mandato del acuerdo aprobado por el pleno el pasado 13 de noviembre, dará pie para la redacción de un proyecto de ley para la transición, revelaron fuentes parlamentarias.

La tarea de la elaboración del proyecto —que ya habría iniciado, según las fuentes— podría ser encargada a la Comisión para la Defensa de la Constitución —que aún no se ha instalado— o a una Comisión Especial Mixta que sería designada el mismo martes.

Esta ley tendría como objetivo la “construcción de una transición democrática ordenada e inmediata” y se enmarca en el propósito, también esbozado en el referido acuerdo de noviembre, de “crear el marco normativo que asegure el cambio político y la vuelta a la vida democrática”.

Es de recordar que el 22 de junio de 2017, la Universidad Católica Andrés Bello, representada en sus directivos y estudiantes, entregó a la AN un anteproyecto de ley para la transición denominada Ley marco de garantías para la gobernabilidad democrática, que pese a haber sido acogido por la junta directiva de ese año, fue engavetada.

Ese proyecto, dijo en su oportunidad el profesor Benigno Alarcón, buscaba “sentar las bases para que la transición no sea entendida como un proceso de negociación restringido que imponga soluciones que no gozan del consenso nacional”, sino que “establece los principios para que cualquier solución que permita el regreso al pleno ejercicio de la democracia se haga de manera consensuada, transparente y conocida por todos”.

Lee también
Diosdado Cabello confirmó que Maduro se "juramentará" ante el TSJ el 10-E

Sin jefe de fracción

Entretanto, pese a que el acuerdo de gobernabilidad parlamentaria está vigente desde diciembre de 2015 y con antelación era conocida la rotación de los cargos directivos para este año, al cierre de esta nota, la fracción de la unidad aún no ha definido quién será su nuevo jefe de fracción, cargo que, por cierto, ocupó Juan Guaidó durante el año 2018.

Fuentes consultadas por Crónica.Uno explicaron que las razones de la tardanza son básicamente dos: por un lado, el bloque de los partidos minoritarios en la AN pasó de 18 diputados y 9 partidos en 2016, a tan solo 6 diputados en 4 partidos al día de hoy.

Por otro lado, trascendió que el diputado a quien correspondería la tarea (Williams Gil, de Cuentas Claras), habría declinado. De ser cierta la versión, debería el cargo definirse entre un diputado de Camina, uno de Prove y tres de MPV.

Otros puntos previstos

La agenda de la primera sesión ordinaria del año contempla otros dos puntos. Por una parte, un acuerdo sobre la creación del fondo de recuperación de activos producto de la corrupción, destinado a la recuperación económica del país. La misma responde, en primer lugar, a un acuerdo aprobado por la AN el 27 de noviembre de 2018, que insta al pleno a propiciar con la comunidad internacional la creación de dicho fondo, y por el otro, al compromiso asumido por el nuevo presidente del Poder Legislativo, Juan Guaidó (VP-Vargas) en su discurso de instalación, el sábado pasado.

Y como último punto previsto en la agenda, los diputados darán un debate sobre la soberanía territorial y petrolera de Venezuela, tomando en cuenta la situación registrada el pasado 21 de diciembre cuando la Armada Venezolana interceptó un buque de exploración sísmica contratado por Guyana, y al hecho de que el Gobierno, a través de Pdvsa, prevé conformar empresas mixtas con potencias extranjeras para explotar petróleo, sin pasar por la Asamblea Nacional.


Participa en la conversación