Finanzas además de realizar colocaciones de títulos en el mercado interno sin aval de la AN, emplea otros canales para levantar fondos.

Caracas. La administración de Nicolás Maduro recurre a todas las fuentes de financiamiento disponibles para cubrir el gasto público, y una de las vías es que los entes oficiales emitan bonos.

La semana pasada, el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) vendió a los bancos públicos y privados “valores financieros” por 2,7 billones de bolívares con vencimiento en el 2022 a fin de atender proyectos.

La convocatoria indica que los recursos se orientarán “al motor de minería. Financiarán proyectos estratégicos definidos en la Agenda Económica Bolivariana”.  Fuentes financieras apuntan que la operación lo que busca es atender el gasto.

Estos papeles ya fueron exonerados del pago de tributos, de acuerdo con una resolución publicada en Gaceta Oficial.

Con esta operación del Bandes, el Gobierno levanta recursos a través del endeudamiento sin tener que pasar por la Asamblea Nacional como ya lo hace con el Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción, el mecanismo que asigna dinero a la Misión Vivienda y que ofrece a las entidades “valores hipotecarios”.

Bajo el argumento de que la Asamblea Nacional está en desacato, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le aprobó en octubre del pasado año al Gobierno la Ley de Presupuesto 2017 y la Ley Endeudamiento con lo cual los diputados no revisaron esos marcos legales.

Para arrancar con las emisiones de la Ley de Endeudamiento, el Ejecutivo necesita el aval del Parlamento, pero a través de la Habilitante de 2015 y el decreto de Emergencia Económica realizó modificaciones legales para evitar pasar por el control de la AN y así, a mediados de julio, aprobó las condiciones financieras de los bonos del mercado interno.

El despacho de las finanzas públicas ya arrancó con las colocaciones de instrumentos por 65 millardos de bolívares. De manera que hace operaciones de crédito público que incumplen con la Constitución.

Fuentes financieras señalan que dichos papeles están siendo ofertados a los bancos públicos, pero agregan que Finanzas está buscando maneras de levantar recursos para atender los pagos de salarios, pensiones y otros compromisos.

La necesidades se deben a que los ingresos petroleros y tributarios son insuficientes para  las obligaciones que enfrenta el Gobierno central, por tal motivo, se plantea vías para endeudarse y ordena al Banco Central de Venezuela (BCV) a fabricar bolívares sin respaldo.

Para esa inyección de dinero que efectúa el BCV a cambio recibe instrumentos de Pdvsa y desde hace algunos meses también del Bandes.

Esa cantidad de dinero que se introduce en la economía presiona los precios, porque una parte va hacia el mercado paralelo y, por ello, la paridad está disparada.

Foto referencial



Participa en la conversación