A la milicia le otorgaron una bonificación por el Día de Rescate de la Dignidad y para ello se autorizó un crédito adicional por 569 millardos de bolívares.

Caracas. El presidente Nicolás Maduro días antes de las elecciones del 20 de mayo aprobó cinco créditos adicionales para el Ministerio de la Defensa, parte de ese dinero fue para cancelar bonos y viáticos a los militares.

De acuerdo con las gacetas oficiales publicadas entre el 14 y 18 de mayo, el Jefe de Estado autorizó recursos por 4,3 billones de bolívares para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Ese dinero se distribuyó en:

  • 1,4 billones de bolívares al pago de un bono para el personal activo que formaría parte del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana que  participó en la ejecución del Plan Nacional de Apoyo al Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) en las operaciones de las elecciones presidenciales.
  • 569 millardos de bolívares para el bono Día de Rescate de la Dignidad destinado a la milicia.
  • 58,6 millardos de bolívares a la bonificación única a todo el personal militar y no militar de la FANB.
  • 583,5 millardos de bolívares a las operaciones de la FANB en el marco del gobierno de calle.
  • 1,7 billones de bolívares a los viáticos de los efectivos que estuvieron en el Plan República.

Desde diciembre del pasado año, el mandatario comenzó a otorgar bonos vía carnet de la Patria. En seis meses dio bonificaciones de Navidad, Reyes, Carnaval, Semana Santa, Día de la Mujer, Día de la Independencia y Día de la Madre. Esquema que se amplió en el marco de la campaña electoral, pues se otorgaron bonos para protección de las familias, embarazas, discapacitados y clase obrera. De hecho, el día de las elecciones —20 de mayo— también se dieron beneficios.

Lee también
Frente Amplio rechaza persecución contra diputados y militares y llama a protestar pacíficamente

Pero esa política oficial afecta en las finanzas y en los precios. Los ingresos petroleros y tributarios no son suficientes para atender los egresos, y el gasto en parte se cubre con la impresión desordenada de bolívares por parte del Banco Central de Venezuela, que impacta en los precios. Ya la inflación hoy en día es de cinco dígitos y pulveriza el salario de los ciudadanos.

Foto referencial: AVN



Participa en la conversación