El doctor Domingo Rodríguez fue sacado del hospital por sujetos vestidos de negro, encapuchados y fuertemente armados, sin orden judicial. También se llevaron a Yan Sandoval, técnico de patología y a un tercer trabajador aún sin identificar. Se desconoce el paradero de los tres trabajadores. Personal médico y de Enfermería protestó.

Maracay. De manera arbitraria, sin explicación, sin orden judicial, esposados, se llevan al jefe de Traumatología y al técnico patólogo, Yan Sandoval, auxiliar de la morgue, sin que los trabajadores del hospital conozcamos las razones de esta detención ni el paradero de ambos.

La denuncia unísona vino de un grupo de trabajadores del Hospital del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) José Antonio Vargas —mejor conocido como La Ovallera— en el estado Aragua, quienes se apostaron en plena vía pública con pancartas en mano, para reclamar, además, una serie de irregularidades que se vienen presentando en ese centro asistencial desde la designación de la nueva directora, la abogada María Eugenia Pérez.

Yoselín Palacios fungió como vocera de las enfermeras y del personal técnico del hospital. Describió como encapuchados, vestidos de negro y fuertemente armados, a los sujetos que ingresaron violentamente al seguro social para “detener” tanto al jefe de Traumatología, al técnico patólogo y a un tercer trabajador aún sin identificar, sin que antecediera una orden judicial. Los trabajadores de la institución presumen que se trata de funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES)

La protesta se inició inmediatamente después de la presunta detención. Sin embargo, los trabajadores del IVSS La Ovallera, aprovecharon para denunciar a la nueva directora del centro asistencial, quien “llega con personal supuestamente de Barrio Adentro y de Corposalud, sin credenciales, a supervisar el trabajo de médicos, enfermeras”.

Ella alega —explica Palacios, refiriéndose a la nueva directora— que se trata de un personal de confianza, que además de no tener identificación alguna, se dedica a supervisar a todo el personal del hospital que no está adscrito a la institución.

El reclamo de los trabajadores también está dirigido a cuestionar la designación de un nuevo subdirector siendo que la titular del cargo, la doctora Iris Mora —de reposo actualmente— no ha sido notificada de su remoción, al igual que con la jefe de enfermeras.

“No se coman la luz” o “voy por la cabeza de quien se coma la luz”, son las advertencias que la nueva directora del IVSS La Ovallera lanza al personal del hospital desde que asumió el cargo hace pocas semanas y que los trabajadores de la institución cuestionan y denuncian.

La protesta también sirvió para que el personal reiterara las pésimas condiciones en las que están laborando en el principal centro asistencial del Seguro Social en Aragua. La doctora Yamajaira Álvarez, adjunta al servicio de psiquiatría fue la vocera del personal médico para insistir en lo “desasistidos que se encuentran todos los trabajadores del sector salud que laboran en este hospital”.

Álvarez explica que han solicitado reunirse con la nueva directora, no solo para reiterarle que el hospital no cuenta con insumos, equipos y personal para atender la gran demanda de pacientes, sino también por  la dramática situación de la infraestructura.

Las cavas de refrigeración de la morgue han presentado fallas producto de las deficiencias eléctricas, lo que ha originado la descomposición de cadáveres y el evidente cuadro de contaminación que se ha propagado a todo el hospital, afectando a trabajadores y pacientes.

Mientras trabajadores del IVSS La Ovallera protestaban en la carretera nacional de Palo Negro, dos funcionarios policiales de Poliaragua intentaban persuadirlos. Un sujeto de civil se encargó de registrar en fotos y videos, no solo la presencia de los trabajadores, sino también de los periodistas.

Foto y video: Gregoria Díaz @churuguara


Participa en la conversación