«La migración es un tema que nos toca a todos»

Encovi 2017: En 58% de los hogares al menos una persona se fue del país | desplazados

El foro «De cuna de oportunidades a país de emigrantes», realizado por Crónica.Uno en la Parroquia Universitaria UCV, tocó la sensibilidad de asistentes que acudieron a buscar respuestas ante el fenómeno social que se vive Venezuela y que representa separación de grupos familiares.

Caracas. «La migración es un tema que nos toca a todos. Se están yendo los vecinos, los amigos, los familiares. Por eso hoy vemos este salón lleno de gente», señaló Isabel Báez, residente del 23 de Enero, quien asistió al foro de Crónica.Uno, y agradeció al portal el abordaje de este tema.

Los asistentes al foro tomaron la palabra no solo para formular inquietudes sino también para contar sus experiencias.

Durante su intervención, Báez se preguntó qué deben hacer las amas de casa, cómo hacer con el presupuesto, cómo alimentar a los hijos y cuáles son las consecuencias en los niños cuando los padres se van y los dejan con los abuelos.

Recomendó a los padres de los jóvenes que se han ido que les den ánimos, que los apoyen, que se comuniquen con ellos, que les den la bendición «que nos cuenten cómo les va por allá, ayudarlos. No esperar a que ellos nos manden un dinero. Esa es la situación que estamos viviendo y Dios quiera que esto pase y se vengan estos jóvenes que se fueron, que se están formando y trabajando«.

Ricardo Sansone, extrabajador del Metro de Caracas, relató cómo la migración ha impactado en la institución.

Lee también
La diáspora venezolana es "desordenada", deja familias monoparentales y refugiados

Es cierto que el personal ha migrado y se ha colocado en muchos sistemas de transporte en Latinoamérica, de hecho, en el Metro de Panamá hay gente nuestra. Tenemos gente en Quebec, en Santiago de Chile. Hay personal muy calificado que se está yendo. Se está quedando el país sin calificación«.

Ricardo Sansone, asiduo asistente a nuestros foros, dijo que el personal del Metro de Caracas ha migrado a América Latina.

Mirian Cuevas, licenciada en Estudios Internacionales, en línea con Sansone, manifestó que le preocupa la situación de las instituciones públicas, el deterioro progresivo del Metro de Caracas. Se preguntó si los organismos del Estado están haciendo seguimiento a la diáspora que se vive en el país.

Kadary Rondón, concejal del municipio Libertador, por su parte expresó que el tema de la diáspora genera distintas emociones en la población.  «La gente se va por necesidad, porque no tiene cómo pagar sus servicios».

Relató que, por ejemplo, en un instituto universitario se han cerrado cuatro pisos del edificio, se han eliminado menciones. Frente a esta crisis, explicó que las autoridades se proponen buscar vínculos con los estudiantes que se fueron para que se gradúen a distancia —defensa de trabajos de grado vía Skype—.

La concejal Kadary Rondón afirma que la diáspora afecta a cada persona si tienen familiares que se van o fueron del país.

Roberto Linares, licenciado en Trabajo Social, representante del centro de formación Jesús Obrero, asistió con 15 jóvenes, algunos de ellos con intención de irse del país. Felicitó a Crónica.Uno por el foro y preguntó cómo se hace para disminuir esa situación de desequilibrio emocional que causa la diáspora en la gente.

Yadiris Bravo, docente y trabajadora social de la Universidad del Zulia, agradeció la información recibida. «Hoy descubrí la misión de este taller. Creo que resistir desde nuestra profesión, desde cada uno de lo que nosotros hacemos, para mí, es un compromiso diario. Hay gente que se acerca a nosotros y nos pregunta qué hacer, pero ¿quién nos entiende a nosotros como profesionales?«.

Para Bravo, «tenemos que buscar palabras de apoyo para el otro, si alguien viene a quejarse, hay que escucharlo. Traatemos de que no se quede en la queja, que se vaya con una palabra de esperanza, motivarlo hacia lo bueno, motivarlo».

Al final de las intervenciones, la psicóloga Siboney Pérez, de Psicólogos sin Fronteras, explicó el tema de la resiliencia como la capacidad que tienen los resortes de volver a levantarse, en tal sentido, al relacionarlo con la gente propone desarrollar la resilencia en lo personal y reconstruir nuevas redes sociales.

«Solos no podemos, tenemos que empezar a sumar, y se está hablando de que la esperanza se enseña, formar la esperanza. No les demos poder para que nos quiten nuestra capacidad de levantarnos. No les demos poder para que nos quiten la esperanza«, dijo Pérez en el foro que se realizó en parroquia de la Universidad Central de Venezuela y estuvo moderado por la periodista Florantonia Singer.

Fotos: Norma Rivas


Participa en la conversación