Antes los planteles eran azotados en temporada de vacaciones, pero ahora los ladrones entran cualquier día sin horario predeterminado. Dejan severos destrozos y al personal docente asustado, pues la acción policial es tardía y poco efectiva, según denuncian los educadores.

Caracas. No hay estadísticas oficiales, pero las denuncias de hurtos en los colegios son frecuentes. Solo en Miranda, de 674 planteles manejados por la gobernación, 150 han sido atacados por el hampa en los últimos seis meses.

El profesor Juan Maragall, exdirector de escuela y actual secretario de Educación de la Gobernación del estado Miranda, dio esa cifra y alertó que la mayoría de los planteles no tienen vigilancia nocturna.

escuelas-2
Hasta las pocetas se llevaron del liceo Fray Pedro de Ágreda.

“Además, los vigilantes son personas que no están armadas y se ponen en riesgo. En donde hemos podido reducir la incidencia es en las zonas donde las comunidades están organizadas y de alguna manera garantizan la seguridad”, expresó.

Según Maragall, las escuelas son la caja de resonancia de la realidad del país: “Están igualmente afectadas como los comercios, las personas y la población en general”.

Lee también
Casi una docena de robos a escuelas del municipio Libertador en lo que va de mes

En los municipios Plaza, Zamora; en Valles del Tuy, en Los Teques, en Barlovento y Petare es donde se registra el mayor número de los delitos.

Es usual, dijo, que en temporada de vacaciones se resguarden las cosas de valor en lugares seguros. Incluso hay casos en los que las maestras se llevan algunos objetos a sus casas. “Bueno para esta fecha esa instrucción se hará más precisa y se cuidará de no dejar comida en los planteles”, sostuvo.

Libertador en el blanco

En el municipio Libertador también los colegios y liceos son blanco de los ladrones. De hecho, los representantes del liceo Fray Pedro de Ágreda, ubicado en la parroquia El Valle, salieron este miércoles a la calle y trancaron la avenida intercomunal a la altura de la calle 16, en protesta por los atracos frecuentes.

El último ocurrió el pasado domingo en horas la noche. Los “rateros” se llevaron hasta el guiso para las empanadas.

“No tenemos ni teléfonos ya. Nos sentimos desprotegidos y asustados pues la acción de la policía es tardía y poco efectiva”, añadió un docente.

esceulas-3
En el liceo Fray Pedro de Ágreda los ladrones están desmantelando la cancha que no fue culminada.

Francis Colmenares, supervisora del Circuito Educativo Sur, y quien se hizo presente luego de la protesta, comentó que ya estaban al tanto de las denuncias y aclaró que venían desarrollando mesas de trabajo, “por eso me sorprendió la manifestación y que los padres tomaran la determinación de suspender las clases”.

Lee también
Hasta pocetas se robaron de la escuela Pedro Felipe Ledezma en Carapita

“Las actividades sí se paralizaron el día miércoles, como medida de presión. Ya son siete hurtos. Además están destruyendo la instalación”, argumentó un representante, mientras los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), con sus uniformes y sus armas en funda, batían una mezcla de arena y cemento para tapar ellos mismos los boquetes dejados por los hampones.

escuelas-4
Este miércoles en la mañana, en El Valle los padres y representantes protestaron por los hechos delictivos.

Pero este no es el único caso en la zona. El colegio de monjas que está al frente también fue visitado recientemente por los ladrones. Como medida preventiva han optado por subir el paredón principal.

Mientras que en el liceo Pedro Emilio Coll, que está a tres cuadras, hace poco encontraron a unos maleantes desarmando unas computadoras. También en la Escuela Técnica Industrial Gregorio MacGregor, de Coche, atraparon a unos sujetos que estaban cargando con todo el equipo de procesadores. En este  caso, el hurto fue obra de un profesor de la institución junto con dos Policaracas.

En el José Ávalos y en Diego de Losada, en la misma parroquia, hubo otras incursiones.

escuelas-5
Un grupo de PNB ayuda a tapar los huecos en un liceo que ha sido atacado en siete oportunidades por el hampa.

La supervisora Colmenares dijo que ya están articulando mesas de trabajo con el Ministerio de Justicia y Paz y, en el caso del Fray Pedro de Ágreda, indicó que se cambiará el vigilante y además se continuará con la construcción de la cancha de usos múltiples —parada hace cuatro años—, en cuyos espacios inhabilitados hacen vida los maleantes.

Fausto Romeo, de la ONG Consenso Educativo y presidente de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados-Caracas, (Andiep), declaró que siete años atrás, los hurtos en los planteles eran más que todo en épocas de vacaciones y tenían como foco a los centros de educación inicial:

“Se llevaban las sillas de aluminio. Luego algunos colegios las fueron cambiando por hierro o madera. Posteriormente, vieron el atractivo en las computadoras. Pero ahora incluso hacen destrozos y se llevan los utensilios de la cocina y la comida. En muchos casos son esos llamados rateritos, pero igual no deja de preocupar, pues estos actos delictivos se están cometiendo cualquier día y sin importar la hora”.

Al respecto, Maragall añadió que debido al alto grado de impunidad estos eventos son más frecuentes y las consecuencias en los planteles son más graves. No descartó un repunte de denuncias a lo largo de la época decembrina.

El interior atacado

Andiep recibió reportes desde Caroní de varios hurtos en los colegios: Lino Valle, Loefling y Los Ollivitos, de donde se llevaron los aires acondicionados.

Mientras que del instituto Los Próceres: el equipo de sonido, las cornetas, el video beam, computadoras y cortaron los tubos de cobre de los aires.

Los docentes denunciaron que a diario roban a mano armada los celulares de los alumnos, las baterías y cauchos de vehículos en adyacencias de plantel.

En el Colegio León Topel, de San Juan de Los Morros, robaron dos veces el pasado año escolar. Los agraviados dijeron que fueron hombres con pasamontañas y armas largas. Golpearon a los vigilantes y cargaron con todos los aires acondicionados, computadoras, impresoras, etc.

En la primera oportunidad la policía recuperó la mitad de las cosas. La segunda vez no.  En los alrededores varias veces han asaltado a las maestras y a algunos representantes en la cola de la salida. Culpan a jóvenes armados en moto.

Otro caso es el del plantel J.F.Torrealba, también de San Juan. Ahí se metieron tres veces el año pasado: la primera en el taller de computación y se llevaron todas las memorias de todos los equipos; la segunda en el depósito de mantenimiento y se llevaron casi todas las herramientas de trabajo; finalmente en una aula de preescolar, hurtaron varios utensilios y luego la quemaron. Eso sin contar los asaltos en los alrededores de la institución.

También en Puerto La Cruz el hampa ha hecho lo suyo. En el colegio Ítalo Venezolano entraron seis veces entre agosto y septiembre. Robaron aires acondicionado, computadora e impuestos de la cantina.

Fotos: Mabel Sarmiento/cortesía representantes del liceo Fray Pedro de Ágreda


Join the Conversation